Los Hechos los Condenan de Susana Sechi

En una Argentina que flota dentro una burbuja inflada por los Kirchner. Suspendida en tiempo y espacio por los aires viciosos de la demagogia y la gaseosa mentira de un régimen nefasto e inhumano, todo resulta imposible de diagnosticar, en tanto el mañana se encuentre condenado a los humores de un psicópata ex presidente cuya codicia le impide ver la traumática realidad.

Condicionando el futuro de 40 millones de almas diseminadas por el territorio argentino, kirchner se escuda en la figura compuesta por el personaje presidencial de su propia mujer, que es quien desde la vaguedad del contexto, se ocupa de ejecutar las perversiones dictadas por el fantástico dilapidador de conciencias y voluntades, ese que al borde del abismo no deja de impartir ordenes para vengarse de ese 70% de ciudadanos que con su voto, el 28 de junio dispusieron sesgar el poder absoluto de ese kirchnerato, que aun en vías de extinción expele ácidos venenosos de destrucción masiva.

A contar por los nuevos anuncios tóxicos de una jocosa Señora enfundada con un traje de presidente prestado la burla y la tomadura de pelo se encuentra a la orden del día, así como las sociedades mafiosas se extienden, el negocio del fútbol abrió una nueva fuente de recursos para el matrimonio y otro manotazo a los bolsillos de los devaluados ciudadanos que deberán desembozar la módica suma de $ 600 millones anuales contantes y sonantes para que todos obtengan los beneficios ??? de fútbol gratis para todos, según así lo reza la propaganda oficial.

“Con fútbol pero muertos de hambre” sería lo más apropiado para evaluar el momento que arrecia a un cuerpo social argentino, que ve diluir sus ingresos por medio de los planes desestabilizadores del real ministro de economía Néstor primero y su troupe de predicadores de la ignominia como participes necesarios de la gran estafa que permitió al cabo de seis años y medio el prostituido enriquecimiento ilícito de la pareja reinante y de sus adláteres de turno, compuesta por sindicalistas, empresarios y oportunistas que se alimentan de la teta gigante del Estado benefactor.

Nada se encuentra librado al azar, el tan amado y podenderado modelo de acumulación de la riqueza y matriz diversificada que tanto declama Cristina kirchner se encuentra en plena apoteosis, claro está que la riqueza acumulada se está distribuyendo entre un grupo de élite encabezado por la pareja gobernante, mientras se destruye la continuidad de la obra pública, se ataca a la agroindustria, la producción agropecuaria y, se paraliza el país bajo la constante amenaza de la patota de Kirchner comandada por Moreno, la Argentina ha dejado de existir internacionalmente como país para la inversión, por su marcada inseguridad jurídica e incluso por las políticas caprichosas de exportación con que se insiste como castigo a las exportaciones derivadas de los productos agropecuarios. Un espacio aprovechado a máximo por los vecinos gobiernos de Chile, Brasil y Uruguay.

Complicado todo esto por los aires estatistas del matrimonio que ha condenado a los argentinos a subsidiar a Aerolíneas Argentinas con más de 10 millones diarios, que de ser utilizados para cumplir con los reales deberes y obligaciones del Estado se podrían cubrirlas necesidades básicas de muchas familias, en cambio son repartidos para alimentar la corrupción, mientras se reduce el presupuesto de las FFAA al 50%, dejándolas inoperativas en todo el territorio nacional, lo cual provocará la total indefensión del país abierto a todo tipo provocaciones y agresiones foráneas e incluso hará más exitoso el incontenible incremento del narcotráfico, que ha encontrado en Argentina el mercado de las oportunidades para instalar prósperos y multimillonarios negocios, bajo la anuencia oficial, permisiva, demente y oportunista.

Al tiempo que esto ocurre, una desperjuiciada Presidente que roza únicamente con la pobreza desde el helicóptero presidencial, no tuvo el más mínimo reparo de culpar a los demás por sus propios pecados concentrados en una riqueza personal que se va incrementando impúdicamente a lo largo de la función pública de la sociedad marital, sin el más mínimo esfuerzo y trabajo adicional, y utilizando los beneficios otorgados por el poder absoluto para motu proprio.

En tiempos que rayan por un aumento perverso de la pobreza, que trae aparejada muerte por hambruna, enfermedades relacionadas a la pobreza, drogadicción y marginalidad estructural, en un país que liderara la producción de alimentos, es imposible no condenar al matrimonio presidencial bajo la figura de “abandono de persona” que sumada a otras formas legales los indican como “infames traidores a la patria” por incumplimiento de juramento, abuso de poder, destrucción de las instituciones del Estado, demérito a Constitución vigente, y perversión institucional por no respetar en el mandato legado por los ciudadanos los principios republicanos, haciendo de la nación una monarquía sin representatividad ninguna del soberano.

En tanto se sigue avanzando en contra de los que menos tienen, los excluidos aumentan y los pobres jubilados incrementan la lista de los desprotegidos, burlados por un régimen que después de haber confiscado sus ahorros previsionales, depositados en las AFJP les impone un miserable aumento, el que es anunciado con bombos y platillos mediante, por los mismos que dilapidan sus dineros y los reparten descaradamente.

Resulta por demás difícil de interpretar que la justicia no avance en la investigación de tan aberrantes hechos que fueran denunciados oportunamente por varios ciudadanos que quieren saber de que se trata, antes de que se lleven del país lo poco que queda de esas arcas alimentadas con los dineros de los gobernados.

Sin embargo y a pesar de esta crisis estructural puesta en marcha por los Kirchner, la cámara de diputados dio media sanción a los poderes especiales del ejecutivo (los superpoderes )para que con total desparpajo se utilicen los dineros públicos domésticamente de acuerdo a la necesidad del matrimonio rampante. Y todos en un oficialismo envalentonado festejaron la victoria, de un triunfo a medias que debe recibir la sanción del Senado para obtener vigencia.

Pero la Jefe de Estado, mal querida por muchos y adorada por pocos, protagonizó nuevamente una elaborada presentación haciendo uso de la cadena nacional para jactarse de las acciones de gobierno, ocuparse de algunos poderosos enemigos, utilizando a los pobres como carne de cañón para el argumento, lanzó un plan controvertido por 100.000 puestos de trabajo corporativo, con un olor rancio a clientelismo y algo similares a los planes canje, dependientes estos de los solvencia de un Estado ineficiente y corrupto.

Sellando la presentación la irónica presidente destacó un episodio trágico de la historia argentina, el fusilamiento de Dorrego y comparándose con el patriota agregó - que esto ocurrió precisamente por que Dorrego había tomado la decisión de encolumnarse a favor del pueblo, así como ella lo ha hecho desde su juventud. ¿Cúal es el qué pueblo, qué tanto ha defendido la Señora en las distintas etapas de su vida ? ¿El qué extorsionó por medio de la usura en Santa Cruz, el que manipuló en su carrera política junto con su socio matrimonial Néstor, siempre consustanciado con el poder de turno para obtener réditos por obsecuencia ó el que hoy detenta ?

Se tendría que contestar a estos interrogantes que ninguno. La hipocresía es la única razón que mueve a la malquerida y a su esposo en los discursos ofensivos y en las arengas lamentables, que como la interpretada por la señora Kirchner, que finalizó entre risas y carcajadas con estas poco felices palabras “Tal vez ya no se repitan esos fusilamientos, o tal vez haya surgido otro tipo de fusilamientos, tal vez mediáticos, ¿no? Pero bueno, son los riesgos de elegir en dónde estar, y les puedo asegurar”

Después de haber soportado tanta mediocridad, mentiras y vejamenes al intelecto, sólo cabe responder a la Señora, que tanto ella como su marido se está auto fusilando mediáticamente, sin que la oposición y los medios de comunicación ayuden para tal fin. Los hechos los condenan.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario