¿SIN BEISBOL PROFESIONAL? de Francisco Alarcón


Me parece complicado que este año haya béisbol profesional en Venezuela, inclusive podría ser el comienzo de los “puros criollos” para después “emular” a los cubanos, acabando definitivamente con las franquicias comerciales y con el béisbol profesional. También será difícil para los países de la cuenca del Caribe celebrar su acostumbrada serie final por razones crematísticas. Entonces estaríamos sin béisbol profesional los venezolanos y sin Serie del Caribe el resto de los países vecinos.
El atractivo en este deporte siempre estuvo signado por los importados, fundamentalmente los norteamericanos entre otros. De grata recordación en el pasado fueron las “estrellas negras” dirigidas por Felton Snow e integradas por un a pléyade de peloteros de color que luego se convirtieron en las grandes luminarias de béisbol organizado, igual vinieron cubanos, dominicanos y otros de muy fácil recordación para nuestra afición.
Pero hoy en día este deporte es otra cosa y de fabulosas inversiones, con inflexibles comerciables determinados por las grandes ligas americanas. Los venezolanos fuimos consecuentes fanáticos “pitiyanquis” de los equipos del norte, haciendo una continuidad de nuestros campeonatos con los de allá. Muchos caraqueños partidarios del Caracas también se alineaban con los Yankees de nueva York. Era costumbre de los jóvenes decorar sus cuartos con banderines de las divisas norteamericanas. En nuestro medio los gringos echaron raíces y fueron la chispa de los equipos criollos, a pesar de que Venezuela haya anchado su cuota de peloteros en béisbol organizado, ellos siguen siendo el complemento indispensable para que los fanáticos se muevan a los Stadium. El puro criollismo fue en algunas oportunidades arrogado por equipos sin grandes lauros comerciales y de elevada evocación todavía con los héroes del 41, cuando ganaron la serie mundial en la Habana Cuba (Sin revolución) Mil veces me contó episodios del evento mi recordado amigo fallecido, Chucho Ramos, exaltando los valores vernáculos sin apartar en ningún momento que el gran béisbol lo fue siempre el de las grandes ligas, donde ese compatriota fuera el segundo en ingresar con el Cincinnati Reds. Debutando frente a los lanzamientos de Max Lanier y logrando batear de 4/3. Así son los venezolanos cuando quieren prosperar.
El béisbol nuestro sin la participación de norteamericanos pierde un 50% de su atractivo, y si este año atravesamos una dura coyuntura económica y no hay los dólares suficientes para pagarle a los importados, ello coincidiría con la muerte de los valores primordiales de esta sociedad. También pudiera ocurrir que los importados norteamericanos no quisieran asistir a nuestra justa, viendo los improperios diarios lanzados contra esa nación por parte de nuestro “amable” Presidente. La otra cuestión es la inseguridad que rinde más muertos que una guerra convencional, seria para ellos como viajar a Saigón en tiempos de Vietnam. Estas dos cosas podrían inhibir a nuestros apreciados peloteros norteamericanos a venir a un país a jugar pelota para regresar ateridos en una caja de madera.
Bueno, muy pronto sabremos que ocurrirá con nuestro pasatiempo preferido y si Chávez se lanza por el puro criollismo exaltando las banderas del “nacionalismo”, y de la “autodeterminación” de los pueblos. Lo cierto es que una a una destruye las distracciones de los venezolanos, ya le tocó a las carreras de caballo y ahora le atañerá al béisbol.
Veremos quiénes y cuántos están dispuestos a sacrificar su esparcimiento sin poder ver una final entre Caracas y Magallanes.
De ser así, ésta será una prueba importante para conocer hasta dónde soporta el pueblo las conculcaciones de sus libertades, sin necesidad de consultar ninguna encuesta, ni de realizar el oficialismo una contramarcha contra los peloteros importados. Este seria un conflicto de la realidad más pura, donde se conjugarían los enojos de los habitantes sin distingos políticos, étnicos, ni religiosos. Resultará tentador saber como piensan los venezolanos “pitiyanquis” y “comunistas” en torno al entretenimiento de las mayorías, y advertiremos además si Chávez conserva sus devaneos pitiyanquis.

El nada sencillo futuro económico del mundo de Teódulo López Meléndez


La cuestión no es tan sencilla como partir de Immanuel Wallerstein y afirmar que el capitalismo se acabará en determinado número de años o proclamar con Thomas Friedman que donde hay un MacDonald no hay guerras.

La historia es larga desde la postguerra. Había que diseñar la institucionalidad económica y política de un mundo bipolar. Cuatro conferencias fueron necesarias para lo segundo: Teherán (diciembre 1943); Yalta (febrero 1945); Potsdam (julio 1945); Londres (septiembre-octubre 1945). Para lo primero la clave está en Bretton Woods (1944), con asistencia de 45 países y donde se decide que es el dólar la reserva monetaria mundial y donde se crean dos organismos, el Banco Internacional de Reconstrucción y fomento (BIRF), que luego se transforma en el Banco Mundial (1946) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). En el plano político surge la Organización de las Naciones Unidas resultante de las conferencias de Dumbarton Oaks (septiembre-octubre 1944) y San Francisco (abril-junio 1945). Desde 1948 el sistema de comercio vino a ser regulado por el Acuerdo general sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). La Organización Mundial de Comercio nació el 1o de enero de 1995, como consecuencia de una ronda de negociaciones que fue conocida como la Ronda Uruguay, efectuada por los largos años que van desde 1986 hasta 1994.

Es esta la estructura del mundo económico internacional que hemos conocido en algo más de seis décadas. Una cosa es un mundo de relaciones internacionales entre Estados-nación y una cosa muy distinta es una reglamentación económica para un mundo globalizado. El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz ha señalado algunas de las políticas fracasadas, como la contracción fiscal y monetaria. Esto es, el mundo económico internacional se manejó bajo la égida neoliberal.

De la muerte o enfermedad terminal de viejo Bretton Woods no se habla desde la presente crisis, se hace desde hace muchísimos años, especialmente con la incidencia de la crisis asiática. Los requerimientos para la transformación y adecuación de esas viejas instituciones de postguerra ha sido una constante. El dominio ejercido por Estados Unidos sobre BM y FMI se originó en una realidad económica mundial que ya no existe. Es obvio, además, que ya no nos movemos en un plano de relaciones internacionales, sino en uno de relaciones globales, diferencia a recalcar pues el mundo que se derrumba no es el mismo que emerge.

La resistencia a todo cambio quedó de manifiesto cuando el todavía Presidente George W. Bush insistió en que bastaba una reforma del sistema de mercado liberal, al segurar que en momentos de incertidumbre económica no se podían estar cambiando “métodos probados para crear prosperidad y esperanza”. Por su parte, frente a la situación actual, el G-20 decidió una millonaria inyección al FMI que parecía destinado a la desaparición. Podemos admitir los requerimientos de la emergencia, pero la emergencia terminará y entonces no habrá excusa válida para enfrentar las reformas.

Tanto BM como FMI en verdad han ido perdiendo facultades y entorpeciendo iniciativas. Numerosas conferencias de la ONU sobre bienes públicos globales y desigualdad social se vieron obstaculizadas por las restricciones fiscales de la ortodoxia vigente. Instituciones del viejo Bretton Woods y la Organización Mundial del Comercio definieron las políticas macroeconómicas. Ejercieron un papel vigilante e interventor para procurar el crecimiento, pero la reducción de las desigualdades o la pobreza en aumento no fueron temas de su interés. Es necesario mencionar el desempeño del FMI durante la crisis financiera asiática de 1997 ya que contribuyó al empujar a esos países a eliminar los controles de los movimientos de capitales y a liberalizar sus sectores financieros, favoreciendo tanto la entrada masiva de capital especulativo. El Fondo empujó a los gobiernos al recorte presupuestario con la teoría de que la inflación era el problema. Tal medida pro-cíclica terminó acelerando el colapso regional, convirtiéndolo en una recesión. Finalmente, miles de millones de dólares de los fondos de rescate del FMI no fueron a parar al rescate de unas economías colapsadas, sino a compensar las pérdidas de instituciones financieras extranjeras.

Como un Nuevo Bretton Woods fue saludada la reunión de abril de 2009. Sin embargo, amén de la escasa participación (20 países) –si se compara con los más de 40 de Bretton Woods- el G-20 se dedicó a un reciclaje: Más dinero para el FMI, reflote del Forum de Estabilidad Financiera (FSF) y el Banco de Pagos Internacionales. En verdad una comisión de expertos en reforma del sistema monetario y financiero, presidida por Joseph Stiglitz, ya ha hecho el trabajo para la convocatoria de una asamblea que diseñe el nuevo orden económico global. De esa eventual asamblea podría salir un “Consejo de Coordinación Global” y una regionalización de estructuras para enfrentar los asuntos financieros.

Quizás debamos mirar las instituciones económicas aptas para el mundo global con la misma óptica que hemos mirado la organización política. Para bien o para mal se crearon normas de gobernanza supranacional, inspiradas en el modelo descrito, pero con instituciones sin efectividad. Ya hemos hablado de las tendencias equivocadas. El mundo se ha hecho interdependiente en los ámbitos del comercio y del movimiento de capitales y personas, aunque falta avanzar en temas como la salud, la energía y el medio ambiente. Con la crisis quedó al descubierto que los movimientos financieros a corto plazo eran los peor regulados. Ya hemos llamado la atención sobre la obsoleta distribución del poder en el seno de las viejas instituciones de Bretton Woods. Es claro que toda reforma en la supranacionalidad del asunto económico va paralela con una reforma en las instituciones políticas.

¿Hacia donde vamos? Vamos hacia dos millardos de pobres. Ante un mundo no polar hay que resaltar la oportunidad de recreación de las instituciones económicas internacionales. Es aquí donde entra con fuerza la necesidad de lo que denominaremos el pacto social-global. El llamado Estado de Bienestar ha colapsado y se hace necesario defender al ser humano. Es cierto que ha habido hechos como la “cumbre social” de Copenhague (1994) territorio para una batalla seguramente equivocada entre reformistas y revolucionarios. Lo cierto es que definir el futuro económico del mundo que se asoma es harto difícil.

Es evidente la necesidad de reformar o de construir nuevas organizaciones globales para lo económico. La crisis reciente puso de manifiesto la capacidad dañina del dinero fácil y la urgencia de acelerar la evolución del sistema financiero internacional. Ese capital voraz vivió sumido en el apetito del retorno cada vez más rápido. Sin embargo, la degeneración toca profundamente las concepciones de lo ético y de lo moral, lo que ha replanteado la necesidad de crear reglas restrictivas a un mercado desaforado. A pesar de los planteamientos del G-20 parece haber países que se niegan a abandonar Bretton Woods.

Hay que agregar, en este último concepto, lo que los economistas llaman “efecto esloveno”, esto es, la existencia de pequeños mercados sin crecimiento y sin reformas estructurales y sin atractivo para la inversión extranjera. Es lo que el profesor Adolfo Castilla (Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Antonio de Nebrija) llama “Los cinco dedos de la muerte económica”, tomando la expresión del inglés “The five fingers of death” utilizada por las películas americanas del cine negro. Al “efecto Eslovenia” agrega la subida continua de los tipos de interés, el decrecimiento de los Estados Unidos, la presión fiscal al alza y la apreciación continuada de los tipos de cambio. El peligro radica en una eventual reactivación de la crisis por una actuación incorrecta de las instituciones reguladoras de la economía mundial.

Hay que agregar que las tensiones políticas cambian el marco en que se hacen negocios en el mundo. Las economías emergentes ofrecen peligros de este tipo, por la disparidad en sus ingresos. Ya, en buena parte, el éxito no depende del uso de avanzada tecnología o de los costes sino del juego político, especialmente antinorteamericano. Sumemos la corrupción y la inseguridad jurídica.

En definitiva, la reciente crisis dejó heridas en lo que Marcelo Manucci (Doctor en Ciencias de la Comunicación -USal-) llama la hasta ahora “estructura económica forzadamente idealizada”. Más aún, la crisis afectó severamente un modelo de realidad. El nacimiento del nuevo mundo global presenta desafíos y acontecimientos inéditos. Ahora el cambio en el manejo económico mundial o es coherente con esta nueva realidad o marchará hacia otro ciclo de paradojas. Es necesario abandonar aquí también los viejos paradigmas e inmiscuirse en el nuevo sentido.

Vivimos en un entorno circular en movimiento. “No hay ni comienzo ni terminación del proceso”, asegura Jay W. Forrester, considerado el padre de la “Dinámica de sistemas”. Stefano Zamagni (Departamento de la Economía de la Universidad de Bologna y experto en economía del Tercer Sector Europeo) nos recuerda acertadamente que las teorías económicas no son nunca neutrales y también que el paradigma vigente hasta ahora llamado “neoliberal” olvida esta verdad. Ahora bien, la crisis nos planteó el recuerdo de la reunión de Rambouie (1975), en las cercanías de París, en la cual los jefes de los seis países más desarrollados acordaron poner en marcha la privatización y la liberalización. Y es precisamente eso lo que ha quedado desestructurado y donde se puede poner el énfasis de lo que yo he llamado repetidas veces el predominio de la economía sobre la política. Y un dato que Zamagni injerta, el que las guerras civiles desde los años 70 se han dado en gran medida por el aumento de la desigualdad (Kosovo, tutzis y hutos, Eritrea y Somalia, Chechenia, etc.). Y por supuesto, la segunda emersión, la de nuevas formas de totalitarismo. De allí la teoría neo-estatalista que se practica en Venezuela, la de un Estado voraz que se lo come todo, que se enfrenta al desmoronamiento del Estado-nación considerándolo una simple maniobra neoliberal, olvidando que ese poder está perdido en el altar global y que no conduce más que a un neomercantilismo.
Tal vez inspirados en el espíritu de Rambouie hoy todavía muchos sostienen “dejar pasar”, olvidando la obligación humana de la economía. El nuevo mundo económico tiene que estar marcado por una subsidiaridad horizontal que implica el reconocimiento de una sociedad civil transnacional. Esto es, una buena parte de la cooperación internacional para el desarrollo tiene que ir a la sociedad civil organizada y no a las instituciones del Estado-nación desfalleciente. La preocupación por lo humano conlleva a lo que ha sido mi planteamiento base sobre el tema: la política debe recobrar su primacía sobre la economía, las estrategias deben dirigirse a atender la pobreza creciente y las emigraciones consecuentes, más los nuevos grandes temas como la salud, la salud ecológica y la energía, en un envoltorio de lo humano.
teodulolopezm@yahoo.com

UNA REVOLUCIÓN democrática de Julio César Arreaza B


Compartimos con Simón Alberto Consalvi, que la Revolución de Octubre de 1945 es el suceso de mayor significación desde la fundación de la República en 1930, por su profundidad, sus objetivos superiores y sus conquistas que perduran en el tiempo. Es una revolución democrática, porque rescató la soberanía popular para el pueblo, negada por las viejas estructuras del poder gomecista y post gomecista: López Contreras y Medina Angarita, en alianza con influyentes intereses extranjeros que dominaban la economía y la política.

La revolución de 1945 fue un movimiento diferente a la típica revolución que se coge el poder para no entregarlo jamás, la Junta de Gobierno se llamó a sí misma provisional y fue realmente así. No asumieron el poder para quedarse en el poder, y cumplieron a cabalidad sus compromisos. Los venezolanos recuperaron la soberanía popular, mediante el voto por primera vez, de los analfabetos y las mujeres.

En el gobierno mandaron los civiles y no los militares. Rómulo Betancourt defendió los principios democráticos por encima de una revolución que ha podido transmutarse en personalista y autoritaria.

En los regímenes anteriores de Gómez, López y Medina, la Constitución no prohibía la incompatibilidad de funciones, alguien podía ser funcionario público, ministro, jefe de aduana y senador o diputado simultáneamente. Esto favorecía el poder del Gran Elector que correspondía al Presidente para designar a su sucesor, mediante una mascarada de Congreso Nacional de funcionarios palaciegos. La elección de tercer grado, indirecta, para la escogencia del Primer Magistrado Nacional, resultaba antidemocrática y anacrónica, arrebatándole a la nación su legítimo derecho a darse ella misma sus gobernantes.

La Revolución de Octubre consecuente con su prédica estableció la incompatibilidad de las funciones ejecutivas y legislativas, así como el sufragio universal y directo para la elección del Presidente de la República.

La Junta Revolucionaria de Gobierno del 45, presidida por Betancourt, definió al movimiento como una revolución democrática, con objetivos precisos y limitados en el tiempo. El objetivo fundamental fue el de convocar a elecciones generales para la democratización del sistema político. Aprobó un decreto prohibiendo que sus miembros pudieran optar a la Presidencia de la República una vez que se abriera el juego político. Una comisión plural de juristas redactó un Estatuto Electoral a fin de convocar a elecciones generales para la Asamblea Nacional Constituyente.

Mediante el Estatuto podrían votar “todos los venezolanos mayores de 18 años, sin distinción de sexo. El Consejo Supremo Electoral fue integrado con representación de todos los partidos políticos.

La jornada electoral para elegir la Asamblea Nacional Constituyente no tuvo precedentes en el país. Absoluta libertad, absoluta equidad, absoluta transparencia. En Venezuela no había votado nunca más del 5% de la población, y el 27 de octubre de 1946 de cada cien ciudadanos, 92 ejercieron su derecho al voto. Se expresó la soberanía popular.

El 5 de julio de 1947 fue proclamada la nueva Constitución, la más democrática y la más avanzada de América Latina. Se abrió el proceso electoral para la elección, al fin, del Presidente de la República mediante el voto directo, universal y secreto, como de los organismos legislativos, Congreso Nacional y Asambleas Estadales.

Miramos hoy con asombro y orgullo venezolano la sucesión de los eventos democráticos: El 26 de marzo de 1946 se promulgó el Estatuto Electoral que consagró el voto directo, universal y secreto para los mayores de 18 años. El 27 de octubre de ese año se elige la Asamblea Nacional Constituyente, vota el 92% de los inscritos en un país donde antes votaba apenas el 5%, en elecciones mediatizadas. La Asamblea se instala en enero, y el 5 de julio de 1947 se promulga la Constitución Nacional, debatida por la más amplia representación pluralista del país. El proceso culmina el 14 de diciembre con las elecciones generales para Presidente de la República y legisladores. La Revolución de Octubre sembró la democracia para siempre.

¡CONTRA LOS DOS AUTORITARISMOS! de Agustín Blanco Muñoz


Vamos a decirlo claramente. El autoritarismo hoy y aquí no es un patrimonio exclusivo del oficialismo. La actuación de buena parte de ‘las oposiciones’ tiene mucho que ver con esa práctica que permanentemente se critica y condena.



Para la ‘revolución’ quien no siga la línea es un traidor-brinca talanquera. Para la otra parte quien no cumpla con lo que se le manda es un simple saboteador, radical y des-adaptado. Para ambos el colectivo en su conjunto debe estar puesto y dispuesto para recibir y cumplir órdenes. Esta es la situación que queremos debatir y enfrentar.



1.- En la práctica autoritaria conseguimos al ‘gran jefe’, genio excepcional de la política, llamado a ocupar los puestos de mayor altura y privilegio. Después de él, no hay nada ni nadie.



2.- Se trata del conocido caudillo invencible y gendarme necesario, obligado a resolver todas las causas de nuestra historia republicana sin república.



3.- Hoy el autoritarismo oficialista dice que llegó la hora de la democracia participativa, nacida a la luz de un tal poder constituyente originario, que se toma como punto de partida para conformar lo que se califica como proceso revolucionario y socialista.



4.- De este modo se erige toda una nueva estructura jurídico-política-institucional, supuestamente, al servicio del colectivo. En sentido estricto se trata simplemente de un nuevo momento de la misma dominación que ahora asume las ya viejas caretas del socialismo.



5.- Estamos ante un neo-socialismo que tiene como componente principal una capa militar devenida a política, que ha hecho grandes inversiones para conformar una poderosa legión de militantes tarifados, a manera de privilegio inicial, en una sociedad en la cual abunda la miseria como contraparte de la riqueza y la ostentación.



6.- Este “proceso revolucionario”, hace la utilización más perversa de una parte importante del colectivo, para convertirlo en instancia válida para esconder su esencia autoritaria y su firme inspiración totalitaria. Ayer fue la ficción de la democracia, hoy la de un tal ‘socialismo liberador’.



7.- Y frente a este ‘modelo’ nos encontramos con el que se auto-califica de democrático y que tiene como referente la actuación en las cuatro décadas de ‘la gran libertad’ que dejó en el camino miles de muertos y desaparecidos.



8.- Pero un Frente Democrático que no nos dice a que se refiere su democracia. Hasta el presente sólo está claro lo que se expresa como deseo: volver para restablecer lo que existía antes de 1999 y sacar del camino al ‘proceso revolucionario’ que apunta hacia la hegemonía.



9.- Por deducción, y no porque lo haya esbozado ningún dirigente o documento alguno de ‘las oposiciones’, podría suponerse que se ofrecería la democracia de los 40 años, pero haciendo valer la participación por encima de la representación, sin socialismo.



9.- De allí que sientan la necesidad de transitar por la vía electoral, más allá de que la misma se haya convertido en el gran instrumento de control, dominación y legitimación del mando-poder de los boliburgueses.



10.- Estos ‘demócratas’, incapaces de crear una propuesta distinta a la del pasado, que parió la monstruosidad que nos estamos calando, estos dirigentes, en tanto cabezas de unos partidos cuya militancia y organización nadie conoce, se proponen ahora hacerle frente a esta tal revolución por la vía del voto manejada con las leyes e instrumentos del dueño de casa.



11.- Se apela en este caso a viejas y fracasadas experiencias como la que registraron muchos de esos demócratas en la década de los 60’, con el agravante de que el mensaje y tácticas que levantaron entonces, la violencia por encima de lo electoral, y del cual abjuraron, es el que ahora utiliza el régimen militarista de la ficción revolucionaria.



12.- Por esto sostenemos que estamos frente a dos autoritarismos: el oficialista y el de ‘las oposiciones’. Y paradójicamente, el primero es más lineal y coherente porque cuenta con un ‘jefe único’ al cual todos deben plegarse.



13.- En cambio, en la otra parte, son muchos los caudillos y cada quien quiere ser el jefe. Por ello, lo único que tienen seguro hasta la fecha es la división perfecta, aunque hay quienes piensan que llegó la hora sin precedente de la unidad opositora para legalizar el nuevo fraude electoral.



14.- Sus adversarios mayores, por no decir enemigos, somos quienes hemos decidido enfrentar las dos posiciones que actúan en dirección a la destrucción de Venezuela y mantenemos que la superación de la crisis-tragedia de este ex país, pasa por poner a un lado los dos autoritarismos que hasta ahora nos han regido.



15.- Y se nos ataca de manera abierta y desesperada porque se sabe que ésta es una firme construcción. Porque nuestro hacer estará cada vez más en la línea de enfrentar a quienes han vivido y viven del colectivo, como en el caso de los actuales gobernantes.



16.- Pero también a quienes hoy son ‘oposiciones’ y que ayer promovieron primero una lucha armada, en medio de un comunismo en el cual no creían, para que les sirviera como punto de apoyo para buscar posiciones políticas.



17.- Son los mismos ‘revolucionarios’ que luego entendieron que esa guerra de los 60’ había dejado de ser una oportunidad para alcanzar buenos beneficios y se dedicaron a liquidarla.



18.- Una fracción importante de esa lucha armada fue al mando-poder con Rafael Caldera II, el mismo que militó y convalidó la conspiración que encabezó el actual golpista-presidente y que tiene su punto culminante el 04F-92.



19.-Otra porción de esa lucha armada y de esa pacificación que le dio la espalda a todos los caídos en esos duros tiempos, forma parte hoy de la gran revolución de la destrucción que sirve, sin embargo, a la supuesta realización de muchos que al fin se acercan a las mieles del mando-poder.



20.- Está claro entonces que las dos partes han hecho de la llamada política revolucionaria una muy aprovechable mercancía. Y esa coincidencia los lleva a ver en quienes los colocan en el mismo nivel, un adversario de cuidado, con el cual no procede ningún tipo de condescendencia, dado que no son susceptibles de ser atraídos por la compra-venta-negociación.



21.- Y en este punto precisamente se aprecia con marcada nitidez la actuación autoritaria, prepotente, aplanadora de esas autoridades de la oposición, que aspiran convertirse en nuevos poderes.



22.- La idea-propósito es muy claro: sustituir un autoritarismo por otro. Un pasado por otro. Cuidarse entonces al máximo del surgimiento de otras corrientes de pensamiento y acción que puedan apuntar hacia una Venezuela diferente.



23.- Una cosa importante se define hoy aquí: nadie puede pretender establecer como una obligación del colectivo venezolano el tener que aceptar y seguir las orientaciones que emanan de las dirigencias políticas del pasado, de la quiebra-vacío, de las derrotas de siempre. Es el mismo colectivo a quien corresponde el reto de elaborar el otro proyecto.



24.- Y esta es la desesperación que se puede apreciar en un golpista-presidente (GP) que se siente obligado a invertir cada vez más para conseguir apoyo a su proyecto-negocio de revolución y detener toda posibilidad de crecimiento del verdadero anti-autoritarismo y anti –totalitarismo.



25.- Entre los jerarcas de buena parte de esas ‘oposiciones’ la desesperación tiene dos fuentes. Por una sienten la ausencia de fuerzas propias para lograr ascender hacia posiciones rentables y, por la otra, se consideran asediados por un colectivo que cada día cree menos en ellos y deja de seguirlos.



26.- Esta es, en definitiva y conclusión, una hora de deslinde, como pocas veces se ha presentado en la historia de esta sociedad sin República ni Estado pero con el Porvenir que habrá de librarle el colectivo consciente y creador y los individuos que dejaron de ser simples habitantes para convertirse en ciudadanos del presente, del mañana y de la historia que tendrá que ser!

abm333@gmail.com



El Universal, 25 de septiembre del 2009.

Runrunes de Nelson Bocaranda Sardi

ALTO
LA DIPLOMACIA, ¿SACA O METE ASILADOS?: Todavía hay harta confusión en cuanto a la solución del caso Zelaya. A medida que pasan los días y se tratan de unir las piezas del rompecabezas siempre faltan los trozos clave. Veamos si podemos dar claves que nos han llegado: el capitán Ramón Rodríguez Chacín maneja la información de tres caminos por tres fronteras hondureñas que ha venido utilizando desde la expulsión del presidente del sombrero. Esos caminos cuentan con la colaboración de sandinistas nicaragüenses, indígenas guatemaltecos y miembros del FMLN salvadoreño. Recientemente un alto funcionario del Gobierno brasileño (¿Marco Aurelio García?) pidió al Gobierno la posibilidad de que les enseñaran esas rutas pues ellos estaban montando un plan para regresar a Zelaya a su país. Venezuela les dio la información, pero no participó directamente en el plan. Chávez sabía, pero no estaba informado del momento por el temor brasileño de que se le saliera la información. Tres escoltas de Zelaya son venezolanos. Para su regreso se llevó solo a uno que permanece a su lado. Al cruzar la frontera le informaron al presidente Lula, pues el objetivo era meter a Mel en la sede de la ONU en Tegucigalpa y así convertir el caso en el tema principal de la Asamblea General y conseguir esa presión mundial para restituirlo en el poder. Alguien llamó a Chávez y éste, por dar la primicia al mundo, señaló que ya Zelaya estaba en la sede de la ONU. Esto hizo que ante la afluencia de sus seguidores, periodistas policías y militares al lugar, los brasileños encargados de la operación decidieran "meterlo" en su embajada y crear el caos -menos esperado- en los palacios brasileños de Planalto e Itamaraty. Lo que no sabía Chávez es que EEUU estaban al tanto de la sigilosa maniobra en combinación con Lula. Por eso la inmediata declaración de la secretaria Clinton con el presidente Arias. La molestia de Lula fue grande por el resultado diferente a lo planeado. La diplomacia es para sacar asilados y no para meterlos en las embajadas. Un revés a la seria tradición diplomática brasileña. Se supo que hubo que presionar mucho a Zelaya -"en muitas oportunidades"- para que decidiera cruzar la frontera escondido pues sus temores crecieron a medida que se acercaba la hora. Estuvo a punto de rajarse en el intento. Ayer ya un país dijo en la ONU que como ya Zelaya estaba en territorio hondureño reconocerían las elecciones. ¿Irán por allí los tiros?

¿SE SABRÁ?: El alcalde Jorge Rodríguez levantó un informe detallado sobre el manejo administrativo en la gestión -de ocho años- de su antecesor Freddy Bernal. Muchas sorpresas negativas, full de color rojo contable y por supuesto del rojo rojito, arrojó el estudio. Contratos con Indra y otras empresas y apoyo económico, sin respaldo, a grupos y colectivos que hacen gala de la violencia en la metrópoli caraqueña estarían entre los hallazgos. De tal naturaleza serían que el informe se lo mandó Rodríguez directo al caudillo en Miraflores. Hasta ahora ni una palabra ha dicho. ¿Sería por eso que el ex alcalde Bernal apareció tantas veces al lado o detrás de Chávez y ha subido a las tarimas para arengar contra la oposición y los estudiantes? Con su designación como secretario del Consejo de Ministros, ¿no le está dando un espaldarazo? La orden es acusar y enjuiciar a cualquier supuesto corrupto que no sea rojito y con más ahínco a los que alguna vez apoyaron al régimen y se fueron con Podemos o son ya disidentes...

MEDIO

MODELO CUBANO: El Gobierno continúa con su estrategia de amedrentar y hacer callar las voces disidentes. No solo está el absurdo enjuiciamiento inhumano y criminal del valiente joven Julio César Rivas, sino que se sabe de otros muchos líderes estudiantiles que han tenido que buscar resguardo ante las amenazas de ser víctimas de acciones similares. En Venezuela crece el número de exiliados forzados antes las amenazas del poder. El temor de estos jóvenes es que el procedimiento consiste en apresarlos y luego emitir órdenes de captura y tramitar las exigencias de ley. Por eso se han visto obligados a buscar resguardo ante la indefensión. Eso ocurre en la Venezuela del siglo XXI que Chávez pregona como "ejemplo de democracia". Hasta en la alfombra roja y costosa de Venecia como nos tocó verlo y oírlo...

VARIOPINTAS: Francia alertó a Venezuela que cualquier operación relacionada con los aviones Mirage -que Chávez anunció que entregaría a Ecuador- debe ser supervisada y autorizada por su gobierno&En esta columna el 19 de marzo escribimos esto: "Por otra parte indican que muy altos funcionarios trasladaron a un banquito de Andorra buena parte de sus reales que estaban en otra entidad. Dos señores del banco, ya mayores, vienen a Caracas con cierta frecuencia a montar las figuras financieras. España está alertada"&Una frase que se está poniendo de moda ante la arremetida del régimen: "El miedo es libre. El culillo es gratis y lo están repartiendo a domicilio"& Un funcionario de la más alta confianza rojita llevó a su hija a un curso en Londres y se fue en jet alquilado por $50 mil cada trayecto. No quería ser molestado por los viajeros en vuelos comerciales que de inmediato lo reconocerían. La robolución produce dividendos& Con su sabia pluma Domingo A. Rangel, basado en cifras de asesinatos, asaltos, secuestros y otros hechos criminales, ha escrito: "Ya Venezuela está en medio de una guerra civil". ¿Lo dudan?...

BAJO


ONDA 107.9 FM: Ante la sorpresiva suspensión de mi programa Runrunes la directiva de la radio me informó que fue una decisión propia, tomada por ellos, bajo el criterio de bajarle el perfil de noticias y denuncias políticas al circuito Onda y dejar el cubrimiento de esos temas al circuito Actualidad. Es una decisión que toman ante las actuales circunstancias del país. Acepté la propuesta de continuar en dicho grupo y preparar un nuevo espacio radial a partir del próximo enero en la misma estación y para lo que ya comencé a trabajar. Mientras tanto a través de esta columna y otros espacios de opinión en los medios seguiré con mi estilo de periodismo de investigación y denuncias. No dejaré de "runrunear" bajo ningún motivo y más bien me comprometí con mis casi 18 mil seguidores en Twitter a mantenerlos al día a través de la red. Nuevas formas, nuevas vías, nuevas comunicaciones, nuevas tecnologías. Gracias a nuestros fieles anunciantes de muchos años, algunos desde que comenzamos el programa en Radio Capital en 1982, tanto como a los de más reciente data. Gracias a los miles de escuchas que nos han manifestado su solidaridad y apoyo. De igual forma a tantos colegas que nos han abierto las puertas de sus espacios mediáticos. Dios se los pague...

elchacaldelainformacion@gmail.com
Twitter.com/NelsonBocaranda
El Universal

Con el pañuelo en la nariz de Marianella Salazar

Existe más preocupación en la comunidad y en la prensa internacional por las conexiones del llamado "eje" Chávez-Irán, que entre la dirigencia de la oposición venezolana. Las aspiraciones por obtener cuotas en la Asamblea Nacional de algunos dirigentes con récord en derrotas electorales copan toda su agenda, como si las próximas elecciones parlamentarias fuesen confiables y sus métodos transparentes y seguros. Viven ilusionados y obsesionados por esas curules, al fin y al cabo representan su futuro modus vivendi. La campaña para diputados brinda la oportunidad ­que puede ser la última­ de pasar raqueta en nombre de la democracia y hasta de la libertad de expresión a incautos empresarios que se bajan de la mula con la satisfacción de estar pagando un diezmo. Si denunciaran y fustigaran las relaciones y alianzas non santas de Hugo Chávez con el terrorismo y el origen de los depósitos venezolanos en paraísos fiscales como se vienen aplicando en el arte de financiarse, pasando la colecta y sacándole real a tanto incauto, investigaciones como la adelantada por el fiscal del distrito de Nueva York, Robert Morgenthau, que son motivo de tanta alarma en el mundo y en la prensa extranjera, tuvieran la debida resonancia en Venezuela, en esa sociedad que aspira a rescatar principios democráticos y más concretamente en esa dirigencia que pretende representarnos y ser nuestra vocera en el Parlamento.

Por si no lo sabían, le están exigiendo a clientes de Pdvsa que depositen sus pagos en bancos rusos con filiales en países árabes, pero ese es un tema que parece interesarle exclusivamente al fiscal Morgenthau y no a los nacionales, que tampoco condenan las gestiones adelantadas para traer desde las cárceles parisinas, donde cumple condena perpetua, al terrorista Carlos el Chacal, a quien Chávez compara con el Che Guevara. Es desalentador y decepcionante constatar que estos traumáticos diez años han servido poco al llamado liderazgo opositor. Por fortuna tenemos honrosas excepciones, pero lamentablemente se encuentran contra la pared, arrinconados, burlados y, lo que es inadmisible, dejándose arrebatar la vocería por cierto tipo de disidencia chavista que los usará en la campaña electoral y los adversará una vez que sean elegidos. No es una presunción mía, basta escucharlos en esos programas de opinión, los que les sirven de plataforma de lanzamiento, para leer de sus labios el rechazo a cualquier candidatura presidencial que no represente a la izquierda, les he escuchado decir con descaro y prepotencia que "eso no se puede permitir".

Hay que estar atentos a las insinuaciones de quienes prefieren tener en la presidencia a Hugo Chávez indefinidamente, antes de que llegue un Antonio Ledezma, por ejemplo. En la oposición, parte de la tragedia es que creemos demasiado, confieso que durante este período, si algo he aprendido es a no creer, sufro del síndrome Arias Cárdenas y no quiero seguir dando bandazos psicológicos como producto de nuevas estafas electorales, para algo debe servir aquella experiencia, por eso no quiero olvidar la cuestionada actuación de algunos que estuvieron en la Asamblea, en el CNE o en posiciones relevantes en el MVR o en el gobierno bolivariano y terminaron pasándose a nuestra acera, donde los recibieron con los brazos abiertos, sobre todo en los medios. No me molesta que estén en la oposición, cuya fortaleza es el pluralismo, lo que me perturba es que se adueñen de la vocería de la oposición, aunque ellos, "de ninguna manera", permitirán que el candidato que derrote a Hugo Chávez sea un socialdemócrata, un socialcristiano, y menos que provenga de la derecha.

msalazar@cantv.net
El Nacional

CUALES MEDIDAS PARA LA ECONOMÍA ?. de Alexander Guerrero E (*)

Especulación y casino

El Presidente de la República nos anunciaba que se implementarían 40 o 54 medidas económicas destinadas a superar la recesión, en ese orden, anunciaba que entre esas medidas vendrán algunas dirigidas a disminuir el diferencial “cambiario”. Aparentemente, el Presidente aceptaba, y/o reconocía en lo concreto que la economía no estaba realmente blindada, aunque sabíamos que el blindaje no era cierto, pero con una contracción de la economía de un aprox - 3 % para lo que va de año, una presión inflacionaria del 30% y represada y creciente desempleo, las causas de ese slump de la economía, el gobierno y el Presidente no la pueden signar a la crisis financiera internacional.

En esencia, el gobierno esta pensando en mas casino financiero, finanzas especulativas, emitiendo bonos o deuda publica porque esta corto en bolívares, el diseño fiscal del gobierno induce un endeudamiento implícito sin fin, el estado socialista, como todos los del pasado solo vive de la deuda, y por ella quebraron el fisco soviético, el alemán, el polaco, etc, y no quebró el cubano en el 2000 porque Venezuela vino en auxilio de Cuba, país que nos vendió por oro, del negro, asistencia policial, paramedica, seguridad, represión, y otros servicios, cuyos precios no conocemos, se desconocen asi los mecanismos de arbitraje que hacían posible el cambio de un paramedico por petróleo. Otra "medida", acelerar la entrega de divisas desde CADIVI/BCV.

En realidad nada de esos son medidas económicas o macroeconóomicas. Y por el contrario el régimen de represión económica y financiera, de vulnerabilidad de los derechos de propiedad, de control de precios y de cambio, no dejan espacios para las medidas dirigidas a acabar con la inflación, incrementar el empleo, acabar con el diferencial entre el cambio oficial y el permuta, y sobre todo, no comerse la gallina de los huevos de oro y colocar la economía en una senda de crecimiento sustentable. Es mucho lo que tiene que hacer el gobierno, para revertir el régimen económico irracional impuesto que ha descapitalizado toda la economía nacional.

El gobierno y el Presidente tendrán que aprender que su socialismo está costando mucho al venezolano en desempleo, cierre de empresas y ruina, descapitalización de PDVSA, descalabro de los servicios públicos, electricidad para mencionar solo ese, colapso de las empresas básicas de Guayana, y sobre todo empobrecimiento del capital humano, unos cuantos millones de venezolanos vive de los estrechos márgenes que les da la economía tipo bazar que el socialismo impone. En el orden la economía política, un crudo mercantilismo acaba con los incentivos naturales para el esfuerzo y el trabajo del ser humano, del venezolano.



Repartan dolares!!! Se cae el dolar, pero todos presienten que rebotará!!

La más “importante” de esas “medidas” vendría en su decisión de desrepresar la entrega de divisas a través del mecanismo que raciona dólares, CADIVI; con lo cual la demanda por dólares se va hacia el mercado controlado por el BCV/CADIVI disminuyendo en el mercado permuta. Esos dólares –en el permuta- han compensando parcialmente la demanda por el dólar CADIVI; dado que importadores que no reciben el dólar del BCV a 2.15, teniendo que adquirir esas divisas en ese mercado “libre” donde el diferencial, según expresara el Presidente y funcionarios públicos debería reducirse. El movimiento es pendular, y terminara por supuesto, cuando las reservas internacionales del BCV alcance niveles de estrechez, dado que el gran demandante de esas reservas es el propio gobierno a través de FONDEN y otras empresas públicas, incluida PDVSA las necesitan.

En esas condiciones, de renovada asignación de dólares por CADIVI en estas dos semanas, el precio del dólar en el permuta ha venido disminuyendo, aunque ya muestra signos de resistencia a seguir abaratándose. Los agentes, la gente y sus empresas han decidió en baja vender sus dólares y tomando posición en bolívares para comprarlos de nuevo cuando el precio toque su “fondo”. Las rigideces del control de cambio conspiran contra ese, si fuese el caso, deseo del gobierno de reducir el diferencial sin devaluar la tasa de cambio oficial. En realidad, lo que parece ser cierto, es que el gobierno bajo esa perspectiva mercantilista no tiene realmente interés en reducir el diferencial, abajo explicaremos porque creemos en esa premisa.



Bonos de deuda para calmar el mercado cambiario ?: el gobierno necesita bolivares

Entre esas cuarenta medidas vendrían también, -y esta es una filtración de información privilegiada de altos funcionarios públicos -, una colocación voluminosa de deuda pública en forma de “bolidolares”, bonos para ser comprados en dólares/bolívares y ser colocados en el mercado secundario del dólar permuta para transar divisas a precios mayores que el dólar oficial pero menores a la expectativa sobre el precio del dólar permuta. Esa especulación financiera del gobierno está regida por sus necesidades fiscales, después de todo, esos bonos son pura y simple deuda pública.

Todo ello augura, en medio de tantas profecías auto-cumplibles que el dólar permuta retornaría, una vez culminada la zafra de los bonos de deuda pública en bolidolares, a sus niveles alcanzados, un nivel por cierto que disfruta de una buena posición en la psiquis del mercado de capitales y financiero, porque todo el mundo está convencido que el bolívar está sobrevaluado en mas un 300%, es decir, la sobrevaluación es del tamaño del diferencial, o viceversa.

Y es evidente que esa percepción de los mercados esta en línea de ser cierta, porque nadie más interesado de un amplio diferencial, o una voluminosa sobrevaluación del bolívar que el mismo Estado y sus empresas (incluida PDVSA) porque en ese mercado permuta pueden obtener más bolívares en equilibrio y bastante más que los que daría por dólar el cambio oficial en el Banco Central de Venezuela. De allí la activa presencia tanto de PDVSA como de instituciones financieras públicas en el mercado permuta.



En realidad no vendrán medidas económicas: solo mayor discrecionalidad fiscal

No habrán cuarenta ni ninguna medidas, y ello porque las medidas que tomaron hace unos 6 anos, el control de cambio y de precios, les impiden atender el problema de la política económica con seriedad y profesionalismo, y arreglar la acción de estado a sus condiciones naturales de árbitro, la economía está amarrada, las reglas del mercado y los derechos de propiedad se han pervertidos y diluidos por una legislación dirigida a acabar la propiedad privada sobre activos rentables, los incentivos del sistema económico y del “socialismo” son los de costumbre, mercantilismo puro y simple, y sobre esos incentivos actúan empresas públicas y privadas, así como los grupos de interés dentro del propio gobierno, beneficiarios mercantiles del derrumbe de los derechos de propiedad.

Las cosas en la economía son más complejas de lo que piensa el Presidente y sus ministros, el esquema voluntarista que imprime el sistema que deteriora las economías de los derechos de propiedad, no resuelve los problemas de la gente, el control de precios no desactiva la presión inflacionaria, por el contrario la incentiva, y el control de cambio no permite que el mercado cambiario fluya sin volatilidad y confianza, y el derrumbe de los derechos de propiedad no permite que la gente invierta su sudor, su sangre y sus ahorros.



El amplio diferencial y el Bolivar sobrevaluado: la misma cosa

Los agentes económicos, lo que queda de ellos, saben que el bolívar está sobrevaluado y que el derroche del gasto, la voluminosa compra de armas, la malversación del ingreso petrolero, la regaladera de dinero a los clientes políticos, la descapitalización de PDVSA, y las crecientes necesidades financieras de un “estado socialista” que crece y crece, han creado una economía donde las necesidades fiscales del gobierno/Estado no tienen límites, y que para suplir esas necesidades no hay suficientes bolívares creados sanamente por la economía.

De allí que bajo el subterfugio de dotar al mercado de instrumentos financieros dirigidos al mercado permuta para reducir el diferencial cambiario, se tenga que emitir bonos y notas. No hay duda en ese sentido que esos bonos públicos para alimentar el mercado permuta en realidad representan nueva deuda pública porque los reales del petróleo y los impuestos no son suficiente para financiar el socialismo.

En esas condiciones económicas y macroeconómicas, la creciente liquidez monetaria imposible de ser esterilizada por el rígido control de cambio y de precios fecunda la inflación, el costo lo paga la gente de menores recursos porque la inflación y precios aparece como una tenaza conformada una de sus pinzas por el control de cambio y la otra por el monumental endeudamiento público en gasto corriente y por adquisición de empresas de las cuales todo el mundo espera que la política y la corrupción las descapitalice y arruine en el futuro no muy lejano, todo acorde con una vieja y larga historia del Estado depredador, que para los efectos es el mismo del estado socialista en construcción.



Solo se requieren tres medidas, ni una mas.

La cosas son muy sencillas en términos convencionales, pero difíciles de comprender en el marco del corsé ideológico del gobierno, y además su comprensión requerirá que el gobierno dé marcha atrás en su socialismo, y retorne al capitalismo puro y simple, liberar el mercado cambiario y los precios, además de devolver toda la legislación que mutila, debilita y destruye los derechos de propiedad, es decir, solo tres medidas.....

(*) PhD Economía

El nombre que los encuestadores no encuentran de Teódulo López Meléndez

Comenzaron por llamar “Ni Ni” a la inmensa mayoría de los venezolanos no caídos en la trampa del enfrentamiento entre pasado y presente. Los ponían allí, como una referencia apenas. Los números indicaron que esa inmensa mayoría seguía creciendo y así algunos encuestadores han comenzado a llamarlos “neutrales” y otros “no alineados.

Vaya manera de simplificar las cosas. Ese 51 por ciento de los venezolanos no tiene nada de neutral. Simplemente no quiere ni una cosa ni la otra, lo que quiere es algo distinto.

Recurrir a la expresión “no alineados” es ridículo, como si aquí estuviésemos en plena guerra fría y se necesitara del Mariscal Tito. En verdad ese 51 por ciento de los venezolanos está alineado, está alineado con una nueva opción de construcción del futuro distinto.

Sólo que polarizar entre el régimen y la llamada oposición es útil a esos dos bandos. Si no hay más alternativas, pues todos deben militar en alguno de los dos. Los venezolanos, en este caso más inteligentes que oficialistas y llamados opositores, se mantienen firmes en su posición no polarizante.

Es esta inmensa mayoría de venezolanos la que ha impedido que en este país se desate una guerra civil fraticida. Es esta inmensa mayoría llamada falsamente “no alineados” o “neutrales” donde está la verdadera unidad nacional. Como les gusta tanto hablar de unidad es necesario recordar que la verdadera y única está en la construcción del porvenir, y que ese 51 por ciento lo único que necesita, para hacerse homogéneo y compacto, son ideas claras y planteamientos conceptuales, un proyecto concreto de país y el diseño de una democracia superior a la representativa agotada.

Los encuestadores no tienen imaginación. La verdadera polarización está entre dos bandos: por un lado, el pasado (encarnado por la llamada oposición) y el presente (encarnado por la dictadura), que son caras de la misma moneda, y por el otro la inmensa mayoría de los venezolanos a quienes llaman “neutrales o “no alineados”.

Vamos, señores encuestadores, llamen a la mayoría por su nombre, llámenla opción de futuro, llámenla democracia del siglo XXI, llámenla mayoría. Déjense de tonterías con eso de “neutrales” o de “no alineados”. No sigan vendiendo esa tesis peregrina de un enfrentamiento entre gobierno y oposición complaciente. Aquí el enfrentamiento es entre la mayoría del país que reflejan las encuestas y las dos opciones agotadas que una sola es.

La llamada oposición aparece con un 12 por ciento y el gobierno con el resto de esa opción que una sola es. El verdadero país, el país del mañana, tiene el 51 por ciento. Entonces, ¿cómo es eso de “neutrales” o “no alineados”? Los no alineados son el gobierno y la llamada oposición. Son los no alineados porque no están alineados con el país mayoritario que tiene el 51 por ciento.

Al verdadero país hay que darle ideas, propuestas, soluciones, para que se homogeneice y cuando eso pase se va a producir un tsunami de la sociedad civil encarnada en un nuevo poder ciudadano. Entonces adiós gobierno y adiós llamada oposición. Habrá llegado el futuro y entonces, en la diversidad, todos tendremos que construirlo.

teodulolopezm@yahoo.com