CUALES MEDIDAS PARA LA ECONOMÍA ?. de Alexander Guerrero E (*)

Especulación y casino

El Presidente de la República nos anunciaba que se implementarían 40 o 54 medidas económicas destinadas a superar la recesión, en ese orden, anunciaba que entre esas medidas vendrán algunas dirigidas a disminuir el diferencial “cambiario”. Aparentemente, el Presidente aceptaba, y/o reconocía en lo concreto que la economía no estaba realmente blindada, aunque sabíamos que el blindaje no era cierto, pero con una contracción de la economía de un aprox - 3 % para lo que va de año, una presión inflacionaria del 30% y represada y creciente desempleo, las causas de ese slump de la economía, el gobierno y el Presidente no la pueden signar a la crisis financiera internacional.

En esencia, el gobierno esta pensando en mas casino financiero, finanzas especulativas, emitiendo bonos o deuda publica porque esta corto en bolívares, el diseño fiscal del gobierno induce un endeudamiento implícito sin fin, el estado socialista, como todos los del pasado solo vive de la deuda, y por ella quebraron el fisco soviético, el alemán, el polaco, etc, y no quebró el cubano en el 2000 porque Venezuela vino en auxilio de Cuba, país que nos vendió por oro, del negro, asistencia policial, paramedica, seguridad, represión, y otros servicios, cuyos precios no conocemos, se desconocen asi los mecanismos de arbitraje que hacían posible el cambio de un paramedico por petróleo. Otra "medida", acelerar la entrega de divisas desde CADIVI/BCV.

En realidad nada de esos son medidas económicas o macroeconóomicas. Y por el contrario el régimen de represión económica y financiera, de vulnerabilidad de los derechos de propiedad, de control de precios y de cambio, no dejan espacios para las medidas dirigidas a acabar con la inflación, incrementar el empleo, acabar con el diferencial entre el cambio oficial y el permuta, y sobre todo, no comerse la gallina de los huevos de oro y colocar la economía en una senda de crecimiento sustentable. Es mucho lo que tiene que hacer el gobierno, para revertir el régimen económico irracional impuesto que ha descapitalizado toda la economía nacional.

El gobierno y el Presidente tendrán que aprender que su socialismo está costando mucho al venezolano en desempleo, cierre de empresas y ruina, descapitalización de PDVSA, descalabro de los servicios públicos, electricidad para mencionar solo ese, colapso de las empresas básicas de Guayana, y sobre todo empobrecimiento del capital humano, unos cuantos millones de venezolanos vive de los estrechos márgenes que les da la economía tipo bazar que el socialismo impone. En el orden la economía política, un crudo mercantilismo acaba con los incentivos naturales para el esfuerzo y el trabajo del ser humano, del venezolano.



Repartan dolares!!! Se cae el dolar, pero todos presienten que rebotará!!

La más “importante” de esas “medidas” vendría en su decisión de desrepresar la entrega de divisas a través del mecanismo que raciona dólares, CADIVI; con lo cual la demanda por dólares se va hacia el mercado controlado por el BCV/CADIVI disminuyendo en el mercado permuta. Esos dólares –en el permuta- han compensando parcialmente la demanda por el dólar CADIVI; dado que importadores que no reciben el dólar del BCV a 2.15, teniendo que adquirir esas divisas en ese mercado “libre” donde el diferencial, según expresara el Presidente y funcionarios públicos debería reducirse. El movimiento es pendular, y terminara por supuesto, cuando las reservas internacionales del BCV alcance niveles de estrechez, dado que el gran demandante de esas reservas es el propio gobierno a través de FONDEN y otras empresas públicas, incluida PDVSA las necesitan.

En esas condiciones, de renovada asignación de dólares por CADIVI en estas dos semanas, el precio del dólar en el permuta ha venido disminuyendo, aunque ya muestra signos de resistencia a seguir abaratándose. Los agentes, la gente y sus empresas han decidió en baja vender sus dólares y tomando posición en bolívares para comprarlos de nuevo cuando el precio toque su “fondo”. Las rigideces del control de cambio conspiran contra ese, si fuese el caso, deseo del gobierno de reducir el diferencial sin devaluar la tasa de cambio oficial. En realidad, lo que parece ser cierto, es que el gobierno bajo esa perspectiva mercantilista no tiene realmente interés en reducir el diferencial, abajo explicaremos porque creemos en esa premisa.



Bonos de deuda para calmar el mercado cambiario ?: el gobierno necesita bolivares

Entre esas cuarenta medidas vendrían también, -y esta es una filtración de información privilegiada de altos funcionarios públicos -, una colocación voluminosa de deuda pública en forma de “bolidolares”, bonos para ser comprados en dólares/bolívares y ser colocados en el mercado secundario del dólar permuta para transar divisas a precios mayores que el dólar oficial pero menores a la expectativa sobre el precio del dólar permuta. Esa especulación financiera del gobierno está regida por sus necesidades fiscales, después de todo, esos bonos son pura y simple deuda pública.

Todo ello augura, en medio de tantas profecías auto-cumplibles que el dólar permuta retornaría, una vez culminada la zafra de los bonos de deuda pública en bolidolares, a sus niveles alcanzados, un nivel por cierto que disfruta de una buena posición en la psiquis del mercado de capitales y financiero, porque todo el mundo está convencido que el bolívar está sobrevaluado en mas un 300%, es decir, la sobrevaluación es del tamaño del diferencial, o viceversa.

Y es evidente que esa percepción de los mercados esta en línea de ser cierta, porque nadie más interesado de un amplio diferencial, o una voluminosa sobrevaluación del bolívar que el mismo Estado y sus empresas (incluida PDVSA) porque en ese mercado permuta pueden obtener más bolívares en equilibrio y bastante más que los que daría por dólar el cambio oficial en el Banco Central de Venezuela. De allí la activa presencia tanto de PDVSA como de instituciones financieras públicas en el mercado permuta.



En realidad no vendrán medidas económicas: solo mayor discrecionalidad fiscal

No habrán cuarenta ni ninguna medidas, y ello porque las medidas que tomaron hace unos 6 anos, el control de cambio y de precios, les impiden atender el problema de la política económica con seriedad y profesionalismo, y arreglar la acción de estado a sus condiciones naturales de árbitro, la economía está amarrada, las reglas del mercado y los derechos de propiedad se han pervertidos y diluidos por una legislación dirigida a acabar la propiedad privada sobre activos rentables, los incentivos del sistema económico y del “socialismo” son los de costumbre, mercantilismo puro y simple, y sobre esos incentivos actúan empresas públicas y privadas, así como los grupos de interés dentro del propio gobierno, beneficiarios mercantiles del derrumbe de los derechos de propiedad.

Las cosas en la economía son más complejas de lo que piensa el Presidente y sus ministros, el esquema voluntarista que imprime el sistema que deteriora las economías de los derechos de propiedad, no resuelve los problemas de la gente, el control de precios no desactiva la presión inflacionaria, por el contrario la incentiva, y el control de cambio no permite que el mercado cambiario fluya sin volatilidad y confianza, y el derrumbe de los derechos de propiedad no permite que la gente invierta su sudor, su sangre y sus ahorros.



El amplio diferencial y el Bolivar sobrevaluado: la misma cosa

Los agentes económicos, lo que queda de ellos, saben que el bolívar está sobrevaluado y que el derroche del gasto, la voluminosa compra de armas, la malversación del ingreso petrolero, la regaladera de dinero a los clientes políticos, la descapitalización de PDVSA, y las crecientes necesidades financieras de un “estado socialista” que crece y crece, han creado una economía donde las necesidades fiscales del gobierno/Estado no tienen límites, y que para suplir esas necesidades no hay suficientes bolívares creados sanamente por la economía.

De allí que bajo el subterfugio de dotar al mercado de instrumentos financieros dirigidos al mercado permuta para reducir el diferencial cambiario, se tenga que emitir bonos y notas. No hay duda en ese sentido que esos bonos públicos para alimentar el mercado permuta en realidad representan nueva deuda pública porque los reales del petróleo y los impuestos no son suficiente para financiar el socialismo.

En esas condiciones económicas y macroeconómicas, la creciente liquidez monetaria imposible de ser esterilizada por el rígido control de cambio y de precios fecunda la inflación, el costo lo paga la gente de menores recursos porque la inflación y precios aparece como una tenaza conformada una de sus pinzas por el control de cambio y la otra por el monumental endeudamiento público en gasto corriente y por adquisición de empresas de las cuales todo el mundo espera que la política y la corrupción las descapitalice y arruine en el futuro no muy lejano, todo acorde con una vieja y larga historia del Estado depredador, que para los efectos es el mismo del estado socialista en construcción.



Solo se requieren tres medidas, ni una mas.

La cosas son muy sencillas en términos convencionales, pero difíciles de comprender en el marco del corsé ideológico del gobierno, y además su comprensión requerirá que el gobierno dé marcha atrás en su socialismo, y retorne al capitalismo puro y simple, liberar el mercado cambiario y los precios, además de devolver toda la legislación que mutila, debilita y destruye los derechos de propiedad, es decir, solo tres medidas.....

(*) PhD Economía

No hay comentarios:

Publicar un comentario