JUSTICIA para Eligio de Julio César Arreaza B

Dos años y siete meses lleva preso injustamente el emprendedor Eligio Cedeño, quien no es precisamente un oligarca, período en el que le ha sido negado la garantía constitucional del debido proceso y violado sus derechos humanos y el de su esposa e hijos, limitándoles bochornosamente la visita al cabeza del hogar.
Eligio Cedeño, de 45 años, es un ejemplo de superación personal y de ascenso social que sólo permite la Democracia, se trata de la historia de un niño levantado en condiciones de pobreza extrema, en el populoso barrio de Petare. Gracias a su constancia al estudio y dedicación al trabajo se destacó en el sector financiero donde hizo carrera y escalo posiciones.
A Eligio se le acusa de haberse vinculado profesionalmente con un solicitante de una operación financiera, el “Consorcio Microstar”, un mayorista en computadoras de los más grandes de Venezuela, siendo funcionario de alto nivel del Banco Canarias. El Banco actuó con la diligencia y atención pertinentes a una operación de importación de equipos de computación.
Nos preguntamos qué tiene que ver el Banco en el giro normal de sus operaciones, con las actividades legales o ilegales que realicen sus clientes. Los Bancos están exentos de realizar cualquier diligencia dirigida a verificar la veracidad de los contenidos de las solicitudes de divisas extranjeras. Caso tal que fueran responsables por las actividades de sus clientes, o todos los banqueros estarían presos, o no existieran Bancos.
Por otra parte, el juicio de Eligio se ha desarrollado dentro de una maraña de complejidades inexplicables que lo mantienen privado de su libertad, negándole la presunción de inocencia.
Le imputaron cargos sin presentación de evidencias, le ha sido negado tratamiento médico, han sido removidos jueces y fiscales que han actuado en el caso y evidenciado su inocencia de los cargos que se le imputan, ha sido llevado a juicio sin derecho a defensa. A pesar de las limitaciones, pudo establecer su inocencia mediante careo a los testigos de la fiscalía, y de manera insólita fue suspendido el juicio la víspera de la última audiencia, para evitar su libertad, y la fiscalía no aceptó declaraciones de expertos.
A pesar de que el pasado 8 de febrero 2009 cumplió el término máximo de 2 años previsto legalmente para la detención preventiva, no sólo le ha sido negado el juicio en libertad, institución de modernidad procesal prevista en nuestra legislación, sino que dicha detención preventiva, sin fundamento, le ha sido prorrogada por 2 años más, lo cual no ha sido decidido ni para asesinos.
La denegación de justicia pretende desgraciar la vida de un hombre joven, luchador y solidario con los más pobres. Eligio representa un modelo a seguir por la manera como logró superarse en la vida y de ayudar al prójimo, mediante una Fundación que atendía hasta con más interés que sus mismos negocios.
Reiteramos que Cedeño cumplió ya el período máximo de dos años, fijado legalmente para la detención preventiva, el 8 de febrero de 2009, pero el gobierno se negó, como lo ordena la ley, a liberarlo. Mas adelante, el 4 de mayo de 2009, el TSJ dictaminó que Cedeño nunca había sido correctamente procesado por el delito de malversación – el único delito sobre el cual ha sido motivada la persecución para justificar la detención preventiva – y sin embargo aún se niega a liberarlo. Además, el 7 de mayo de 2009, el TSJ anuló todo el juicio y permitió de nuevo la persecución judicial de Cedeño. El 4 de junio de 2009, el tribunal extendió de manera excepcional el término máximo de la detención preventiva de Cedeño, por dos años más. Cedeño será obligado ahora a pasar por el mismo proceso nuevamente y le será requerido demostrar de nuevo su inocencia en algún momento en el futuro, sin plazo conocido. Mientras tanto, él permanece encarcelado y todos sus activos patrimoniales en Venezuela congelados.
El régimen actual acabó con el Estado de Derecho y controla la justicia como un arma contra sus opositores. Por tanto, las decisiones de los tribunales están cargadas de injusticias. Todos los presos políticos que han sido objeto de violaciones de leyes deben ser liberados inmediatamente, incluyendo Eligio Cedeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario