Calle para que no nos callen de Francisco Alarcón


Parece inevitable que la gente permanezca en las calles, siendo las protestas genuinas manifestaciones democráticas en contra de los yerros y arbitrariedades cometidos por el gobierno de Chávez.

Por aquí y por allá seguirán las críticas, sin motivos casi políticos sino reivindicativos y libertarios. Las realidades que incomodan a la ciudadanía no obedecen a una sola causa, sino a muchas y con peculiaridades disímiles. Si aumentan el gasto publico tal como anuncia el ministro de Finanzas, es posible que corran la arruga momentáneamente, pero no cesará con ello la ruina del país ni la de sus habitantes.

La debacle es total con variadas aristas y la represión con castigo de las protestas no contendrán el descontento, contrariamente lo multiplicarán y consolidarán en una resistencia contra las ilegalidades. La sociedad civil rebasó a la “dirigencia política”, son ahora ellos sus propios conductores en cada lugar y acto, con particularidades diferentes, pero por motivos comunes. Poco a poco se irán juntando, organizándose como debió ser desde el principio para crear un gran movimiento popular. Se empieza a verle el queso a la tostada en esta materia, el venezolano toma conciencia de lo que se le viene encima, comunismo que no queremos, ni entendemos. La mayoría es la mayoría y será determinante para que la justicia se aplique. Ir contra ella sería un disparate sin que haya ejército ni milicia que la detenga, eso lo saben sus propios diletantes y por tanto, el miedo del régimen es palmario y desesperado, ensayando penalizar hasta las manifestaciones pacíficas del más puro talante democrático.

El oficialismo perdió su público, sin que haya algo novedoso por ofrecer, ya probaron muchas veces en estos once años de fracasos. Piensan, entonces que lo oportuno sería callar a los opositores a como dé lugar. Tal es la ocurrencia de la fiscal, y de los exaltados cultivadores del fanatismo empeñados en escarmentar a esa disidencia.

Saltamos el punto de inflexión, comenzando el derrumbe del gran “imperio de los bárbaros”, empezará un nuevo camino por la reconstrucción del país, con todos los ciudadanos, con todos los que se equivocaron aupando una revolución invisible, con quienes por desesperación también se ataron al “proceso”; creyendo sería este Gobierno el que terminaría con los viejos vicios y clientelismo. Hoy somos presa de lo peor, sin nadie que garantice la gerencia del Estado con probidad, viendo cómo se hace de la mentira una supremacía de lo irreal. Después de haber trabajado como hormigas algunos oficialistas honesto se percatan que la verdad es otra, tratando de imponerles un comunismo con fines personales y de incontables corrupciones.

No hay misión social que se sostenga en el tiempo como razón de existencia o como ayuda a los desposeídos, fueron propósitos temporales para elevar los robos y desigualadamente, fueron muy pocos los beneficiados.
Venezuela es destrucción y descuido, y si piensan aumentar el gasto público con mayores deudas, sin estimular la inversión productiva, harán aún más incontenible la inflación, sin resolverle ningún problema al prójimo.

Seguramente “relucirán” algunos oropeles y la ruta hacia la decadencia igual que en Cuba proseguirá. Esa “meditabunda” Cuba que recurre a los bueyes para arar sus tierras como en el siglo XIX. La Cuba que también acalla las protestas y las castiga limitando todas las expresiones que ya tocan las puertas de Internet, cuando no permiten las conexiones con servidores del extranjero, adiós a sus blogueros. Ya los borrarán del ciberespacio por reproducir la verdad sobre sus desgracias.

Venezuela todavía tiene tiempo de salvarse si la gente sabe hacerlo, sorteando los peligros del opresor sin abandonar las calles, así se estará logrando que, no nos callen y abatan. Será imperativo el sacrificio, haciéndose la libertad más próxima aunque los avances sean centímetro a centímetro. La distancia siempre será más corta a la que nos planteamos en épocas pasadas, las batallas serán perdurables cuando la disidencia organizada decida actuar con racionalidad y decisión.

LA ECONOMIA POLITICA DEL MERCADO CAMBIARIO de Alexander Guerrero



Que hará el gobierno ? Nada que signifique flexibilizar el control, tampoco tiene interés en reducir el diferencial, gobierno y empesas publicas son los primeros beneficiados del amplio diferencial


1. La tasa de cambio y el control político

Desde enero 2003, el régimen cambiario se transformo en una palanca de férreo control político en manos de un gobierno cuyas políticas públicas estuvieron dirigidas a la descapitalización del capital privado nacional. Este régimen cambiario, como era evidente por la experiencia histórica, evoluciono rápidamente hacia un mecanismo de promoción y arraigo de la corrupción; esto, unido a un conjunto más amplio de restricciones económicas –control de precios y competencia desleal del Estado como agente económico - y en un marco jurídico pervertido para debilitamiento de los derechos de propiedad, se constituyeron en una plataforma administrativa para promover lo que ya era política oficial, la depredación del capital(ismo) criollo.

El régimen cambiario, de tasa fija y control en los volúmenes de divisas requeridos para adelantar el proceso productivo, en conjunto con controles de precios y sazonado con la corrupción mencionada, y otros mecanismos discrecionales de restricciones comerciales, ha privilegiado un régimen comercial a través de una tasa de cambio subsidiada y sobrevaluada, con lo cual al abaratar artificialmente las importaciones, se ha sustituido sistemáticamente con ellas la producción nacional. El régimen cambiario se constituyó así en el mecanismo administrativo centralizado para descapitalizar la economía nacional y destruir al capitalismo criollo.

El otro componente del control político de la tasa de cambio, ha sido la creación de un mercado “off shore” llamado mercado permuta o swap, mediante el cual el gobierno ha podido depredar de la misma manera que al sector productivo, los ahorros de la gente, para viajes, inversiones, etc., ya que es un dato que esos esquemas restrictivos, como los mencionados, son retroalimentados por una ampliación de la mal llamada brecha cambiaria – desequilibrio en voz del Presidente- entre la tasa de cambio oficial y el precio de la divisa internacional en ese mercado permuta, off shore.

2. La política cambiaria: o como depredar al sector privado

Así, el sector privado de la economía se ha venido comiendo así mismo, descapitalizando. Quien tenga que adquirir dólares sin restricciones en sus volúmenes, tendrá que pagar varias veces su precio en el mercado oficial en el mercado off shore, llamado permuta o swap; y si en ese mercado venden dólares las empresas y bancos del Estado, como ha sido parte del esquema especulativo llevado a cabo por el gobierno en la administración de la deuda pública, estaríamos entonces en presencia de un fenómeno de transferencia neta al gobierno de fondos baratos provistos por el sector privado de la economía nacional; es decir, una especie de impuesto pagado en bolívares transferidos pura y simplemente al fisco.

Ese “desequilibrio” cambiario –según palabras del propio Presidente y Ministro de Finanzas - resultante del represamiento de la tasa de cambio oficial a 2.15 Bs por dólar se constituyo en sí mismo un propósito y un objetivo de la economía política del régimen, y mediante el cual, el gobierno a través de Min Finanzas y otras instituciones financieras del Estado, especularían en ese mercado permuta no solo para vender los bonos y títulos de deuda pública expresados en “boli-dolares” –bonos en dólares a ser adquiridos con bolívares- sino también, para obtener más bolívares por cada dólar de los que recibirían vendiéndole al BCV a la tasa de cambio oficial; recordemos que la última reforma (2005) de la Ley del BCV autorizaba a PDVSA – y lo obligaba- a vender al BCV únicamente las divisas correspondientes para el pago en bolívares de sus impuestos, regalías y dividendos, lo que quiere decir, que PDVSA –y otros entes públicos- podrían dirigir sin restricciones parte de sus activos en divisas a ese mercado, el objetivo depredador del ahorro/inversión de empresas y familias de venezolanos es evidente.

3. Corrupción, racionamiento: una agenda para depredar derechos de propiedad

Después de seis anos con ese control político sobre el dólar, se verían sin pudor ni vergüenza institucional publica, las verrugas de todo mercado cambiario restringido y reprimido: la sobrevaluación del tipo de cambio y la corrupción, y ciertamente, un sistema de precios relativos altamente pervertido, que afectando el proceso normal de formación de precios, y aunque no acotado por los indicadores de inflación, cualquiera siente que esta muestra el impacto inflacionario por la obtención de dólares a precios infinitamente superiores al de la tasa oficial de cambio.

Al mercado, empresas e individuos les costó una buena cantidad tiempo y de dinero depredado por estas políticas oficiales, una espantosa inflación represada y presente en todos los bienes importados, comprender que las políticas oficiales en el mercado cambiario han estado dirigidas por un esquema político represivo, que el mismo Presidente Chávez denomino al control de cambio como un esquema administrativo con razones políticas, lo cual después de todo su característica central ha sido la depredación de la actividad económica privada vía precios relativos.

Así, en el mercado, operadores, bancos, casas de bolsas, con elevado espíritu mercantil han sostenido y reproducido la tesis, sin sustento teórico y empírico, que el gobierno intervendría en el mercado permuta vendiendo deuda pública para cerrar la brecha cambiaria, como si en realdad esa brecha se pudiera cerrar manteniendo el control de cambio, ello es simplemente, imposible!!.

4. Un amplio diferencial: el gobierno único favorecido

Al gobierno le importa prácticamente un comino que el diferencial “cambiario” muestre un amplio margen en términos del precio con se adquiere un el dólar en el mercado permuta, -of shore- respecto del que distribuye CADIVI y liquida el BCV a través de las restricciones oficiales del control de cambio, por el contrario, tal diferencial se ha convertido en un incentivo para el endeudamiento “fútil” y en un lucrativo negocio que emparenta a operadores financieros y a grupos corporativos –políticos y económicos - con estrechos nexos en el gobierno. Como al final del camino, alguien tiene que pagar la factura de costos, la presión inflacionaria es como se expresan estas restricciones políticas sobre los sistemas normales de arbitraje.

En otras palabras ese proceso de desalineación de la tasa de cambio oficial y de la “tasa de cambio efectiva” puede considerarse como expresión de política cambiaria oficial, o cuando menos como consecuencia no intencionada porque no es desconocido, ni en la literatura económica como tampoco de la evidencia empírica diaria, que la centralización de las actividades económicas, la mutilación del mercado, y el desmantelamiento de los derechos de propiedad, y con ellos del control político del precio de la divisa internacional produce una enorme brecha – entre el dólar oficial y el “dólar permuta”- casi natural, mediante la cual se depredan actividades económicas privadas, todo perfectamente con cabida en la estrategia global del gobierno de acabar con el capitalismo y la propiedad privada sobe activos generadores de riqueza.

5. Reducirá el gobierno la brecha cambiaria ¿ . No tiene planes es solo retorica.

Algunos maquillajes financieros para que el mercado siga fuertemente restringido, y eventualmente la colocación de deuda pública así como de empresas del Estado. Razones? , muy simples.

La caída de los precios del petróleo y la pérdida de capacidad productiva de PDVSA que en el marco de una expansiva política fiscal se reduce el volumen de divisas a colocar en el mercado del dólar controlado. Al agregar a ello la creciente demanda por divisas -a precios subsidiados- por parte del Estado y sus empresas, es evidente que el racionamiento de divisas vía CADIVI y BCV se estrechara en los próximos meses y con ello, y si perdura en el tiempo, el precio del dólar en el mercado off shore (permuta) recibirá la presión de demanda y el precio retornara a sus niveles de “equilibrio”.

La intervención del gobierno vendría en la aplicación de un sistema dual de cambio, con una devaluación (en el gobierno le llaman impuesto, pero monetaria y fiscalmente es una devaluación) de facto del bolívar, tasa de cambio al cual se realizara un volumen considerable de importaciones que se hacía a la tasa de 2.15. Los problemas, sin embargo, se mantendrán en el llamado dólar permuta, cuyo precio, podría caer por la intervención inicial del gobierno y el BCV, pero rebotaría en alza, hacia los niveles actuales, -equilibrio- cuando el mercado secundario –una vez los bonos se revendan- muestre que las verdaderas razones de la presión al alza en el precio de ese dólar –permuta/swap- es el racionamiento y la escasez de divisas, además del elevado costo que se paga por la implementación del socialismo, fenómenos que el gobierno no podrá resolver, dado el marco ideológico que conduce ese costoso proceso de destrucción del capitalismo.

(*) Economista,PhD (London)

El pacto obsceno de Teódulo López Meléndez


Lo sucedido este último fin de semana en Venezuela agota los adjetivos. Después de intensas conversaciones el gobierno y la llamada oposición llegaron a los acuerdos básicos que incluían entre otras cosas, la no participación de los partidos en el acto “No más Chávez” del viernes 4.

Conversando con los amigos pronosticamos que la marcha del sábado 5 sería la más pacífica del mundo, todo “amor y paz”. En ese momento no teníamos los elementos que ahora manejamos y pensábamos que el régimen estaba golpeado por las imágenes de represión que le habían dado la vuelta al mundo. Sin embargo, cuando hicimos acto de presencia en Caracas atendiendo a la convocatoria mundial lo vimos todo claro. La absoluta ausencia de los partidos de la llamada oposición y los relatos directos que escuchamos sobre las reacciones de los “líderes oposicionistas”, incluidas algunas amenazas, nos hicieron percibir que estábamos ante hechos de mayor gravedad.

La convocatoria a una “marcha” en fecha distinta de la universal ya movía a sospechas. El argumento dado fue que eso de “No más Chávez” era inconveniente. Yo agrego que la convocatoria venía de Colombia y un acomplejado podía encontrar en ese origen un motivo de reticencia. En definitiva, aceptar reunirse o participar bajo ese lema les podía traer acusaciones de “subversivos”, “vendidos al imperio” o de “cómplices en un intento de magnicidio”, dado que de esta última manera lo calificó un vocero del régimen.

La cuestión tenía otras implicaciones. El gobierno venezolano estaba muy preocupado por esa convocatoria y exigió a los llamados “partidos de oposición” boicotearla como parte del arreglo. Las primeras imágenes de la marcha del sábado eran inéditas: no se veía por ninguna parte la acostumbrada movilización militar y policial con tanquetas y otros instrumentos de represión. La llamada oposición se había negado a exigir la renuncia de la Fiscal General de la República, como antes se había negado a exigir la renuncia de los diputados a la Asamblea Nacional y la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas. En cambio entregarían un documento. Una “marcha” para entregar un documento que terminará donde ustedes pueden imaginarse.

La lectura de ese papel no puede indicar mayor sumisión. Es un documento soso, de un respeto inaudito para quien ha procesado a varios ingenuos que ahora permanecen en las cárceles del país.

Por si fuera poca la oscuridad de este fin de semana, asistimos al fallecimiento del movimiento estudiantil, ahora absolutamente instrumentado por la llamada oposición. La instrumentación llegó a tal extremo que fue un líder estudiantil el escogido para hacer el anuncio grandilocuente del corazón del pacto entre el gobierno y la llamada oposición: “nos vemos en las legislativas de 2010”.

La llamada oposición admite, al fin, que no tiene otro objetivo, que acepta los términos del gobierno impuestos en la nueva Ley de Procedimientos Electorales y que se “portará bien”. Es probable que desde ya inicien una especie de precampaña electoral, como son probables muchas otras cosas, tales como la suspensión de toda protesta formal frente a la Ley de Educación. Es posible que se le otorgue algún “beneficio humanitario” que resguarde a alguno de los últimos detenidos, como es posible que aparezcan otras “consecuencias inéditas”.

Pero lo más grave de todo esto es la ingenuidad, la falta de criterio político, la ceguera, la incapacidad manifiesta de la sociedad venezolana para ver más allá de sus narices. Se trata de que la sociedad venezolana no encuentra el “darse cuenta”. Han pasado diez años de este gobierno y la sociedad venezolana no ha aprendido nada. Sigue siendo instrumentada, halada y arrastrada del hocico, dando muestras de un inmadurez que la condena.
Sociedades como la venezolana están condenadas a ser gobernadas por gobiernos como el que tenemos o por negociantes de baja ralea. Es esta la conclusión dramática a la que se llega.

teodulolopezm@yahoo.com

LA MENTIRA no paga de Julio César Arreaza B.


Me parece que la entrevista realizada recientemente por la hermosa, perspicaz y valiente periodista colombiana Vicky Dávila a Hugo Chávez, no tiene desperdicio y resulta un documento interesante, una cantera de la cual puede extraerse elementos y pistas, que hacen posible descubrir nuevas dimensiones del complejo ser del personaje, las cuales permanecen ocultas, cuando el susodicho se desenvuelve a su antojo frente a periodistas y cámaras complacientes.

No comparto la opinión de que el verbo de Chávez es algo monumental, que se pierde de vista. Para mí más bien constituye un orador mediocre al compararlo con los grandes tribunos que hemos tenido. Él habla sin parar, pero está limitado a expresar el pensamiento contenido en su limitada cultura.

Así como vemos a algunos malabaristas en los semáforos manejando con habilidad varias pelotas y reconocemos en ellos experticia, pienso que un hombre que dedica su tiempo al cotorreo intenso e inmisericorde, tiene que ser a juro un malabarista de la palabra y reconozco que Chávez lo es. Domina su discurso repetido y logra ante un grueso público hacer aparecer como verdad lo que son mentiras. Creo no haber descubierto con estas elementales observaciones el agua tibia, porque ya hay varios libros al respecto que versan sobre sus mentiras.

Retomando la entrevista con la colombiana recordamos haber visto al malabarista trastabillando cuando Vicky lo espueleaba con la verdad y lo miraba a los ojos. En una de las varias prensadas al teniente coronel no le quedó más remedio que recurrir a la muletilla del cuento del estudiante aquel que le preguntaron en el examen una cosa y respondió otra, le inquirieron sobre los mamíferos y se fue por otro lado, hablando de los insectos y por allí se mandó a llenar cuatro folios obviando así la pregunta.

Ante una interrogante de la periodista, Chávez contestó otra cosa, fue cuando dijo que él recordaba a un presidente que en ese mismo Palacio de Miraflores, donde se realizaba la entrevista, ofrecía todos los viernes grandes fiestas donde rodaba el whisky a granel y daba el lamentable espectáculo de emborracharse y al final salía cargado.

Aseguró que él había visto repetidamente la escena con sus propios ojos.

Mentira vil mentira. Quien esto escribe trabajó como secretario del Consejo de Ministros durante toda la administración del presidente Lusinchi y doy testimonio que esto es falso de toda falsedad. Yo viví prácticamente en Miraflores y puedo decir que esas fiestas no existieron sino en la mente de Chávez, el presidente Lusinchi siempre se comportó con hábitos austeros, era hombre de trabajo constante y jamás lo vimos borracho y mucho menos dando espectáculos. No recuerdo haber visto a Chávez en Miraflores durante esa época, aunque trabajó un tiempo para el entonces secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, general Arnoldo Rodríguez Ochoa, y la labor de Chávez consistía, según él mismo testimoniara, en cargarle el maletín a su jefe.

Mentiras de este tipo ha repetido el Sr. Chávez hasta el cansancio en su ya larga permanencia en el poder, dando un pésimo ejemplo como jefe de Estado. Lo que sucede es que no calza los puntos, no cumple con los estándares del cargo, es un presimiente. No es la gente la que le falta el respeto gratuitamente, es él quien nos falta el respeto.

Las cosas caerán por su propio peso, pesa mucho la persecución a la disidencia democrática, la violación flagrante a los Derechos Humanos de los presos políticos y los de sus apreciadas familias, aunado a las continuas promesas incumplidas y la más incompetente y corrupta gestión administrativa. Súmemosle las evidentes mentiras dichas como si fueran verdad, todas estas cosas serán las responsables de sacarlo del poder. Nada de golpes, él solito se matará como Chacumbele. Se le acabó el amor del pueblo.

UNASUR de Américo Martín


Lo inquietante no es que haya salido mal parado de la Cumbre extraordinaria de Bariloche, sino sus reacciones posteriores, que son –usemos la jerga del boxeo- golpes telegrafiados. Tampoco es que UNASUR hubiese sido una tumba. Los mandatarios reunidos en aquel balneario frenaron los extremos: los del ALBA, acaudillados por Chávez, no obtuvieron al menos una moderada satisfacción a sus exigencias, pero Uribe tampoco quiso encender el fuego de la injerencia bolivariana en sus realidades internas. Todos oyeron su grave denuncia, dada como al desgaire, sobre la presencia de Iván Márquez y Timochenko en Venezuela, y no obstante guardaron silencio, conscientes de que la entrada de una cuestión tan seria les impondría definiciones para las cuales no están preparados. Prefirieron dejar las cosas de ese tamaño.
En definitiva, Uribe no podía esperar una victoria superior a la que sin duda obtuvo, ni Chávez una derrota peor que la que sufrió, lo que nos lleva a la penosa conclusión de que UNASUR (siguiendo el ejemplo de la OEA) no está para hacer justicia, lo cual tampoco equivale a decir que no sirva para nada. En Bariloche, y antes en Quito, la organización pomposamente fundada en la retórica Cumbre de Margarita, sirvió cuando menos para contener las alucinaciones extremistas del ALBA. Es poco, pero peor es nada. No prosperó en Quito ni en Bariloche la condena o la simple crítica al acuerdo militar colombo-estadounidense. La diferencia es que en Bariloche se evidenció la fragilidad retórica del ALBA. Humo, vacío, oquedad. El chascarrillo de Alan García hizo sonreír a todos, menos a Chávez. Y en verdad, ¿para qué tomar por asalto militar el petróleo, si Venezuela le vende “llave en mano” a EEUU todo el que necesita? Además, carga el vendedor con la compleja administración del contrato colectivo y las subsecuentes protestas obreras. Mejor, imposible. Y, petróleo aparte, ¿en el supuesto delirante de una “invasión” no sería mejor hacerlo desde la IV Flota?
Quedó sin habla, lo que en su caso ya es decir. Desde la humilde tornavolta a Venezuela, su reacción era previsible, tenía precedentes. Recordemos: enmudecido en Santiago de Chile por las duras palabras que en tono imperioso le dirigió Juan Carlos I, se le ocurrió comentar: ¡Ay del rey si yo lo hubiera oído! En Bariloche anunció que en su portafolio llevaba pruebas irrefutables sobre la maquinación militar de EEUU y Colombia. Muy bien, ¿por qué no las presentó? “No lo consideré oportuno”, fue su inaudible respuesta.
De cómo interpreta el hombre el estado de su propia política internacional ilustra su declaración en Libia sobre el fiasco de Honduras. Ya no se puede esperar el regreso de Zelaya porque –son sus palabras- ni un solo militar ha desertado, la campaña electoral comenzó y el liberalismo desconoce al presidente derrocado. Atrás quedaron la insurrección inminente y el regreso desde Ocotal para el apoteósico recibimiento en Tegucigalpa. El brusco reencuentro con sus aliados ultraoceánicos encubre la humana necesidad de recibir loas en alguna parte. Si en Latinoamérica es inocultable su retroceso, espera que sigan rodilla en tierra sus explosivos aliados de Africa, Medio Oriente y la Belarus de Lukashenko, último tirano de Europa, como se le conoce. Con un baño de alabanzas exaltadas quizá supere el insomnio.
Pero a despecho de su despecho, en algo ha salido beneficiado. Puesto que por ahora UNASUR no pasará de la epidermis de los problemas, probablemente –cual los tres monos sabios del Templo de Toshogu- no hablará, no oirá y no verá la bestial arremetida contra la democracia y los líderes de la disidencia, que ahora mismo está incendiando a la atormentada Venezuela.

¡LOS MIEDOS Y LA CALLE! de Agustín Blanco Muñoz


La calle ha sido y es uno de los centros de acción de la historia de este ex país. El espacio por excelencia donde se desarrolla la expresión del colectivo en apoyo o rechazo de las políticas que de algún modo le tocan.

Por esto se mantiene que si un mando-poder controla la calle es porque está bien posesionado.¿En qué punto está hoy la calle con respecto a este gobierno bolivariano y ‘revolucionario? Este es el tema que queremos debatir hoy.

1. En los últimos tiempos el control de la calle ha seguido los lineamientos del pasado.

2. Cuando Betancourt regresa al país en febrero del 58 se alarma al ver el colectivo en la calle, pide a los trabajadores que vuelvan a sus fábricas, los estudiantes a sus estudios y las amas de casa a sus casas.

3. Pero el llamado no fue acatado. Y una vez que se producen las elecciones del 07D-58, advierte que la única manera de detener el avance de la calle era mediante la confrontación abierta. Son tiempos de represión. Se ordena a la policía tomar las calles, mientras la oposición contesta: ‘Las calles son del pueblo y no de la policía’.

4. Se inicia entonces la referida década de la violencia o de la Lucha Armada. Porque la oposición entendió que era necesario responderle a la violencia gubernamental con la violencia revolucionaria. Y lo que sigue es una suma de derrotas y muertos en el campo que se autocalifica como revolucionario.

5.- La conjunción de guerrilla urbana con guerrilla rural y militares en plan golpista pierde asidero en forma progresiva hasta situarse en territorios del más completo fracaso. Atrás habían quedado los tiempos en los cuales las oposiciones le daban un gran calor a las calles.

Progresivamente y luego de algunas contiendas los gobiernos de la ‘democracia representativa’ recuperan los pequeños espacios de calle que llegaron a estar en sus manos.

6. A partir de la pacificación Leoni-Caldera de fines de los 60 e inicios de los 70 es cada vez más claro el control callejero. Y en los 80, el régimen, en acuerdo con el FMI y con el Banco Mundial, había previsto los posibles escenarios para una eventual protesta del colectivo. Para ellos no había elementos que permitieran pensar en un estallido popular como el que se produce el 27F-89.

7. De nada le valieron los anuncios que se realizaron en relación con la posibilidad de que bajaran los cerros. Por ello, a pasar de las estimaciones sobre el impacto del Paquete Económico neoliberal, hubo sorpresa por parte del régimen que, gracias a la ayuda de ‘grandes notables’ y otros poderes, decidió disparar a matar cuantas veces hiciera falta para limpiar las calles de todo peligro.

8. La huella de esta ‘masacre Venezuela’ está grabada en la mente de los venezolanos. Es el Caracazo por la democracia’. La fosa común de la Peste se convirtió en el lugar emblemático de una de las tragedias de mayor profundidad de la historia del continente.

9. Desde entonces adquirió mucha fuerza el miedo a la calle. Y esto explica que, a pesar del descontento con el gobierno de CAP la gente no haya tomado la calle para acompañar ni festejar a los golpistas del 04F y del 27N-92. El apoyo se hace frente al televisor.

10. Pero a partir del 1993 con la campaña electoral que da el triunfo a Rafael Caldera y al ‘chiripero’ comienza un leve repunte que va a tener continuidad con la liberación del jefe golpista del 04F quien de inmediato emprende una campaña de calle en busca de la abstención electoral para las elecciones de gobernadores y alcaldes de diciembre de 1995.

11. La gente comienza a ver en este jefe golpista la posibilidad de convertirse en un nuevo mesías-salvador. Y en medio del profundo vacío que lleva al colectivo a dejar de creer en partidos e instituciones, dirigentes, el golpista comienza a tener espacio para desarrollar su acción y llega a ser visto como una entidad fundamental para garantizar la estabilidad política venezolana.

12. Así como Betancourt aseguró la derrota del proyecto ‘castro-comunista’, ahora los grandes intereses buscan al salvador de una democracia que sirviera a los altos intereses nacionales e internacionales. En este sentido mantenemos que la primera gran inversión en el jefe golpista proviene de USA que aún hoy sigue recibiendo, en forma invariable, su alta cuota de petróleo.

13. Una vez que el jefe golpista da el paso hacia lo electoral en diciembre de 1997 comienza a crecer el calor de calle.

14. Pero ya para el 15D-99, en el referendun aprobatorio de la Nueva Constitución, la abstención fue del 63%. La euforia final parecía haber llegado a su fin. Esto se va a ver con más claridad a la hora de la contienda electoral del 2000 entre los jefes golpistas del 04F-92.

15. El 31 de marzo del 2001 se produce una manifestación de calle que impacta por su mensaje ‘con mis hijos no te metas’. Desde este momento se aceleró el calentamiento de las avenidas.

16. Con la aprobación de las leyes habilitantes se da el primer anuncio de un gobierno que se propone controlar la economía en términos de capitalismo de Estado. Las direcciones del capital y el trabajo (Fedecámaras y CTV) producen un llamado de protesta que culmina con el paro del 10 de diciembre del 2001. En este momento el régimen ve muy distante el apoyo de la calle.

17. El año 2002 hasta el 11A hay un dominio casi total de la calle. Su fuerza y proyección materialmente carece de precedente. Por eso mantenemos que el ‘operativo’ del golpe-renuncia-rescate-regreso forman parte de un paquete que pudiera responder perfectamente a un montaje que cuenta con muchos actores. Y lo cierto es que la calle queda replegada ante el impacto de una violencia con registro de muertos y heridos.

18. Sin embargo, el colectivo atiende a un segundo llamado de la Coordinadora Democrática, la meritocracia petrolera, Fedecámaras y la CTV para una huelga general indefinida, hasta que se vaya. A comienzos del año 03 el fracaso se había concretado.

Viene luego una lucha disminuida en función de lograr un referendun revocatorio que se concreta el 15 de agosto del 2004, en el entendido de que para esa fecha aplicaría con toda amplitud el aparato que, basado en la tarifa y en el fraude CNE, garantizaría el triunfo del régimen.

19. A partir de este momento la calle esta comandada por un régimen que entiende que Venezuela cambió para siempre. Y esto se concreta con la creación de Venecuba. Atrás quedó la experiencia política venezolana. Las decisiones provienen ahora de un nuevo padre de esta patria: Fidel Castro. Y su alumno e hijo tendrá como misión aplicar las sabias enseñanzas y directrices de su padre el socialismo y comunismo del fracaso.

20. Ese proyecto cuenta con los recursos de mayor alcance que ha tenido la economía petrolera venezolana y sin ningún tipo de oponentes. La calle y todos los espacios pasan a su entero control. Todo un cuerpo de tarifados se adueñan en forma progresiva del espectro político. El dominio ha sido total hasta fecha reciente.

21. Pero a partir del 15F-09 se plantea la necesidad de impulsar el llamado socialismo del siglo XXI, por encima de la auténtica legislación. De esta manera se crean los mecanismos para detener un descontento popular que ha comenzado a pasar por encima de las estructuras políticas que detentan la dirección de las oposiciones.

22. Para el régimen esta claro que el descontento que comenzó a visualizarse el 15D del 99 había alcanzado a esta fecha niveles dimensionales y que el mando-poder solo puede resguardarse por la vía represiva que sirva a la vez de refuerzo a la maquinaria del fraude.

23. Lo que está planteado hoy, en definitiva y conclusión, es el avance de un colectivo que ha dejado a un lado a los dirigentes de las oposiciones y que se convierte de paso en un peligro de difícil control por parte de la llamada revolución bolivariana, zamorana, robinsoniana pacífica pero violenta.

24. Ese colectivo amenaza de manera firme y terminante con tomar las calles hasta lograr la derrota de los impostores de lado y lado. La confrontación está claramente planteada ¿qué hacer hoy aquí para contribuir a alejar el cuadro de violencia que se cierne sobre este expaís y que amenaza con regar las calles con más dolor? abm333@gmail.com

El Universal, 04 de septiembre del 2009.

Runrunes de Nelson Bocaranda S.


ALTO

unasur. El caudillo se sintió tan mal tras la reunión en la que la realidad aniquiló sus expectativas de seguir siendo noticia, y presentarse como el ganador de una eventual contienda con Álvaro Uribe, que estalló en reclamos a sus colaboradores más cercanos en la intimidad de su suite. El primero en el que descargó su ira fue en el conductor de la diplomacia chavista desde la Cancillería, Nicolás Maduro, a quien le reclamó, entre otras menudencias y errores en la estrategia fracasada, el haberle reído al presidente peruano Alan García el chiste -cargado de ironía- referente a la "búsqueda del imperio estadounidense del petróleo venezolano si tú le vendes todo el petróleo que puedes". El no haber podido lograr una condena contra Colombia, cuando los países asistentes dieron como un hecho el acuerdo Colombia-EE.UU. sobre uso de las bases del vecino y Uribe hizo con la declaración final lo que le vino en gana, enardeció a Chávez de tal forma que llegó a reclamarle a la anfitriona Cristina Kirchner lo que él consideró falta de apoyo a su propuesta condenatoria. Entre gritos y desplantes contra sus funcionarios de confianza soltó la molestia con el presidente Lula de Brasil por haberse enojado con él y con el ecuatoriano Correa y hasta haberse pasado de tragos, pues "pa' mí está cuadrado con los yanquis". El mismo temor dejó saber que tenía con Rafael Correa, pues "ese terminará jalando para el lado gringo". Otro punto que lo picó fue el del documento, supuestamente un secreto de las fuerzas armadas gringas sobre planes de guerra en Suramérica, que le demostraron otros gobiernos que era un material que estaba en la Internet y no era oficial: "Bota a quien te dio eso y nos hizo quedar tan mal". Se dio cuenta el teniente coronel venezolano que solo cuenta con los chuleadores de Bolivia, Cuba y Nicaragua, y que el apoyo argentino dependerá de los negocios que se hagan con Néstor y Cristina. Salió con el rabo entre las piernas. Se convenció que ya en las cumbres presidenciales no es más "l'enfant terrible" sino el "horribilis" y que la atención de los medios ya no es la misma de antes. En Bariloche los únicos felices con la presencia de los más de 300 miembros de la comitiva presidencial venezolana fueron los comerciantes del resort argentino, pues las compras de los viajeros chavistas, en dólares contantes y sonantes que no pasan por las limitaciones y trabas de Cadivi, les aseguraron ya una de las temporadas más provechosas de los últimos años. "No compraban de a dos sino por docenas" dijo un vendedor a un canal noticioso sureño. Cómo sería el despilfarro que en las tiendas se acabaron las chaquetas de cuero destinadas para la venta en los próximos meses. "Los maletines de Bolívar -y no las espadas- siguen caminando por la Latinoamérica"...

MEDIO


¿cambios y razones? Insisten en tener listo el aumento de la gasolina para el regreso del caudillo tras su periplo por África y Europa, viaje que será aprovechado para "tomarse fotos con todos aquellos dictadores como Robert Mugabe de Zimbabue o el sudanés Omar al-Bashir que molesten bastante al imperio y a los medios globales". Definitivamente se impondrán los militares en el manejo total de las finanzas. Las restricciones en Cadivi se acentuarán. Insistirán en que Alí Rodríguez regrese a conducir el área petrolera. De nuevo suena el nombre de Izarrita para el Ministerio del Interior así como de otros uniformados para reemplazar a civiles. Señalan que la colocación de Diosdado y Jesse en las directivas de las empresas de Guayana fue para meterle el ojo a los manejos administrativos del ministro Rodolfo Sanz, quien está en la mira por los bonos auríferos, aunque Chávez haya anunciado que llegará lleno de plata de inversionistas foráneos. Circula la versión que la salida del general Rangel Silva de la Disip estuvo relacionada con una supuesta grabación en la que estarían involucrados el superministro y el comandante del Ejército. Me entero en Europa que al cerrarse el banco estadounidense donde la Cancillería tenía la cuenta para pagar todo el servicio exterior los funcionarios venezolanos en todo el mundo están sin cobrar sus sueldos. El Banco del Tesoro habría tenido que prestarle al ministerio una cuenta estadounidense para paliar la emergencia financiera y ahora los embajadores no saben qué hacer, si cobrar ellos en un cheque todos los salarios de sus funcionarios y pagárselos y así cometer una ilegalidad administrativa. Están guindando...

BAJO

milicia ¿privada? Se conoció que por instrucciones emitidas por el Ministerio de la Defensa todo el personal de las empresas de vigilancia privada deberá pasar a formar parte de las milicias, a través de las guarniciones militares del país, para lo cual el Comando Estratégico Operacional tiene previsto un adiestramiento militar de tres días cada dos años al personal privado para despertar en los participantes, sobre todo en los reservistas, el espíritu de cuerpo y la asignación de tareas específicas. Una vez concluido el adiestramiento, los vigilantes privados recibirán la categoría de Milicia Activa, y serán dotados de vestimenta y calzado militar, los cuales serán utilizados según directrices provenientes del CEO. El objetivo es reunir unos 24.000 hombres que serían distribuidos entre los cuatro componentes militares, a razón de 6.000 por cada uno. Para obtener la información del personal de vigilantes se coordina con la Asociación de Empresarios Socialistas de Seguridad (Asovess), ente que sustituye a Canavipro, la Cámara Nacional de Vigilancia y Protección Privada. Para la conformación del primer contingente de 6.000 hombres se tomó como plan piloto el occidente del país. Ellos serán captados en los estados Táchira, Mérida, Trujillo, Lara, Falcón y Zulia donde ya se han iniciado los trabajos de coordinación. En el estado Táchira ya fueron convocadas por la Guarnición Militar las empresas de vigilancia privada. Asovess sugiere incluir en el proceso de adiestramiento de la Milicia a los supervisores de las empresas ya que serían éstos los encargados de recabar la información que se suministrará a las guarniciones militares por el personal de vigilantes privados. Grave lo que cuentan los involucrados, pues entre los planes estaría la asignación de un fusil a cada uno de los milicianos que estaría guardado en la Guarnición local a la que quedarían adscritos. Llegado el día les pedirán pasar por la sede militar para recoger su armamento y en grupo tomar las empresas privadas de las que ellos son vigilantes y conocen su funcionamiento así como a todo el personal gerencial y administrativo. Firr&.



PAUSA. Por dos semanas los dejaré descansar de esta columna pues ya estoy vacacionando con la familia y recargando las baterías. Hasta el 24, Dios mediante...

elchacaldelainformacion@gmail.com

twitter.com/nelsonbocaranda
El Universal

La caida de Marianella Salazar


Con Chávez, Venezuela continuará siendo un país irreconciliable.

En sus 10 años de mandato, el caudillo no ha hecho otra cosa que sembrar odio sobre una tierra abonada por los resentimientos sociales donde los ciudadanos estamos permanentemente enfrentados a enemigos internos y externos que nos dejan exhaustos.

Hay impotencia, cansancio y sobre todo indignación ­que no es lo mismo que miedo. La protesta, con su imprescindible caja de resonancia que es la prensa, está siendo criminalizada y silenciada; los que se atreven a manifestar y reclamar por sus derechos son salvajemente agredidos y pateados por grupos paraoficialistas que permanentemente muestran su feroz y violenta cara en las calles, ensañándose contra periodistas, como paso con los de Últimas Noticias.

Otra de las modalidades predilectas del régimen es apresar a todo aquel que se atreva a manifestar y enviarlo a cárceles de alta peligrosidad, como en el caso de los 11 trabajadores de la Alcaldía Metropolitana, que no hacían otra cosa que defender sus fuentes de trabajo y ahora engrosan la lista de presos políticos. Cualquiera que tenga participación activa en eventos políticos puede ser responsabilizado de generar violencia contra la policía, como hicieron con el prefecto de Caracas, Richard Blanco, que ha sido privado de su libertad.



Aquí no se salva nadie y ya sabemos que a los empresarios que no simpaticen con el proceso, ni hacen negocios con los hombres del gobierno, les esperan invasiones, confiscaciones o la expropiación de sus medios de producción.

Todo eso sucede porque en el país la Constitución no está en vigencia; lo único que cuenta son las prácticas políticas y judiciales que la arbitrariedad del poder único impone.

El simple hecho de discrepar convierte a los ciudadanos de a pie, a los dirigentes políticos verdaderamente combativos ­y son pocos los que no favorecen al régimen chavista prestándose a enfriar a la calle y pasando datos al Gobierno sobre la estrategia opositora­, esos hombres con guáramo son perseguidos y obligados a pasar a la clandestinidad, que es uno de los objetivos del Gobierno: desarticularlos y ponerlos fuera de circulación, como en el caso del dirigente de Alianza Bravo Pueblo, Oscar Pérez, al que conviene desaparecer por su demostrada efectividad en las movilizaciones de calle. Quieren que permanezca invisible porque estorba demasiado.



Otros son arrinconados y amenazados con la cárcel, declarados como objetivos políticos y militares, considerados enemigos, conspiradores, como el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, o el gobernador del Táchira, César Pérez Vivas, hombres recios, de comprobados principios y valores democráticos, a quienes el mismo presidente Chávez les anunció prisión y ordenó abrir antejuicios de mérito.

Chávez ha construido su Estado personal sobre las bases del odio, la confrontación y la creciente criminalidad. Además, maneja el petróleo como un arma estratégica y de chantaje para ser aceptado y temido en la comunidad internacional, por eso no escucharemos una declaración sobre la violación de los derechos humanos por parte de la Organización de Estados Americanos, ni por la Unión Europea, que continúan hipnotizados por el impresentable autócrata militar y no les importa abandonarnos a la triste suerte que ha padecido el pueblo cubano durante 50 años. En esta lucha, los venezolanos estamos profundamente solos.

No hay que esperar por los organismos internacionales ni por los gobiernos cómplices, dispuestos a blanquear ­a cambio de petróleo­ cualquier crimen contra la democracia. La protesta y la movilización es lo único que desestabiliza a una dictadura. Después de la represión viene la caída.

La caída
Marianella Salazar
El Nacional

La Ley del Silencio de Susana Sechi


En una Argentina revuelta, anulada y aquejada por los síntomas de una enfermante corrupción, un régimen que fue perdiendo la república en el camino, proclama aires de superioridad y se encuentra dispuesto a quebrantar la libertad de expresión por medio de un proyecto que replica las actitudes tomadas por el caribeño amigo Hugo Chávez.

Esta forma de violar los principios constitucionales de la libre expresión, será debatida en el Congreso, según pretende la Señora Presidente, desesperada por conseguir en quince días la aprobación de la ley, Ley que le permitiría al gobierno que comparte con su esposo, más acumulación de poder, esta vez el cuarto, que debería ser totalmente independiente y, sin embargo de acuerdo con este proyecto de ley el Estado obtendría el beneficio absoluto de manejar todo a su antojo, convirtiendo a kirchner en amo y señor de la información, una información que quedaría relegada aun conjunto de socios políticos, integrantes de todo tipo de ONG’s disfrazadas de DD.HH, piqueteros, sindicalistas y sobretodo esos multimedios que más que sello K. tienen la K en su composición.

Según la Presidente esta maravillosa ley cumpliría con la democratización de los espacios audiovisuales y brindaría un sin numero de oportunidades a todas las voces. Una pluralidad que procurara la libertad de pensamiento en todos los ámbitos comprendidos en el proyecto de ley.

Sin embargo este trabajo oficial se parece más a un plan sistemático para desconcertar aun más a una población que viene siendo manipulada por las cortinas de humo que impuestas por ciertos medios de comunicación en convivencia con el matrimonio K. por las prebendas de la pauta oficial.

Habría sido un buen momento para limpiar el discurso después de la derrota, asentar los pies en el plato de la realidad y dar respuestas a un pueblo cada vez más agobiado por la incertidumbre, pero no fue así, Kirchner ha decidido subirse al tren bala de la venganza y estrellarlo contra todos dejando un tendal de muertos y heridos, que según él profundizarán el modelo votado por todos los ciudadanos, aun cuando el 70% del electorado lo rechazara en las urnas.

Destruir para construir poder, esa parece ser la consigna un matrimonio dispuesto a jugar a la ruleta rusa, para mantener lo que en la actualidad no poseen, autoridad. Encolumnados detrás del peor, buscan aumentar sus anémicos réditos políticos por la fuerza, golpeando a los que considera enemigos, por medio de costosas amenazas, sin importar los daños que estas causen a una sociedad, que es utilizada para los fines de perpetuidad de quien se cree un destacado libertador patriótico de una Argentina que ha comenzado a existir como país el 25 de mayo de 2003, fecha en que la pareja se sentó en el sillón del máximo poder, con pretenciones de no abandonarlo nunca.

Chávez y yo, los únicos preparados para cambiar la historia alardea la Presidente virtual de pocos argentinos, mientras descaradamente le miente al mundo arguyendo que la Argentina ha alcanzado su mejor momento económico después de 200 años de historia, al tiempo que en el país de las vacas gordas y los campos sembrados, las vacas están flacas y los campos devastados por la codicia del un recaudador usurario, esposo de la Señora y presidente de facto de la nación.

Todo en pos de la democratización y la institucionalidad, repite la Presidente en sus discursos deshilvanados, confusos y divagantes, mientras los argentinos cada vez más pobres pagan las puestas en escena por cadena nacional, el fútbol gratis para todos, los subsidios a los amigos del poder y, el enriquecimiento prostituido de la “famiglia unita” por la corrupción.

En tanto los cacareos de la oposición, no alcanzan para poner límites a una topadora demencial dispuesta a aplastartodo a su paso para reconstruir el poder antes del 2011.

Mientras antes de 10 de diciembre se buscan concretar en el Congreso las leyes que otorguen más poder al Ejecutivo, que por supuesto quitaran los pocos derechos con que contaban los ciudadanos hasta ahora. Y hecha la ley hecha la trampa…, después del 10 de diciembre cuando asuman los nuevos legisladores deberán luchar contra los molinos de viento, plantados por los Kirchner y sus secuaces, dueños del poder absoluto por motu proprio. Una tarea que se deberá asumir con todos los riesgos de una guerra declarada por ese Kirchnerismo que se resiste a asumir la derrota.

El rechazo de un cuerpo social no parece haber aplacado los decibeles de un déspota envalentonado por la ambición, por lo que sería totalmente responsable que la ciudadanía toda deje la mansedumbre y exija se le devuelvan sus derechos antes de que se prohíba manifestarse con libertad y el pensamiento único se imponga como “Ley del silencio”a los que piensen distinto.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Las dos gotas de aceite de Paulo Coelho

En lo alto de la pequeña ciudad de Tarifa existe un viejo fuerte construido por los moros. Recuerdo haberme sentado allí con mi mujer, Christina, en 1982, para pararme a contemplar por primera vez el continente que se encuentra al otro lado del estrecho: África. En ese momento no podía imaginar que ese perezoso atardecer inspiraría un pasaje del más famoso de mis libros: El Alquimista. Tampoco podía soñar que la siguiente historia, que me contaron en el coche, serviría como excelente ejemplo para todos los que perseguimos el equilibrio entre el rigor y la compasión.
Cierto mercader envió a su hijo a aprender el Secreto de la Felicidad con el más sabio de todos los hombres. El muchacho anduvo durante cuarenta días por el desierto, hasta llegar a un bello castillo, en lo alto de una montaña. Allí vivía el sabio que el muchacho buscaba.

No obstante, en lugar de encontrar a un hombre santo, nuestro héroe entró en una sala en la que se topó con una enorme actividad: mercaderes que entraban y salían, personas conversando por los rincones, una pequeña orquesta tocando suaves melodías, y una mesa muy bien servida con los más deliciosos platos de aquella región del mundo.

El Sabio conversaba con todos, y el muchacho tuvo que esperar durante dos horas hasta que pudo ser atendido.
Con mucha paciencia, el Sabio escuchó atentamente el motivo de la visita del chico, pero le dijo que en ese momento no tenía tiempo para explicarle el Secreto de la Felicidad.
Le sugirió que diese un paseo por su palacio y regresase al cabo de dos horas.

-De todas maneras, voy a pedirte un favor -añadió, entregándole al muchacho una cucharita de té en la que dejó caer dos gotas de aceite-. Mientras estés caminando, lleva contigo esta cuchara sin derramar el aceite.

El joven empezó a subir y a bajar las escalinatas del palacio sin apartar la mirada de las gotitas de aceite. Dos horas más tarde, regresó ante la presencia del Sabio.

-Entonces -preguntó el sabio-, ¿ya has visto los tapices de Persia que están en mi comedor, y el jardín que al Maestro de los Jardineros le llevó diez años concluir? ¿Y te has fijado en los hermosos pergaminos de mi biblioteca?

El muchacho, avergonzado, confesó que no había visto nada de eso. Su única preocupación había sido no derramar las gotas de aceite que el Sabio le había confiado.

-En ese caso, vuelve y conoce las maravillas de mi mundo -dijo el Sabio-. No puedes confiar en alguien hasta que no conoces su casa.

Ya más tranquilo, el joven muchacho tomó una vez más la cucharilla y volvió a pasear por el palacio, pero esta vez fijándose en todas las obras de arte que colgaban del techo y las paredes. Vio los jardines, las montañas de alrededor, la delicadeza de las flores, el refinamiento con que cada obra de arte había sido colocada en su lugar. Por fin, una vez más ante la presencia del Sabio, le contó pormenorizadamente todo lo que había visto.

-Pero, ¿dónde están las dos gotas de aceite que te confié? -preguntó el Sabio.
Mirando a la cuchara, el joven se dio cuenta de que las había derramado.

-Pues este es el único consejo que puedo darte -dijo el más Sabio de los Sabios-. El secreto de la felicidad está en saber mirar todas las maravillas del mundo sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite de la cucharilla.
© Traducción del portugués: Diego Chozas Ruiz-Belloso

Paulo Coelho
El Tiempo.com