MUERE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN de Francisco Alarcón

A las dictaduras no les conviene la libre expresión y el proceso de restringirla en Venezuela comenzó a concretarse con el cierre de RCTV. Hoy en día es un hecho claro, cuando la Fiscal de la República ha solicitado una ley que penalice la libertad de expresión y cuando el Ministro director de CONATEL cierra de un plumazo 34 emisoras. El caso de Globovisión es asaz conocido fuera y dentro del país, mil multas impositivas, hostigamientos en contra de sus directivos y trabajadores, nunca jamás hubo un hecho tan denigrante para la democracia. Seguramente la intención será cerrarla antes del 15 diciembre cuando pretende Chávez poner en vigencia las leyes “revolucionarias” que darán al traste con la democracia, convirtiéndonos al comunísimo.
Para esos tiempos si lo permitimos, el régimen no podrá tener ninguna tribuna que lo cuestione, el pensamiento único se habrá ajustado y las temidas leyes que acabarán con la propiedad privada y de educación entrarán en vigencia ilegalmente.
Las encuestas, el pulso en la calle es contrario a la propuesta comunista, por eso, no consigue adeptos ni entre las filas oficialista para ganarse las simpatías públicas.
Seguramente será imposible escribir como hasta ahora lo hemos hecho, habrá muerto definitivamente la libertad de expresión, y ya no nos preguntarán los amigos del exterior ¿Cómo es eso qué no hay libertad para opinar, si tu dices lo quieres en tus escritos? Así es, hasta el momento existe una dualidad que el gobierno “permite”, mientras trata de establecer las medidas punitivas contra libertad de expresión, como “garantía” a la salud emocional de los venezolanos. Ya las cosas son más evidentes, dictadura no permite disidencia, ni criterios inversos. El comunismo llegará tal como llegó en Cuba donde no hay espacios para las diatribas. Donde no hay propiedad privada sino colectiva y donde los capitales están en manos del Estado y los privilegios pertenecen a la nomenklatura de los jerarcas comunistas. Hacia ya vamos, y pronto llegaremos si no organizamos una resistencia. El venezolano ha permanecido inasible ante las pertinaces violaciones de sus libertades, tratando de apartarse de la política creyendo que de esta manera el comunismo no los alcanzará, o sencillamente aproximándose a él para enriquecerse. Es la hora de las definiciones donde no se justifica esa doble cara que se denominó la corriente nini; mas daño le hace un nini a la Venezuela democrática que un comunista confeso.
A quienes escribimos se nos acerca la hora de cesar, “por ahora” cuando no podamos apartarnos de la realidad o convertirnos en “nini” tratando temas inicuos o reculando y escribiendo sobre nuestro asunto, la poesía. Les parecería peregrino a los lectores vernos de repente cambiados con un país al borde del barranco, seria una traición a nuestros principios y a nuestros conciudadanos, como decía Bertolt Brech cuando estuvo involucrado en su lucha contra Hitler “no se debe escribir un soneto a la belleza de la naturaleza cuando el mundo se hunde a nuestro alrededor”. Será así, si llega a ocurrir lo que presentimos, si este pueblo no despierta muy pronto habrá perdido su libertad, convertidos en esclavos del comunismo al igual que lo fueron los pueblos de Europa Oriental, o lo es el cubano. Nos habrá tocado el infortunio mirando los amaneceres y crepúsculos de esta tierra escarnecida e infecunda como si nada estuviese ocurriendo. Nos habremos enterado tardíamente de que ya no somos dueños ni de nuestra familia, ni de nuestra propia conciencia porque no despertamos a tiempo, o porque preferimos preservar nuestros adeudos y compartir las francachelas con el régimen. Así va agonizando el país sin que casi nadie se conduela de él. Buscado un mástil cercano para tratar de salvarse en soledad, como si ello fuera posible. Comunismo es comunismo, para el empresario o para el pobre; es el mundo abstruso donde los individuos cada vez son más indigentes, mientras la nomenklatura es cada vez más rica. Allí tenemos el ejemplo de los hermanos Castro quienes se transfieren el poder y la nación a su libre arbitrio, como si fueran los dueños de Cuba.

El fraccionamiento del mundo de Teódulo López Meléndez


Estado y nación
A grosso modo un Estado implica un territorio relativamente bien definido, una población y un gobierno central que ejerce la soberanía. Una nación es un ente social y cultural, conformado por unas personas que comparten una experiencia histórica y el deseo de vivir juntos. De manera que un Estado-nación es un territorio donde una población de características comunes comparte un destino colectivo y para lo cual tiene un poder central.

El Estado-nación encuentra sus orígenes en el siglo XV europeo. En algunos casos el Estado creo la nación mediante el ejercicio del poder por una autoridad central que se propuso construir una identidad nacional. En otros casos la nación creo al Estado, dado que los lazos comunes lingüísticos u otras particularidades culturales los llevaron a buscar la forma jurídica de su permanencia.

El Estado-nación tal como lo conocemos actualmente nace en el siglo XIX, dado que antes estaba vigente el llamado derecho divino según el cual la autoridad de los monarcas descendía directamente de Dios. Es lo que se ha denominado el absolutismo monárquico, con máxima expresión en los siglos XVI y XVII. Luego, especialmente en el siglo XVIII, se hacen esfuerzos por ocuparse de la población en lo que se ha denominado despotismo ilustrado.

Campesinos, terratenientes, burgueses y aristócratas se movían bajo un orden establecido por variados sistemas feudales mientras el soberano mantenía el estatus y el derecho consuetudinario. Aparece en escena el racionalismo, nuevas técnicas productivas denominadas capitalismo y nuevas formas administrativas denominadas burocracia.

Esto es, ya no se va a la Biblia sino que se va al hombre y se plantea que se puede desarrollar una ciencia del hombre. Entran en acción personajes fundamentales como Hobbes y Locke. Ya no se acepta el origen divino y se exige sustituirlo por un contrato limitado y racional entre gobernantes y gobernados.

Aparece el dinero como medio fundamental de intercambio, pero este tema pertenece a la historia del capitalismo y a nosotros sólo nos interesa como elemento en el proceso que va desde la destrucción del viejo orden feudal hacia el nacimiento del Estado-nación. Lo cierto es que el retroceso del derecho divino implica el surgimiento de formas pactadas, las que se llaman constitucionales y una nueva jerarquía se forma basada en la riqueza.

Se requería una fuente única de autoridad. Es, por supuesto, en la revolución francesa donde se afianza la centralización burocrática. En 1870 Alemania es unificada y nace el Reich. El racionalismo creó la idea de ciudadano, un derecho uniforme y la igualdad de estos ciudadanos frente a él. El capitalismo dio paso a un hombre en libertad de vender su fuerza de trabajo. Ese Estado comenzó la creación común, normas burocráticas para administrar, bancos y ejércitos nacionales. El viejo orden feudal estaba destruido.

La crisis del Estado-nación

Hoy hablamos de la crisis del Estado-nación, una que comenzó, sin lugar a dudas, en los años setenta, con tres factores: el bloqueo petrolero a occidente, la internalización del capital y, finalmente, la caída del bloque socialista, todos ayudados por el feroz ataque neoliberal contra el Estado.

El primer factor mostró una cara inédita: la crisis del modelo de crecimiento y acumulación en occidente, con una consecuencia política grave: el Estado de bienestar flaqueaba y la ruptura de las condiciones que permitían el arbitraje de los conflictos en el plano social.

El segundo conllevaba a una redistribución del poder que ya no respetaba marcos nacionales: el capital perdía su rostro, se movía en un plano mundial, sin nacionalidad y sin escrúpulos de respeto a los viejos marcos.

El tercero mostraba la caída militar, de dominio, de control por parte de los polos en que el mundo venía funcionando. La caída del bloque soviético no dio paso a un mundo unipolar y al fin de la historia, sino a un proceso de confusión donde el imperio norteamericano restante daba sus nuevos pasos militares que no representaban otra cosa que los estertores de una manera de ejercer el poderío económico y militar, hasta llegar a lo que ahora tenemos, esto es, unos Estados Unidos tratando de mantener su influencia en una indefinida actuación colectiva y multilateral. En otras palabras, moría el Estado Tutelar.

En lo económico, como suele suceder, se encuentran las fuentes de variados cambios en la estructura política. La imprevisibilidad de lo económico conduce al Estado a la impotencia, todo debe ser provisional y de ajustes momentáneos, la demanda y la inversión se confundieron con los abusos de una especulación financiera desatada bajo la sin razón y la falta de escrúpulos que llevaron a la más reciente crisis. En este cuadro el Estado-nación ya no sirve para la expansión del capital –internacionalizado por cuenta propia- e impotente para los compromisos sociopolíticos.

Reagan en Estados Unidos y Tacher en Inglaterra deben ser recordados, pues marcan la penetración del neoliberalismo en las tecno-estructuras del poder. El poder del Estado se disminuye y se agudiza el factor clave: la internacionalización del capital.

La globalización

Los espacios económicos nacionales se ven cada día más limitados. Dos ejemplos quizás sean suficientes: un mercado financiero restringido a pocas plazas importantes y la inmensa acumulación de dólares por parte de China. Si recordamos el traslado de la producción de bienes a sitios con mano de obra barata podremos afirmar que se ha producido una transnacionalización de la producción. Hoy se produce en redes globales lo que conlleva también a una reconfiguración del espacio social. Verifiquemos el retroceso de la hasta ahora llamada clase obrera y la disolución persistente del sindicalismo, a lo que debemos sumar la reducción de la clase media.

Eso que comúnmente se ha llamado identidad nacional se envuelve persistentemente en el limbo. Frente al hecho globalizador el Estado se muestra impotente para responder a sus habitantes. El contrato original descrito como base del Estado-nación viene socavado pues cada día el ciudadano no encuentra respuesta en su cesión de derechos a ese ente supra llamado Estado. Ello forma parte de la evidente crisis de las instituciones políticas y del desplome de los llamados “dirigentes”. Esta crisis de identidad se produce porque los valores comunes saltan por los aires. La nación tiende a disgregarse y su envoltorio protector llamado Estado también.

Los problemas se han globalizado y ya el Estado-nación no tiene modo de alcanzarlos. El problema de la contaminación, con la destrucción de la capa de ozono; la propagación del terrorismo; del SIDA o de otras virosis; el sistema financiero internacionalizado; el potencial nuclear; el narcotráfico; la pobreza extrema. Problemas todos que han obligado a la creación de organizaciones transnacionales o supranacionales donde la palabra soberanía se ha hecho hueca. Ya el Estado-nación ha perdido el monopolio del control de los sucesos dentro de su territorio. Esta transferencia del viejo concepto a entidades supranacionales tampoco parece causar resultados positivos. A ello hay que agregar los regionalismos y hasta el tribalismo.

El más avanzado de los procesos de construcción de grandes espacios supranacionales, el europeo, presenta crisis de impotencia en avanzar, aunque las instituciones existentes funcionen de manera medianamente aceptable. La conformación política de Europa se detiene en las votaciones nacionales, mientras cada día más habitantes de los países que la integran se consideran europeos, antes que italianos, alemanes o españoles.

Esto es, disgregación en los alcances prácticos y pérdida del original sentido de nacionalidad en aras de una mayor donde el viejo Estado-nación es considerado apenas un miembro de una comunidad mucho más amplia.

Quizás podamos decir que estos Estados sólo sirven para mantener el orden interno en lo social y en lo político. En lo económico han sido reemplazados por las transnacionales financieras y los consorcios multinacionales, como vemos a cada momento. Quizás el ejemplo más visible sea el de las líneas aéreas, otrora orgullo interno nacional y que ahora conservan sólo el nombre de la vieja pertenencia.

Está claro que la organización de continentes sigue teniendo como integrantes a los Estados-nación, pero a medida que avanza en su constitución los debilita. Con escasas excepciones ya no hay un estado con jerarquía propia en el poder internacional.

El renacimiento de lo local es una fase de alto interés en el proceso de aletargamiento y desplome del Estado-nación. En países con variadas lenguas las exigencias de nuevos poderes y facultades convierten a las regiones en semiestados dentro del Estado. Más allá, ciudades son polos de poder que demandan autonomía. Las pequeñas localidades desarrollan o hacen renacer sus anteriores condiciones culturales y reclaman presencia activa en la conformación del nuevo orden.

Las instancias locales de poder están a la orden del día. Dentro de esta tendencia se inserta el reclamo de descentralización administrativa, pues cada región quiere manejar sus asustos, desde los hospitales hasta la policía. Cabe destacar que esta tendencia universal sólo es contrarrestada en países como Venezuela, donde un régimen dictatorial considera necesario acumular todos los poderes para el mantenimiento del régimen opresor.

La conformación de los bloques regionales altera los sistemas geopolíticos de seguridad global. Las decisiones claves no se toman en el marco del Estado-nación, ni siquiera en continentes como el latinoamericano donde todos los procesos de integración jamás pasan de la fase embrionaria.

Agreguemos ahora las nuevas tecnologías de la comunicación. Los ciudadanos lo son cada vez más de otro espacio distinto del propio territorio, lo son del ciberespacio, de un terreno universal donde se forman nuevas redes de intereses y de intercambio cultural que excede con creces los viejos límites.

El mundo reconducido

Ahora se determina y se actúa en términos globales. Ya no hay un espacio territorial propiamente dicho como base de acción. La tendencia es a la desterritorialización. Hoy existen ONG que intervienen en campos específicos en situaciones que ocurren en cualquier lugar del mundo. Ello marca otro tipo de organización que interviene en los procesos globales, pues están integradas por personas que pertenecen a diversas nacionalidades. Ejercen poder en cuanto inciden en modificar situaciones, desde ambientales hasta políticas, desde económicas hasta geoestratégicas. Así, un ciudadano venezolano interviene en la crisis de Birmania junto a un inglés o a un sudafricano, uniendo esfuerzos y recurriendo a la moderna tecnología de la comunicación.

Hay un nuevo modo de ser ciudadano y en él se entremezclan el refugio en lo local con una participación intensa en el destino del planeta todo. En medio queda el Estado-nación, aún superviviente, pero advertido de término de su existencia. Las formas políticas indican la eventualidad de creación de grandes bloques regionales con gobiernos supranacionales en medio de un proceso de integración planetaria, lo que aún no se vislumbra, dada la crisis existencial de organizaciones como las Naciones Unidas. Si la construcción del Estado-nación fue un proceso de siglos la formulación jurídica de un Estado global tardará, pero no siglos, gracias a las nuevas tecnologías. Un ejemplo impensable hasta hace poco: leo una encuesta según la cual algo así como la mitad de los portugueses no tendrían ninguna objeción a integrarse con España.

El mundo se fragmenta. Se fragmenta en pedazos que asumen su propia identidad local en desmedro del Estado-nación, al tiempo que surge imperiosa la necesidad de acelerar la construcción de nuevas formas jurídicas planetarias. Lo que personalmente no veo es que esa forma jurídica sea una alianza de Estados tal como lo conocemos. En mi opinión lo será de de los fragmentos localizados a que el mundo actual se verá reducido. Es así, a mi entender, porque la impotencia del Estado-nación obliga a buscar un envoltorio protector sustitutivo del antiguo contrato de cesión, uno que sólo puede encontrar en la región o localidad. Ello implica un renacimiento de las aspiraciones comunitarias como defensa -también por ello- de las interrogantes que siembra la globalización y la consecuencial pérdida de la protección que otorgaba el Estado-nación.

Si el hombre nació en África, como ha sido fielmente constatado, es posible que allí se origine la implosión definitiva del actual orden, dado que muchos de los Estados que la conforman son artificiales, en el sentido de que fueron tejidos sobre los intereses coloniales, dividiendo etnias o naciones. En efecto, es posible que se allí donde veamos el efecto devastador sobre el orden establecido, pero ello alcanzaría, igualmente, a muchas naciones que se verían fraccionadas por aspiraciones de sectores de sus miembros a autoadministrarse.

La nueva realidad global que se asoma implica el fraccionamiento del mundo que conocemos.

teodulolopezm@yahoo.com

REPRESIÓN CONTRA LOS MEDIOS de Juan Páez Ávila


La tendencia represiva contra los medios de comunicación social y los periodistas, por parte del gobierno de Hugo Chávez, se hace más evidente en la medida en que las encuestas revelan la caída del comandante y en especial el rechazo a la cubanización de su política y a la expropiación de fincas en producción –y no de latifundios- y a empresas privadas productivas que en poco tiempo son convertidas en desaguadero de dineros públicos por las pérdidas que le ocasionan al erario nacional, en perjuicio de los sectores populares y de la clase media, cuyos problemas económicos se agravan con la inflación.
La amenaza, aparentemente frustrada, de aprobar una Ley contra Delitos Mediáticos y el cierre de 240 emisoras de radio, por parte del gobierno nacional, refleja claramente una política de retaliación contra los medios radioeléctricos, sus dueños y periodistas que han asumido una posición crítica frente a diversas medidas de la administración pública ejerciendo un derecho establecido en la Constitución Nacional vigente. Y aunque el golpe afectará seriamente a un sector importante del espectro comunicacional del país, en un futuro no muy lejano las medidas de corte represivo se pueden revertir contra el gobierno, porque es equivocada la apreciación de que la información que transmiten los medios es la responsable de la crisis que atraviesa el país.
Las protestas sociales que se registran a diario a escala nacional, por la ineficiencia y corrupción de altos funcionarios gubernamentales, no desaparecerá porque se sancione a los dueños y a los periodistas de los medios que se hacen eco del gran desastre que significa el déficit de más de 2 millones de viviendas, la ruina de los hospitales y la falta de insumos en los mismos, la inseguridad que representa el hampa que asesina, atraca a toda hora e impone un toque de queda a partir de las primeras horas de noche en los principales barrios y urbanizaciones de todas la ciudades de Venezuela; el creciente desempleo por la falta de inversiones nacionales e internacionales en la industria y la agricultura nacionales; el despilfarros de miles de millones de dólares en ayudas a otros países y no resolver los más graves problemas sociales que viven centenares de miles de venezolanos pobres.
Mientras el Ministerio de Obras Públicas no ha podido construir una elemental infraestructura de nuevas autopistas y carreteras, hospitales y escuelas que le den trabajo a miles de venezolanos desempleados e impulsen el desarrollo y bienestar de los más pobres, el jefe de ese Despacho, al frente de Conatel, se ocupa de cerrar emisoras de radio no sólo aumentando el desempleo, sino también violando la libertad de expresión de los comunicadores sociales y el derecho de información de la sociedad en general.
El agravante de esta política aparentemente legal, es que los delitos mediáticos no los determina un juez de acuerdo con la legislación vigente respetando el debido proceso, sino después que el Ministro ha decidido cuál es el delito y ejecutado la sanción administrativa. Es decir, ni siquiera guardan las apariencias utilizando fiscales y jueces nombrados a dedo, sin concursos, que obedecen al Poder Ejecutivo que ordena desde Miraflores a los demás poderes lo que deben dictaminar para imponer el pensamiento único del jefe del estado.
Chávez olvida que mientras no resuelva la crisis política del país, los problemas sociales y económicos que confronta una mayoría de venezolanos de bajos recursos, de muy poco le valdrán los controles políticos, como no le sirvieron a Pérez Jiménez para detener la protesta masiva de una sociedad cada día más consciente de los valores del voto, de la libertad y la democracia.

HUGORILETTI de Américo Martín


Con motivo de los sucesos de Honduras y de la misión internacional de los disidentes despojados de competencias por el gobierno de Chávez, se ha levantado un tema fundamental que ojala termine siendo el fruto más notable de las experiencias que estamos viviendo.
La OEA está atrapada en su propia madeja. Por comodidad, complicidad o debilidad estructural, se había ido convirtiendo en lo que Oppenheimer llamó una sociedad de ayuda mutua de presidentes. Presionado a responder por qué tanto celo contra el gobierno interino de Honduras y tanto desapego contra la paulatina destrucción de la democracia venezolana, Insulza aseguró que la Carta Democrática Interamericana no le permitía hacer más de lo que hizo o deshizo. Pero aquí faltó a la verdad porque un gran aporte de ese ya célebre documento fue precisamente el de distinguir entre democracia de origen y democracia de desempeño. Un gobierno con legitimidad electoral podría ser objeto del régimen sancionatorio contemplado en su normativa si, pese a emanar del sufragio atentara contra la democracia, como sistemáticamente lo viene haciendo el presidente Chávez y como, antes de su defenestración, pretendió hacerlo el presidente o expresidente Zelaya.
El poderoso desarrollo del Derecho Internacional Humanitario, que coloca la esfera de los derechos humanos por sobre los principios de soberanía y no intervención, provocó una metamorfosis en las malas costumbres de los autócratas. El camino para implantar la dictadura pasaba ahora por participar en las elecciones, ganarlas, y a renglón seguido demoler la sustancia misma de la democracia. Pérez Jiménez, Batista y Pinochet no se tomaron el trabajo de revestir sus arbitrariedades con velos democráticos, en cambio Chávez, Ortega y eventualmente Correa, sí. La diferencia no es cualitativa, no se trata de dictaduras y dictablandas, sino de que, según la OEA de nuestros días, es suficiente la legitimidad de origen para que el peor autócrata pueda entrar al sistema jurídico interamericano. Es una hipocresía cínica pero útil que a la OEA le ha bastado por el momento para proteger dictadores disfrazados de presidentes constitucionales, y abandonar a su suerte a los pueblos. La democracia de hecho sacrificada para satisfacer precarias formalidades legales dentro de la ecuación de utilizar la democracia contra la democracia.
La expansión de la mancha totalitaria, lanzada a ocupar todos los espacios independientes y reductos disidentes, está provocando una enérgica respuesta que va a romper la estólida estructura de la argumentación de la OEA. La democracia verdadera quiere hacerse oír y sin duda lo logrará. La misión de Ledezma y sus compañeros logró romper la conspiración del silencio. Chávez proviene de una elección, pero igualmente Ledezma y los gobernadores disidentes (y aún los fieles al gobierno pues también ellos están siendo menoscabados) están allí por mandato electoral, con la diferencia de que al contrario de lo ocurrido con el gobierno nacional, sus legitimidades de origen y de desempeño están estrechamente unidas. La respuesta democrática de Venezuela es impresionante. La forma como Alberto Federico Ravell resiste las arremetidas del poder se repite en líderes sindicales emergentes, quienes en un esfuerzo por proporcionarle organización a la vasta lucha obrera espontánea, acaban de fundar Solidaridad Laboral, movimiento de posibilidades inmensas. Es tan incontenible la revolucionaria –ésta sí- presión democrática, que José Miguel Insulza ha manifestado preocupación por el cierre de emisoras. Bienvenido sea.
¿Quién ha sido el principal inductor de la emergencia popular? El mismo que la provocó, con esa manera tan suya de arrebatarle derechos a la gente y encima escarnecerla e insultarla. En el fondo la disidencia confía en Chávez. Sus disparates la ayudan cuando menos se espera. Es el diablo, que lo confunde para perderlo.

LA FISCALA debe renunciar deJulio César Arreaza B.

La conquista más importante que los venezolanos jamás permitiremos que se nos arrebate es la libertad alcanzada a lo largo de 40 años de ejercicio ininterrumpido de prácticas democráticas y plurales, producto del trienio del 45 al 48, que estableció para siempre el voto universal, directo y secreto de los ciudadanos para elegir al presidente de la República. Fijó los principios republicanos de la representación política, la separación de poderes, el Estado de Derecho y la responsabilidad de los mandatarios en todos los niveles. Estableció procedimientos para la formación legal y legitima del poder público y para su ejercicio. Todo ello con la idea de estimular el despertar de la sociedad democrática, mediante el rescate y libre ejercicio de la soberanía popular. Entendió que el desafío histórico del pueblo venezolano no era la simple lucha por la libertad sino la erradicación de las causas negadoras de la libertad. El ADN democrático está consecuentemente incrustado en lo profundo del alma del venezolano, siendo un muro de contención para el establecimiento de un neo comunismo, con discurso redentor pero con práctica fascista del culto a la personalidad.

La función principal de Luisa Ortega, como fiscala general de la República, es la de garantizar el respeto a los derechos y garantías constitucionales, el juicio previo y el debido proceso y garantizar la celeridad y buena marcha de la administración de justicia. Esta señora ha incumplido con sus deberes constitucionales de resguardar la independencia del Poder que detenta, al callar y no reaccionar en defensa de la dignidad de su cargo, cuando el comandante Chávez se dirigiera a ella ordenándole actuar en contra de la disidencia democrática y no se le ocurrió otra cosa que plantear al Congreso una gorila Ley contra los delitos mediáticos. Calificamos la conducta de la Fiscal de abominable y contraria a la sociedad democrática a la que debe garantizarle sus derechos, en lugar de promover una legislación fascista que propicia la violación de los derechos humanos. Apoyamos al Colegio Nacional de Periodistas que le ha exigido a la señora Ortega su renuncia, por su flagrante conducta en contra de los principios y valores de la democracia.

Cada día el régimen reaccionario va quedando desnudo, el ataque a Globovisión dirigido por la delincuente chavista Lina Ron al mando de una banda de pistoleros, puso al descubierto su catadura de forajido, que ha cerrado de un manotazo la voz a 34 emisoras de radio por expresar opiniones plurales sobre la realidad que nos rodea.

Proclamamos la soberanía e independencia del país, pero deploramos la simpatía del régimen para con la guerrilla colombiana en desmedro del gobierno legítimo de ese país. La integridad de la juventud venezolana es un asunto sagrado y condenamos la mano blandengue del régimen frente a la narcoguerrila colombiana que ha convertido a nuestro país en puente para la droga que aniquila a nuestra juventud. Esta actitud complaciente es lo que pudiera haber obligado al gobierno colombiano a fortalecer los lazos con el gobierno de Obama, para atacar los reductos de los barones de la droga transmutados en guerrilleros revolucionarios.

La falta de atención a los problemas de la frontera y su debido resguardo por parte de la Fuerza Armada venezolana respondiendo a lineamientos del régimen, pudiera ser la causa que haya provocado el rompimiento del equilibrio norteamericano con los vecinos países, quedando claro quien sería el verdadero traidor de la patria causante del estado actual de las cosas. Resulta un contrasentido la actuación de choque permanente frente a nuestro primer y segundo socio comercial, lo cual afecta el bienestar de los venezolanos. La frontera de los dos países hermanos es una realidad viva y dinámica que debe respetarse y canalizarse para el beneficio de ambas comunidades.

Los venezolano cada día cobramos mayor conciencia de que la democracia es el vehículo de la libertad y que la libertad la savia de la democracia.

EL CHOLA RON SOCIALISMO BOLIVARIANO de Agustín Blanco Muñoz

El GP ha sido muy claro y terminante en el pedido de colaboración hecho a su entorno para meter chola, pisar acelerador, para construir el socialismo que no se ha establecido en parte alguna.



Y en esta hora en la que se alude a acelerador y radicalización, por una parte, y a revolución dispuesta a marchar a tono con la constitución y las leyes, se impone una evaluación que nos permita saber dónde estamos y qué nos espera, en un momento en el cual las encuestadoras vuelven a señalar que el GP no cuenta con la mayoría, pero mantiene altos niveles de popularidad-aceptación. A este objetivo están destinados los puntos que siguen.



1.- Es necesario insistir en que este régimen no tiene nada que ver con democracia, pero hasta hoy se le tiene como tal y, en consecuencia, se le pide que actúe en la forma correspondiente.



2.- Por ello, cuando las encuestadoras redescubren que el GP no cuenta con el apoyo de las mayorías y que, en consecuencia, es minoría, se tiende a olvidar que ésta ha sido la constante desde el 15D-99. Desde un inicio el régimen compró una maquinaria electoral que está a su completa disposición y que en la actualidad se encuentra completamente afinada y hasta respaldada por una normativa que legaliza el fraude-trampa, en toda su extensión.



3.- Esto quiere decir que, a lo largo del período ‘revolucionario’, se ha aplicado la misma política del pasado y que estamos ante un mismo fracaso con una doble expresión: por una parte la ‘vieja democracia’ y, por la otra, ‘la nueva revolución’. Dos maneras de expresar la misma frustración y la incapacidad para dar el salto hacia otra realidad.



4.- Aquí prevalece un estancamiento político que tiene su primera gran expresión el 27F-89. El proyecto-proceso bolivariano no ha sido capaz de avanzar, más allá de su discurso, hacia un nuevo contenido político, programático y organizacional. Por ello hemos sostenido y sostenemos que estamos en un tiempo de predominio político del pasado, en el cual no se ha producido ruptura alguna.



5.- Esto significa que la lucha en ese campo hoy aquí se limita a una confrontación en la que cada una de las partes tiende a demostrar, en atención al más estricto positivismo, que su posición democrática o revolucionaria es la más adelantada. En el fondo -insistimos- esto es suma de pasado.



6.- Estos elementos deben considerarse a la hora de examinar lo que ocurre hoy en este expaís. El epicentro de la situación lo establece un régimen que cada día pone más énfasis en evidenciar que sólo puede mantenerse por la vía de la fuerza, la intimidación, la manipulación, la compra de conciencia y voluntades. En estos ‘poderes’ radica la fuerza y proyección del proceso bolivariano.



7.- Esto hace posible un cuadro político compuesto básicamente por un híbrido cuyas partes difícilmente pueden conciliar. Por un lado, hay una práctica que se afilia a lo autoritario-dictatorial, con firme inspiración totalitaria y fascista, y por el otro, la necesidad de mantener con vida la ficción de democracia, legalidad y libertad que sirvan como cobertura a la acción concreta de dominación y violencia. Se trata, en consecuencia, del mismo y conocido esquema dictatorial que ahora alcanza las posibilidades que le permite la inversión de los petrodólares y el disfraz de democracia.



8.- Sin embargo, el régimen ha querido plantear una expectativa que, en su criterio, significaría el mejoramiento de las condiciones de vida del colectivo venezolano: el modelo socialista del siglo XXI que vendría a ponerse por encima tanto del fracasado socialismo real del siglo XX, como del ya derrotado capitalismo salvaje, perverso y criminal.



9.-El ofrecimiento de los neo-revolucionarios, inspirados en Bolívar, consiste en una inédita revolución que dice dejar atrás los viejos esquemas, pero que en la práctica, se revela como una mentira debido al seguimiento que aquí se hace, por lo menos desde el 15Ag.-04, del gastado modelo cubano, cuando se dijo que Venezuela había cambiado para siempre y se determina la construcción de VENECUBA.



10.- Tenemos ya un lustro en la construcción de lo que nadie ha podido definir. Y por ello, a la fecha, estamos ante un régimen que hace gala permanentemente de la angustia-desesperación por alcanzar metas que le permitan apartarse de la ineptitud y concretar logros que sirvan a su estabilidad.



11.-Lo cierto, sin embargo, es que esta ‘revolución’ no ha podido avanzar hacia el territorio de lo nuevo y ni siquiera hacia la existencia de un cuadro productivo que permita separarla del marco de la renta petrolera.



12.- Lo que prevalece aquí es un socialismo petrolero instalado por la vía de la fuerza que tiene en este instrumento, negador de toda consulta democrática y participación del colectivo, el factor de la toma de decisión para la implantación de un nuevo modelo político.



13.- Esto quiere decir que este ya fracasado socialismo corresponde a una imposición negadora de toda legalidad. En la constitución del 99 no se define el modelo político venezolano como socialista.



14.- De modo que la confrontación planteada con el modelo capitalista corresponde a una decisión de las cúpulas bolivarianas, que tiene en los boliburguerianos los mayores interesados en el desarrollo de una economía en la cual ellos sean, como en efecto lo son, los primeros y mayores beneficiarios.



15.- Con esta situación, y a pesar de contar con el apoyo comprado, a nivel social, político, militar, educacional, no logra concretar la tan apetecida estabilidad. Las protestas cunden por todas partes.



16.-Y el régimen, en la persona del GP, expresa sus temores y se llega a la conclusión de que la salida al difícil cuadro está en la ‘chola’, la radicalización o profundización de la imposición socialista, previamente derrotada, a través de la aprobación de un cuerpo de leyes que sirvan para legalizar el ‘proceso socialista’ y control de la sociedad.



17.- Pero este cuadro se complica con la actuación del régimen a nivel internacional en ‘diligencias’ en las cuales no ha obtenido el mejor provecho. El fracaso de la incursión Alba en Honduras, la aparición de lanza-misiles AT4 en las FARC procedentes de Venezuela, los límites en el compromiso con este régimen por parte de algunos aliados, Alba, MERCOSUR, la crisis del hermano aliado iraní y el alejamiento de la posibilidad de un apoyo político por parte de China y Rusia, (apenas interesados en la obtención de beneficios económicos), hacen posible que el espacio de la maniobra política bolivariana sea cada vez menor. Los tiempos del esplendor comienzan a agotarse y esta revolución carece hoy de los recursos para seguir financiando la apertura de nuevos caminos.



18 .- La conclusión es muy clara: el enredo de este régimen es aplastante y creciente. Ni es demócrata ni buscará ninguna salida por ese lado. Aumentará su ‘chola’-aceleración del fracaso-hundimiento socialista que sólo servirá para enriquecer cada vez más la correspondiente ‘vanguardia’.



19.- De resto veremos el ciclo de confrontaciones a lo interno del PSUV y aliados que producirán un sin número de espectáculos como el que acabamos de presenciar cuando la legión Ron atentó contra Globovisión. Todo en el marco del escenario de la eliminación de 34 emisoras acusadas de ilegales, en un expaís en el cual, según el régimen, prevalece la legalidad que, por cierto, dicen poner en práctica al detener a la dirigente del aludido ataque, una vez que el asunto se convirtió en noticia internacional y condena al régimen por los ataques a la libertad de expresión.



20.- El cerco a este régimen se extiende a lo interno y lo externo. Su única salida, en consecuencia, es la fuerza hecha dictadura en forma cada vez más expedita y amparada por el cuerpo de leyes que produce la propia Asamblea Nacional de y para la acción dictatorial, revestida de ropaje democrático. Sin sus instituciones, el democrático apoyo de las oposiciones y su CNE este régimen estaría más abajo del suelo.
abm333@gmail.com
El Universal

Runrunes de Nelson Bocaranda S.


ALTO

uniformado. Así será, muy pronto, todo el régimen que aún se ufana diciendo que es una alianza cívico militar. Todos los civiles, en altos cargos, van para afuera. Militares de rango medio -capitanes, mayores, tenientes y coroneles- serán ministros y presidentes de empresas e institutos gubernamentales. No quedará ninguna duda que ya poco le importan las apariencias. Viene con todo ante la pérdida del apoyo popular, el deterioro económico, la multiplicidad de las protestas y la permanente disminución de la audiencia en sus peroratas y cadenas obligatorias. Por eso el ataque, lleno de ilegalidad y sin permitir la defensa, a la radiodifusión libre y al "periodismo degenerado". Ayer lo reiteró. A pesar de que con la asquerosa, adulante y arrastrada propuesta de ley contra los delitos mediáticos sintió, por primera vez, que hay rebelión en la granja. La principal razón para ésta es que sintieron que podría ser cuchillo para su mismo cuello rojito...



EL DORADO. A pesar de la oposición del ministro de finanzas, y otros funcionarios, la emisión de los bonos con respaldo de la extracción de oro unificada auspiciada por el ministro de minería, Rodolfo Sanz, esta lista para salir a la calle. Dos bancos europeos, uno alemán y otro suizo, ya se entusiasmaron y hasta adelantaron parte de lo que se va "a conseguir" colocándolos. Gente ligada al "buscado" Nóbrega y otros ex funcionarios cuestionados, uno por Cabezas y otro por Merentes, son los que están montando la operación junto con un directivo de la Bolsa caraqueña y una dama que trabajó con Aristóbulo en las finanzas del ministerio de Educación. Hace falta dinero fresco ante al acoso económico. Corren la arruga al cambio dual. Recogen más bolívares así...



¡NO AL GOLF! El odio presidencial a todo lo que huela a mejor calidad de vida y que se transforma en ataques a la "burguesía" ya se reflejó en la decisión tomada de expropiar los campos de golf de Caraballeda, Valencia, Maracaibo, Maracay y Barquisimeto. Comenzarán por ésta última ciudad la construcción de súper bloques de 15 pisos en los terrenos a expropiar en los próximos días. Por ahora nada con los de Caracas. Ya Chávez dio el visto bueno al proyecto que será igual en los cinco campos. Mas rabia le dio cuando supo que Rafael Isea y otros boliburgueses disfrutaban el deporte para el cual, en Cuba, todavía invitan a jugar al turismo internacional. Más pobreza y destrucción. Le gusta y lo hace a la perfección...

MEDIO

¿presos? La única razón para meter "presa" a Lina Ron fue la necesidad de "limpiarse la cara" ante el mundo que ha reaccionado ante el cierre de radioemisoras y televisoras y que ya no duda del impulso dictatorial del caudillo militar. Como contraparte a esa falsa "separación" de los violentos, armados y financiados desde las altas esferas por el caudillo y su súper ministro, pedirán la prisión de Guillermo Zuloaga y su hijo por el caso de los carros. A Alberto Federico Ravell también lo quieren encarcelar pero no encuentran argumentación creíble. Esta semana le metieron mas multas a Globovisión disimuladas en un argumento de la ley del menor donde también incluyeron a este diario, Tal Cual y Últimas Noticias...



CAFÉ RANCIO. Sin ser adivinos lo anunciamos en pasadas columnas del 30/abril; el 11/junio y el 9/julio. Parece que no las hubieran leído en el Gobierno cuando esta semana los ¿mentirosos? ministros Jaua y Samán culpan a las empresas venezolanas por la desaparición del café a todos los niveles del país. A ninguna torrefactora le interesa exportar café porque eso va en contra de su propio negocio. La verdad verdadera: el Plan Café, luego de más de BsF 800.000.000 invertidos no cumplió su meta. Hoy producimos menos café que antes. Si Jaua lo reconoce, sería su propio fracaso. Así de simple. Entre los centros de acopio y la frontera con Colombia hay no menos de 14 alcabalas. Imposible que alguien, sin el apoyo del Ejército o de la GN, pueda contrabandear el producto cosechado en cantidades significativas como para dejar al país sin café por tres meses. Nos explicó un ex oficial de la GN experto en asuntos agrícolas: si se llevaron para Colombia 400 quintales de café (46 kilos es un quintal), como engañosamente señala Jaua, se necesitaron 613 gandolas para su movilización, ya que cada una sólo carga, máximo, 30 mil kilos. Imagínense unas seis o siete gandolas de ese tamaño pasando diariamente por la frontera. Para colmo, el Presidente se hace eco de semejante engaño. Como pasa con el arroz, el azúcar (en enero le hicieron petición para importar ante la escasez que venía y no les contestaron) y la carne, la Revolución Socialista del siglo XXI -que promueve la utópica soberanía alimentaria- nos lleva a que hasta con el café hagamos agricultura de puertos. No hay salida: importaremos café. Un nuevo negocio para la boliburguesía. Jaua tiene cartas e informes confidenciales del SASA (organismo del gobierno que maneja los silos y almacenes) donde se le informó con antelación sobre las fallas a nivel de la cosecha y del transparente comportamiento de las torrefactoras. ¿Nunca se los mostró o entregó al Presidente?.Supimos que el caudillo se molestó y prepara a un capitán para el cargo. ¿Dejará de llover café para el pueblo, quien vuelve a perder frente al rojo gobierno?

BAJO

¿se lo aprobarán?. Entre los puntos de cuenta que tiene en su despacho el ministro del Interior, El Aissami, hay cuatro provenientes de la Oficina Nacional Antidrogas en las que su director solicita "la aprobación de la utilización de los mencionados bienes para fortalecer los programas y proyectos orientados a la represión, control, fiscalización, según lo establece el artículo 66 de la LOCTICSEP" de las siguientes cantidades de dólares y euros: a-EU 618.955 y $137.00; b-$ 615.000 y EU 147.000;c- $2.478.530 y d-EU 521.120. ¿Se firmarán?...



VARIOPINTOS. ¿Cómo fue que se perdieron en Puerto Cabello 25 contenedores llenos de billetes importados por el Banco Central y hasta ahora nadie se responsabiliza por ese robo mil millonario?... ¿Quiénes son los boliburgueses que se han acercado a varios propietarios de estaciones de radio ofreciendo comprárselas para que sigan operando pues si no se las van a quitar?&Ya, por Pdvsa, adquirieron otros 6 aviones Falcon 900 para uso del presidente y sus amigos. Tal como lo está haciendo Zelaya en sus periplos buscando regresar al poder en Honduras. Todas las cuentas se las cancela, en dólares y de contado, el alto funcionario venezolano que lo acompaña. ¿Y aquél show del ministro Alfredo Peña con Chávez, en 1999, denunciando las colitas de Pdvsa?& ¿No es una demostración de la destrucción del plantel productivo nacional la confesión presidencial de que cuando él llegó al poder importábamos mil millones de dólares Colombia y ahora importamos $ 6 Mil?. A confesión de parte...

elchacaldelainformacion@gmail.com
El Universal

Contraofensiva revolucionaria

Tengo claro que el acto terrorista escenificado el lunes en Globovisión no fue por iniciativa espontánea de la activista oficialista Lina Ron, porque ella sigue líneas directas del comandante-presidente y del ministro Diosdado Cabello. Si el presidente, en cadena nacional, se rasga las vestiduras militares condenando sus últimas gracias, entonces queda la sospecha de que fue Diosdado el que le dio las pautas. Una tirada como esa no la haría después de las llamadas presidenciales a la reflexión, en una de las ocasiones en la cual la dirigente del UPV, partido Unión Patriótica Venezolana, dirigió a sus huestes en el ataque con bombas incendiarias a los medios de comunicación, a la Nunciatura Apostólica o aterrorizando a las instituciones y a figuras de los medios y de la oposición al declararlos “objetivos militares”. A semejante lacra de alta peligrosidad, el presidente la ha llamado a reflexionar porque su actitud violenta “no es la de una verdadera revolucionaria”, como si se tratara de una chama con problemas de conducta que arma broncas que pueden pasarse por alto y perdonar. Pues no, Lina Ron es una profesional de la violencia, una terrorista urbana que se comporta, esa sí, como “una verdadera revolucionaria”, que es útil y está dispuesta a todo, hasta sacrificarse por la causa revolucionaria y dejarse meter presa para que el comandante presidente se anote puntos en la audiencia internacional. La verdad es que Chávez se comporto más considerado con otro de sus descarriados camaradas, como el líder del colectivo La Piedrita, Valentín Santana, a quien envió a Cuba en calidad de huésped de los hermanos Castro, para que cuando tenga que volver a las andanzas regrese con más bríos e ímpetus renovados. No hay que dejarse engañar, la causa que el Gobierno ordeno abrir contra Linette Ron Pereira, alias Lina, en el Tribunal 18 de Control, por los delitos de asociación para delinquir, terrorismo y obstrucción del comercio, no es más que una operación de disimulo con la comunidad internacional, consternada después del escándalo mundial provocado por el hallazgo de las armas suecas en manos de la narcoguerrilla proporcionadas desde Venezuela, el cierre masivo de emisoras radiales que acompañaron la solicitud de la fiscal general para que se apruebe una ley de delitos mediáticos. La reacción nacional e internacional ante esos dos hechos gravísimos ha sido de un rechazo contundente, porque en Venezuela la democracia se encuentra en emergencia y hay que defenderla a través de la palabra. Al apagar las voces de la radio, la democracia agoniza y desaparece.

La oposición de vacaciones.

Los sucesos de la semana pasada que evidenciaron una vez más el vínculo de Chávez con las FARC, el congelamiento de las relaciones comerciales con Colombia a costo de la hambruna que se producirá a corto plazo, además del cierre de las emisoras que deja a miles de padres de familia sin fuentes de trabajo -todo en una sola semana-, le brindó la oportunidad a los partidos de oposición para que hicieran una alocución exigiendo la renuncia del presidente Chávez. Dejaron solo a Luis Miquilena en su planteamiento. Es lo que tenían que haber hecho, ¿para qué sirven entonces esos políticos de reparto que hacen un tour por los programas de televisión, por los que nadie vota? Salvo algunos alcaldes y gobernadores que se pronunciaron contundentemente, la dirigencia de oposición demuestra que no está sintonizada con la calle, que está dormida en los laureles, tanto que no puede escuchar ni el clamor de los tambores o no se encuentran en el país porque se fueron de vacaciones de verano.
msalazar@cantv.net
El Nacional