Socialismo de totuma y otros artilugios de Marianella Salazar

Los apagones y cortes eléctricos que dañan los electrodomésticos en los
hogares de los venezolanos continuarán incomodando y amargándonos la vida,
no se sabe ¿hasta cuándo? El problema, además del alto costo de los aparatos
electrodomésticos, indispensables para la conservación de alimentos que
miles de familias por falta de recursos no pueden sustituir fácilmente si se
les dañan, es el tiempo que se tomará el nuevo Ministerio para la
Electricidad, creado con la finalidad de ahorrar el consumo, para normalizar
la energía eléctrica. Estamos frente a una emergencia difícil de superar por
la incapacidad manifiesta del Gobierno, desde que nacionalizó la
Electricidad de Caracas en 2007. A partir de esa fecha, la ciudad capital
comenzó a sufrir continuas interrupciones eléctricas, debido al
desmantelamiento de las cuatro plantas de autoarrancado diesel en Guarenas,
que garantizaban suministro constante, sin bajones ni cortes, cuando se
sobrecargaba el sistema nacional, que era muy frecuente. Pues el presidente
Chávez salió como Don Regalón a obsequiarle tres de esas plantas al
presidente nicaragüense Daniel Ortega y la cuarta planta de autoarrancado
quedó inservible cuando la desmontaron. Tenemos sobradas razones para creer
que la solución se tomará años; mientras tanto, tendremos una "policía
energética" que perseguirá a los despilfarradores de electricidad como
sucede en Cuba con los supervisores estatales al consumo y control de los
portadores energéticos.

Fidel Castro compensó irónicamente la falta de energía eléctrica con
bombillos ahorradores y ollas arroceras, que no resultaron gratis.

Igual que en Cuba, Chávez reemplazó millones de bombillos incandescentes por
los ahorradores de luces blancas como parte de la Misión Revolución
Energética y ahora ordenó reducir el agua potable con denigrantes totumas
ahorradoras. Nuestra vida será cada vez más insoportable, sin agua, sin luz
y con el racionamiento de los alimentos, por eso anunció una guerra a muerte
contra la obesidad, que se traducirá en una reducción del consumo, con una
cartilla como la que hay desde hace 50 años en Cuba. Debería predicar con el
ejemplo y cerrar el pico, aunque su sentido "común" le estará aconsejando
desmontar de Miraflores el Salón de Los Espejos, si es que no quiere
tropezarse con su vergonzante gordura.

TIC TAC

El ventilador: según fuentes de Inteligencia, en la entrevista que hace
varias semanas sostuvo en la cárcel de Ramo Verde el Almirante Ramón
Magnilia con el general Raúl Baduel, para negociar su libertad a cambio de
silencio, salió a relucir una ayuda de 500 millones de bolívares fuertes que
a través del Ministerio de la Defensa le otorgaron al periódico Panorama de
Maracaibo.

El guión magnicida: el diputado Mario Isea se la pasa metido en la Disip
orquestando un show para develar un supuesto plan magnicida. El encargado de
urdir la trama es el director de Contrainteligencia, comisario David
Colmenares, el mismo que investigó el caso de los "paracachitos", el cual
pretenden reabrir.

Show aéreo: la subasta pública que el Gobierno celebró con bombos y
platillos en 2000 -en La Carlotadonde se remataron, para salir del exceso,
34 aviones del Estado, forman parte otra vez del parque aéreo oficial. La
información fue suministrada durante el show aéreo de la semana pasada en
Maimi, por representantes de las empresas vendedoras de los 74 aviones,
entre los cuales figuran los 34 subastados en 2000, además de 40
adquisiciones recientes, con un valor superior a los 200 millones de
dólares....

tic tac

No hay comentarios:

Publicar un comentario