¡Adiós propiedad privada! lo dice y sustenta Mercedes Montero

La Gaceta Oficial No 39.272 del 25 de septiembre de 2009, trajo la siguiente información, que ha sido transmitida por diferentes vías.
Según Providencia Administrativa Nº 019/09, de fecha 28 de agosto de 2009, del Ministerio Popular para la Cultura, fueron declarados Bienes de Interés Cultural e incluidos en el Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano, calles, avenidas, parques, zoológicos, plazas, monumentos, estadios, bibliotecas, árboles, centros culturales - quintas, casas, edificios, clubes, colegios privados, colegios gremiales, comercios, bancos, clínicas y hospitales públicos y privados, centros comerciales, iglesias, capillas y urbanizaciones enteras, de todas las parroquias del Municipio Libertador del Distrito Capital, sin excepción.

Esto significa que cualquier acto de disposición, como son venta, donación, herencia, constitución de gravámenes, deberá ser previamente autorizado por el Instituto del Patrimonio Cultural, por lo que los registradores, notarios y jueces no podrán dar curso a documentos contentivos de los actos de autenticar, registrar, decretar medidas, etc, sin la previa autorización referida. Además, los registradores deberán proceder a escribir la correspondiente nota de afectación a estos inmuebles en su correspondiente margen.
Al revisar la Gaceta Oficial No. 39.272, sin caer en detalles que toman páginas de páginas tenemos que las parroquias afectadas (no se puede aplicar un término diferente) son las siguientes: Altagracia, Antímano, Caricuao, Catedral, Coche, El Junquito, El Paraíso (Vista Alegre), El Recreo, El Valle, La Candelaria, La Pastora, La Vega, Macarao, San Agustín, Paseo Vargas, Santa Rosalía, San Bernardino, San José, San Juan, San Pedro, Santa Teresa, Sucre, 23 de Enero.
En esas parroquias está situado el casco histórico de la ciudad, son los terrenos más caros de Caracas, hay una gran densidad de población, la mayoría de los habitantes son gente humilde o de clase media a quienes les ha costado un gran esfuerzo adquirir un apartamento o una casita humilde, o viven en superbloques o en ranchos, que han construido con sus propias manos, muchas veces mendigando a la autoridad de turno o al político en campaña que les regale unos bloques, sacos de cemento o planchas de zinc para levantarlos. Quienes han levantado centros comerciales, hospitales y clínicas, bancos, etc han invertido el producto de su trabajo de muchos años y han creado fuentes de trabajo. En gran cantidad de casos los propietarios todavía están pagando los préstamos adquiridos para montar un negocio, o comprar una vivienda. Absolutamente todos, tienen derecho y desean una propiedad suya, por esa razón han dejado media vida para tenerla.
El Arquitecto José Manuel Rodríguez es el Presidente del Instituto de Patrimonio Cultural (Encargado), sin embargo es quien aparece firmando el decreto declarando patrimonio cultural a media Caracas. El significado de esta acción es la limitación de todos los derechos que da la propiedad privada a los legítimos dueños de los inmuebles.
La pregunta que cabe formular es ¿A que se debe tal abuso? Será por el simple hecho que Caracas votó por Ledezma para Alcalde, y, por lo tanto hay que castigar a la ciudadanía que ejerció su derecho a expresarse. Lo cierto es que si el asalto
Pero aquí en Venezuela no está pasando NADA, si creo que no me afecta a “mí” que carrizo, paso agachado, soy transparente, no me digas, no oigo, no es conmigo. Adiós propiedad privada, ¡La Cuba de Fidel pareciera ser nuestro triste destino!
Mercedes Montero
mechemon99@yahoo.co.uk

No hay comentarios:

Publicar un comentario