AMÉRICA un continente que se hunde de Francisco Alarcón


En muy malas manos se encuentra el continente americano, desde la zonas septentrionales hasta la Patagonia lo que se aprecia son extravíos. Centroamérica con sus gobiernos “neosocialistas” de peligrosa trayectoria, Suramérica constituyéndose en el gran barranco de la civilización a pesar de las excepciones de Chile, Colombia y con un Brasil dirigido por el díscolo Lula Da Silva, quien ha sabido dentro de sus pocas luces, sacarle provecho a los gaznápiros vecinos que derrochan sus fortunas en aras de sus propias particularidades.

América se ha convertido en un torbellino de dictaduras, rebuscando los “tesoros” del viejo comunismo y a la zaga del provecto Fidel Castro, como quien quiere emular un modelo de desarrollo y de bienestar muy codiciado. Además de ser unas vulgares autocracias veladas de socialistas, que no han servido para nada, irrogan las mayores crueldades a sus habitantes. Los indígenas no se han beneficiado con estos regímenes, y sólo pequeños grupos cambiaron de hábitat, abandonando sus lugares tradicionales para trasladarse a las ciudades y disfrutar de los lujos frívolos. Analfabetas funcionales dirigen repúblicas otrora democráticas, haciendo revoluciones inexistentes. Estados Unidos pareciera que caprichosamente se empeñó en tener un presidente afroamericano, como para decir somos la democracia más grande del mundo y nos podemos permitir estas magnificencias, porque las instituciones aquí existen y se respetan predominando más allá de las individualidades. Ojalá este antojo no le cueste el desmembramiento a esa poderosa nación. Su Presidente no pareciera tener las nociones necesarias para ese cargo con una adversativa crisis económica encima. Esperamos por bienestar del mundo desarrollado que, en verdad esas instituciones funcionen a cabalidad y que su Presidente, ex buen candidato, logre acogerse a sus planteamientos, de lo contrario se sumaria al naufragio del continente.

La afirmación de Hegel que los pueblos tenían los mandatarios que se merecían, no siempre se cumple, ni es una verdad apodíctica. En la región han llegado a la presidencia aventureros por la vía democrática, luego trocados en trogloditas del poder, adueñándose de todo como si de ellos fueran los bienes públicos y las vidas de sus habitantes. Resultando una modalidad nueva que los deslinda de las dictaduras clásicas del siglo anterior, con ese seudónimo de socialista han logrado engañar a mucho “intelectual” que siempre soñó con libertades, o que se tienen que cuadrar con todo lo que diga socialismo, pensando que de esta manera están en armonía con el pensamiento universal. Sin detenerse a analizar las miserias que representan estos “neosocialista” para sus países y el resto de la zona. Soy “socialista” y le rindo culto mecánicamente a quien enarbole el término, ¿qué fácil es ser así a distancia y disfrutar de las libertades “burguesas”?

Mejores registros tuvieron las dictaduras clásicas de comienzos y mediados del siglo XX, algo trabajaban y eran más recatados esquilmando. No intervenían en las políticas de sus vecinos y se dedicaban a robar, pero ejecutaban algunas obras de infraestructura para cuidar las apariencias. También cerraban y controlaban los medios de comunicación privando a la opinión pública de la libertad de expresión. Su cara era la de un nacionalismo prístino con mano dura para que estos países pudieran avanzar. Indiscutiblemente las democracias se van extinguiendo en América, devenidas en manos de hampones. El daño todavía es posible sea reparable, pero si al corto o mediano plazo estos países sojuzgados no empiezan a sacudirse sus yugos, ya no serán únicamente los cubanos quienes vivirán en la miseria, sin luz, agua ni alimentos. Seremos todos, metidos en una gran isla que se llamará América “socialista”. Posiblemente se salve de este grupo el gordito Lula, quien ha sabido expoliar a los pueblos hermanos, aprovechándose de las debilidades de sus gobernantes. Mientras Brasil florece, se muere el resto de la zona. El problema estará cuando no fluyan los dólares que han mantenido estas aberraciones en América hundiéndola en el lodo.

La sociedad que envuelve de Teódulo López Meléndez


Las iniciativas aparecen en infinidad de ocasiones de manera espontánea y de fuentes inesperadas. Son cristalinas unas, las más, y otras un tanto turbias. Una sociedad alerta las diferencia y en una madurez avanzada logra hacerlo de forma automática o instantánea.

He dicho, hablando de política, que el aire de la provincia no tiene la contaminación del aire caraqueño, uno lleno de polución propia de un valle, uno donde desde la colonia se ejercen prácticas reñidas con la ética. No quiero decir que la provincia es un angelical sitio donde no hay trapisondas o donde las intrigas no vuelen. Lo que quiero decir es que en el interior está depositada la mayor parte de la inteligencia nacional y una pureza de ánimo visible sin mucho esfuerzo.

Por ello acostumbro repetir que cuando la provincia despierte asistiremos a una posibilidad hasta ahora inédita de redención del tejido social venezolano. Mucha de esa inteligencia o no tiene donde expresarse o simplemente permanece en silencio afectada por el centralismo típico que ha caracterizado a este país donde nada que no provenga de Caracas parece ser considerado. Desde especialistas en diversas áreas de la ciencia hasta escritores de alto vuelo, desde empresarios conscientes hasta intelectuales complejos, desde luchadores sociales hasta excepcionales columnistas de prensa, de eso y más está hecha nuestra provincia.

Los centros de estudio del interior aparecen minimizados a la hora de encabezar lo que la burocratizada Caracas –centro de maniobras y negociaciones- parece incapaz de emprender o al emprenderlo muestra las costuras de hábitos perjudiciales. Mi buen amigo Guillermo Morón acostumbra repetirlo, “Caracas no es el país”, y por eso anuncia que viaja constantemente al interior a reunirse con los maestros de escuela. Cada vez que lo hace se le nota recargado.

La provincia, término que ha sido utilizado como sinónimo de minusvalía, es considerada en estos países latinoamericanos una especie de lejano territorio. En Europa, Estados Unidos y Japón, los grandes semilleros de líderes o los focos de saber pueden estar ubicados en una pequeña ciudad lejana y muchos grandes diarios salen desde otra parte diferente a la capital. Mucho me temo que en la provincia no se hace un uso adecuado de los avances tecnológicos de la comunicación.

Hemos visto recientemente iniciativas de estudiantes del oriente, más la suma fortalecida de otras regiones, que comprueban el aserto. Si la sociedad venezolana tuviese un mínimo de organización hubiese reaccionado de otra manera frente a las iniciativas que ellos tomaron. No estoy obviando la asistencia que se les prestó, de todo tipo y calidad, pero siempre por grupos minoritarios, voluntariosos y decididos, a los que todos agradecemos, pero no se produjo una reacción masiva por parte de una entelequia aún desorganizada que no asumió como cuerpo el planteamiento de resistencia y desafío.

Cuando uno llama a la organización en células base de construcción del país muchos argumentan que no hay interés en tal tema y que los venezolanos no prestan interés a estos llamados. La respuesta es que el planteamiento debe ser hecho y que debe quedar allí para que lentamente vaya surgiendo la conciencia de tal necesidad. Lo repito: si esa organización hubiese existido a niveles más avanzados la sociedad en su conjunto hubiese envuelto a los estudiantes de oriente que vinieron a Caracas en un gran manto y los resultados hubiesen sido simplemente diferentes.

No es la hora de quejas, más bien es la hora de la reflexión. A este país le cuesta darse cuenta de las magnitudes de los sucesos. Este país está sumergido en una lentitud peligrosa. Este país todavía permite que los factores tradicionales contaminados corran a envolver en lugar de hacerlo él. La sociedad venezolana aún está lejos de ejercer el protagonismo que se dispara hasta por instinto cuando olfatea la limpieza y la trascendencia de un hecho. Hay una especie de apagón mental y, obviamente, una falta de organización que alerte y actúe.

Para que cambien las formas de organización política es absolutamente necesaria la previa reconformación del tejido social. Esa sociedad reconstruida sobre nuevos paradigmas es la que podrá producir el sistema político sustitutivo de lo presente, uno también diferente al del pasado. La tarea que presento es difícil y compleja, pero de obligatorio emprendimiento. Hay que decir de las ideas que conforman el cuerpo conceptual de una democracia del siglo XXI, hay que insistir en el llamado a la organización social en células, hay que hacer entender a la población de la existencia de un lenguaje político completamente diferente al que infecta diariamente nuestros oídos. Hay que hacerlo hablando ese nuevo lenguaje, no hay otra manera. Frente al argumento de que ese lenguaje diferente no es entendible hay que argumentar que desplazar lo instituido no es nada fácil, pero que la repetición del nuevo lenguaje comienza por hacer entender que existe y lentamente la aceptación de su existencia se irá convirtiendo en alternativa frente a las prácticas aberrantes, frente al discurso vacuo y repetitivo, frente a la disonancia demagógica y maniobrera.

Frente a la pregunta sobre qué pasó la respuesta es tan sencilla que angustia: la sociedad venezolana aún no está en capacidad de envolver.

teodulolopezm@yahoo.com

IGLESIA comprometida de Julio César Arreaza B.


La Iglesia venezolana siempre ha levantado su voz de manera clara en favor de los que carecen de voz, y no ha dejado de hacerlo en momentos críticos del acontecer nacional, con la humildad, autoridad moral, coherencia de vida y sabiduría que la caracteriza; tal cual como lo viene haciendo en estos diez largos años azarosos, frente a los desmanes cometidos por el régimen que manda y no gobierna.

La Iglesia Católica, parte de la sociedad democrática, persigue el bien común, la convivencia, la estabilidad social y la defensa de los Derechos Humanos fundamentales. Los sacerdotes, monjitas y religiosos son ejemplos de vida austera, no mediante el discurso social altisonante y de ocasión, lanzado por los capitostes del régimen, en medio del boato de riqueza mal habida, sino compartiendo con el pobre en su vida diaria llena de limitaciones y viviendo en su mismo barrio.

Ha señalado que después del referendo inconstitucional del 15F, el régimen ha acelerado la imposición unilateral del proyecto de socialismo del siglo XXI, irrespetando la voluntad popular, al desconocer a las autoridades electas en noviembre de 2008, cercenándoles sus atribuciones; lo cual contraría la igualdad que debe privar entre todos los electos.

Llama la atención acerca de los proyectos de leyes que afectan a los ciudadanos y a la familia: célula fundamental de la sociedad, referidos a la educación, la equidad e igualdad de género, la propiedad social y la libertad de expresión e información. Resulta obligante consultar a toda la sociedad sin exclusiones sobre temas tan sensibles. Preocupa la celeridad en la discusión en tiempos de vacaciones.

En cuanto a la Ley de Educación, hay que darle cabida a todas las corrientes del pensamiento y la familia tiene una palabra que decir sobre la educación de sus hijos y el tipo de escuela a la que asisten. Las personas poseen una dimensión religiosa, de allí la necesidad de esa educación, dentro del horario escolar, según las diferentes creencias. La Iglesia pone el foco en la dramática exclusión educativa en el sector de los jóvenes que se encuentran entre los 15 y 19 años, siendo esto una causa eficiente de la delincuencia.

Con relación a la Ley Orgánica para la Equidad e Igualdad de Género, se cometen graves violaciones y daños irreparables a derechos y estructuras fundamentales de la sociedad venezolana, reconocidos y garantizados en la Constitución, concretamente a las instituciones del matrimonio y la familia y el interés superior de niños, niñas y adolescentes, al legitimar uniones del mismo sexo. Igualmente se desconoce la protección constitucional al derecho a la inviolabilidad de la vida humana, por medios anticonceptivos y el aborto. Se vulnera el derecho de gozar de una estructura familiar constituida por un hombre y una mujer y sus hijos.

Urge por tanto salvaguardar el derecho de todo niño, niña y adolescente a ser formados y educados en el seno de su familia natural. El futuro de nuestra sociedad depende del respeto y protección que se garantice al matrimonio y la familia, instituciones fundamentales en todos los países.

En cuanto a la Ley de Medios de Comunicación, los diferentes grupos que interactúan en la sociedad deben encontrar espacios para ofrecer sus planteamientos que coadyuven a la formación de la opinión pública. La libertad de expresión es uno de los derechos humanos fundamentales que propicia el desarrollo integral del ser humano, lo conduce a la búsqueda de la verdad y constituye una herramienta para la participación y defensa de la democracia. No hay libertad cuando los medios, ya estén en manos privadas o en manos del gobierno, informan sólo lo que les interesa, ocultando noticias, tergiversando sucesos y no permitiendo el acceso a la opinión pública a quienes no están alineados con ellos.

La Iglesia ve con suma preocupación que legislaciones sin suficiente consulta y sin consenso, pretendan imponer hegemónicamente una determinada visión de la vida y de la sociedad.

¿Quién se llevó mi crédito?... el gobierno de Alexander Guerrero


El Presidente nuevamente nos trae otra de las suyas, esta vez nos afirma,
por tercera vez que los bancos no quieren prestar a los empresarios, y uno
que ha estudiado eso toda la vida, toma esas palabras con la ya debida poca
credibilidad con que a menudo uno toma las cosas que el presidente nos trae
sobre la economía. No ha sido difícil distinguir entre la retórica y lo
sustancioso de la economía, después de todo, la "ciencia triste" aglomera
temas muy pesados para manejar frente a la opinión pública, a veces, la
economía es solo para expertos y entrenados. Los políticos cuando hablan del
tema, lo hacen siguiendo sus instintos, pero la economía tiene su propia
mayéutica.

Así, lo primero que hice fue revisar la data del sistema financiero, algo
que uno hace rutinariamente, y busca con la lupa que uno obtuvo en la
universidad, dónde están realmente los reales, para ver si es cierto que los
bancos esconden los reales, o los desaparecen para no prestárselos a la
gente, y estamos agregando bancos públicos y privados, sobre todo los bancos
públicos porque éstos controlan la tercera parte de la liquidez del sistema
financiero y la actividad predilecta de los bancos públicos es depositar en
los bancos privados, para que éstos finalmente compren los bonos de deuda
pública.

Pero si fuese cierto que los banqueros no prestan, deberían estar perdiendo
real -ello, por supuesto no parece serlo desde hace unos años- porque no lo
quieren prestar, y ello porque el negocio de los bancos en "condiciones
normales" es tomar dinero del público, remunerarlo y prestárselo al mismo
público -además de prestárselo al Gobierno- por un precio que debe ser mayor
del precio que los bancos le pagan al público por guardarle o invertirle los
reales de la gente.

En otras palabras menos castizas, eso es lo que se llama intermediación.
Unos depositan y otros toman prestado. Claro, toda esa actividad de los
bancos ocurre en "condiciones normales" es decir, hay dinero, este es
remunerado, y todos ganan, los que lo quieren para invertirlo pagan el
precio del dinero -intereses- y los que lo tienen cobran por prestarlo, ese
negocio lo hacen los bancos, y por hacerlo, los banqueros también ganan, y
dice la mayéutica que en condiciones normales, todo el mundo gana.

Pero en Venezuela no estamos en condiciones normales. ¿Qué es lo que afecta
esa actividad de intermediación de los bancos? Muchas cosas, una por ejemplo
que la inflación está destruyendo el poder de compra de ese dinero, así, el
dinero se "acaba" no vale nada así exista a montones, pero sin valor, y ese
fenómeno en Venezuela ocurre desde tiempos inmemorables, y ahora con mayor
intensidad nunca vista, además estamos en una revolución que secuestra la
propiedad de la gente y el dinero es propiedad, así como otras cosas, se
deprecia y se pierde por efecto de esa revolución.

La actividad intermediadora exige que quienes tienen y prestan deben ser
protegidos por la ley y el gobierno, sus derechos de propiedad deben ser
protegidos, pero no es así, nadie quiere prestar y por lo general se llevan
sus reales donde sí los protejan, los venezolanos hacen haciendo eso desde
el siglo XIX, pero en estos años de revolución que ha sido un proceso de
descapitalización y ruina, la gente se ha llevado todo, y muchos dejando el
pelero, porque la revolución les quitó las tierras, vacas, chivos, mangos,
melones y cambures, fabricas, empresas, los bienes a la gente, y ello en dos
maneras.

Una primera, a través del impuesto inflacionario. Este impuesto deprecia los
activos de la gente, al dinero, es un proceso silencioso, indoloro, el valor
de sus cosas valen menos por la inflación, y ello porque el diferencial
cambiario, el mismo que el Presidente apuesta a disminuir, dice que quien lo
quiere convertir tendrá que pagar más de dos veces lo que el gobierno dice
que le cuesta el dólar, pero que la gente está pagando con sangre, sudor y
lágrimas.

Y la segunda, por intermedio de leyes y decretos expropiadores con la
guardia nacional, los está expropiando y estatizando. Unos con más suerte,
generalmente extranjeros, el gobierno les compra y a muy buen precio sus
activos, allí están los españoles del Banco de Venezuela quienes recibieron
muchísimo por su banco, más de lo que ese banco se valoraba; también, los
gringos que recibieron mucho por Elecar y Cantv y hasta argentinos y
brasileños recibieron una boloña por los fierros de Sidor. A los venezolanos
el Gobierno les ha venido pagando con gas del bueno, plomo, chapa y cárcel,
y bonos que valen poco.

Pero hay otra condición esencial sin la cual no es posible que los reales
que el público tiene en los bancos financien el crecimiento económico a
través del crédito, de la inversión productiva, y esa es la acumulación de
la deuda pública, y en Venezuela las cosas se hacen críticas, porque los
fondos para prestar son finitos, si como el Gobierno se endeuda sin
parámetros racionales la empresa privada se restringe porque el crecimiento
de la deuda pública lo desplaza del mercado del crédito, veamos cómo.
Resulta que el deudor por excelencia en el mercado, el Gobierno, aparta
otros deudores potenciales, las empresas privadas, lo está tomando todo.

En lo que va del año 2009, el Gobierno ha tomado prestado, vendiendo bonos
de deuda más de las dos terceras partes del dinero disponible para
satisfacer la demanda de crédito. Es decir, el Gobierno toma todo lo
disponible y deja poco, y los efectos sobre la economía son devastadores
porque el dinero que el Gobierno pide prestado a cambio de bonos, no se va a
la economía productiva, está signado por derroche, corrupción, e
ineficiencia, sus economías positivas son escasas, de hecho son es
economías. Lo que queda disponible para el sector privado que es aun más de
la mitad del PIB, es apenas la tercera parte de los fondos disponibles al
mercado del crédito, tendrá en consecuencia crédito costoso y escaso, y la
economía sentirá eso en sus números, por ello la contracción económica este
año ha sido inclusive más intensa en la Venezuela petrolera que por ejemplo
en Colombia, Perú y Chile, donde no hay esa abundante fuente de fondos en
dólares.

alex102@movistar.net.ve

¡ESTA CUENTA-REVOLUCIÓN NO ES GUACHAFITA! de Agustin Blanco Muñoz


Aquí seguimos observando. Silenciosamente. Nadie escucha las razones de la otra parte y todo se vuelve guachafita. Otros, simplemente quieren que no nos preocupemos para que todo siga, de manera expedita, por el camino y la idea de la cuenta. Vale todo. Incluida la complicidad.

Para que el colectivo pierda su capacidad de construir, se desarrolla, cada vez más, el territorio de los grandes vacíos. Hasta el propio registro de su vida se hace efímero y cargado de cuentas que no le pertenecen.

La convicción es clara: que perdamos toda capacidad para huir de los laberintos en que fuimos depositados por la cuentas. Ese es nuestro designio y destino.

Y por ello somos simples figuras al servicio de los dueños de las cuentas mayores y menores. Sin importar el menú de intereses.

Como se sabe es una causa que no tiene ningún interés en los espacios de las astromelias ni en el canto de las paraulatas. ¡Sólo lo rentable paga dividendos!

De allí que se tenga una clara conciencia de cementerio. Por eso decimos que los hombres de cuentas son los numerarios de siempre. No nacieron para percibir los agujeros de los luceritos de las seis de la mañana ni nada parecido.

Pero la única cuenta de todos nosotros es la del petróleo aunque siempre termina en nombres propios. En usurpación revolucionaria para la negación de toda producción liberadora.

Aquí la división es muy clara: gente de cuenta frente a un colectivo a quien se convoca y obliga a convertirse en sub-cuenta económica, social, política, militar, ético-moral o lo que sea.

La cuenta es igual capitalista que socialista. Militar que civil.

Lo importante es que cada quien tenga conciencia de su precio y su capacidad de adquisición. Lo que menos interesa es la entereza para la construcción de la vida de los sueños con sabor a níspero y gorjeo de tejeritos.

¿Y a quién le importa la alegría de ese colectivo? ¿Qué cuenta sufre por su destino? ¿Padece la burguesía socialista de hoy por cada uno de los desheredados?

¿Se hará indefinidamente tarifas-cuentas al mayor y al detal a fin de resguardar y garantizar la cuenta revolucionaria?

Porque sabemos que en las cunas del marxismo-leninismo-stalinismo-maoismo se hace silencio de la cuenta de una revolución que se quedó en las cifras de sus dueños.

Y es alarmante que hoy y aquí sea la ignorancia la fuente del grito que, en nombre de una tal revolución socialista, llame a sus soldados a alistarse en la cuenta que les corresponde, en su condición de víctimas de un proceso, que sólo puede volver simples cuentas las vidas de los muchos.

Estamos ante un colectivo cada vez más atrapado en la muerte petrodolorizada. Van más de 70 fallecidos por la gripe de los pobres que no superaron su debilidad ante el virus.
Otros miles se pudren en vida esperando un poco de salud al interior de su barrio, su vereda, su espacio de hambre.
Y el régimen hasta se burla de su ineficiencia Barrio Adentro. Al fin y al cabo los muertos ya están muertos. Se trata ahora sólo de muertos enterrando muertos y de la revolución empujando la revolución de las cuentas y los muertos.

Una revolución que crecerá y se extenderá con y por la ayuda de las cuentas afiliadas a todos los destrozos de un colectivo que si no adquiere la condición de cuenta revolucionaria, puede (y debe!!) ser abaleado, por un régimen sabiamente regido por nuestras policías, fuerzas mercenarias de las armas y las cuentas establecidas por nuestro “democrático” Consejo Nacional Electoral.

La risa y la respiración en este ex-país se volvieron parte de la cuenta permanente de los dueños capitalistas o neosocialistas. ¡Todo sea por la guachafita revolucionaria!

¿Pero podrán estos poderes mantenerse por encima de la conciencia-decisión de un colectivo de poner a andar una historia alejada de todo cascarón político partidista, del militarismo enfermizo y represivo, con gases buenos y una gran capacidad para la maldad que sea ‘necesaria’?

La suerte está andando. Al lado de la burla está la esperanza y risa de presos políticos, trabajadores y estudiantes en lucha por el porvenir.

Es la hora de darle la espalda a todo este terrible cuadro de las cuentas del crimen capitalista y neosocialista, “cuarta y quinta”, y avanzar hacia la construcción de la otra historia.

Con los próximos fraudes pro ‘revolución’ tratarán de crecer hasta reventarse las cuentas del socialismo-capitalismo del mismísimo golpista-presidente. ¡Pero en el colectivo crece la disposición de alejarse de la compra-venta electoral!

¿Se aplicará el voto-fusil kalashnikov recomendado por la cumbre que sostuvo con sus hermanos Castro, Mugabe, Al Bashir, Obiang, Gaddafi y Ahmadinejad? Esto no es guachafita. ¡Qué historia amigos! abm333@gmail.com



El Universal, 02 de octubre del 2009.

Runrunes de Nelson Bocaranda Sardi


ALTO

¡LO CUMBRE! No fue sólo la vasta presencia de dictadores de toda pelambre en una isla rodeada de 9 mil hombres y mujeres de seguridad que atormentaron -y aún atormentan- a los habitantes de Margarita pues algunos rezagados se quedaron de paseo, compras y diversiones de todo tipo protegidos por una tal Guardia Costera Bolivariana. El despilfarro del dinero que maneja y regala a su antojo el caudillo presidente se notó en todos los eventos. La desorganización y la improvisación que ya son características cotidianas del régimen se notaban por doquier. Desde la escasez de viáticos hasta la falta de coordinación con las delegaciones que hizo que fuera cancelada una reunión de trabajo con el presidente de Brasil el día lunes, anunciada la noche antes en la clausura. Más le interesaba el libio Gadafi pues con él lograba la cobertura internacional que siempre busca aunque sea negativa para su imagen y la del país anfitrión. Lo que se puede considerar como el hecho más demostrativo de lo que significa el despelote gubernamental quedó patéticamente evidenciado en la entrega de la espada del Libertador al líder libio. Esta era la segunda espada de Bolívar que se le regalaba a Gadafi. Ya antes, años atrás, en una visita a Trípoli el propio Chávez se la había llevado y le había repetido la misma retahíla de lugares comunes sobre el prócer venezolano. Esta vez, en la adulación mayor para provocar al país y al mundo, el comandante comparó al árabe con nuestro Libertador. La separación de presidentes y sus delegaciones en varios hoteles causó resquemores e incomodidades cuando el agua escaseaba en los dormitorios. Las transmisiones de las deliberaciones no se hicieron en cadena nacional no sólo por el fastidio de los repetitivos discursos sino para que el pueblo no se enterara de todos los compromisos que allí adquiría el caudillo y que ofrecía billetes para cualquier "ayudita a nuestros hermanos negros". En los días del encuentro se notó algo muy normal para el Gobierno: los funcionarios civiles y militares pedían doble factura de los gastos pagados totalmente de contado. Una factura para el Seniat y otra con sobreprecio para ganarse "unos milloncitos". La falta del canciller brasileño, Celso Amorim, que se quedó en la asamblea de la ONU en Nueva York, le dio preeminencia a quien es la ficha de Chávez en el gobierno de Lula: Marco Aurelio García. Éste indagó sobre nuestras fuentes en torno al caso Zelaya y terminó echándole la culpa a un funcionario de su embajada caraqueña. Demostración de que la pista era buena. En Brasilia siguen las contradicciones y "mea culpas"&

MEDIO


DOBLE LENGUAJE EN SALUD. Hace unas seis semanas dijo el caudillo: "Soy contrario a la medicina privada pues es una degeneración del capitalismo". Luego, más acá, reconoció el fracaso de muchos módulos de Barrio Adentro abandonados y deteriorados, lo que lo obligó a declarar la salud en emergencia. Por eso preguntamos: ¿Por qué Pdvsa envía a todos sus empleados a las clínicas privadas en las que adeuda enormes cantidades de dinero que de vez en cuando, ante las presiones económicas y médicas, va cancelando para seguir utilizándolas? Lo mismo hacen la Asamblea y todos, todos, los organismos públicos, la Fuerza Armada y las empresas del Estado. Si no, pregúntenle al diputado Tirso Silva, quien desde la Asamblea liderizó los ataques y cuestionamientos a las clínicas privadas y terminó en el Hospital de Clínicas Caracas, donde le colocaron varios bypass coronarios hace unos meses. O lean en Internet la carta que la ex ministra del Ambiente Ana Elisa Osorio, vicepresidenta del PSUV, le envió a David Merchán, gerente de recursos humanos de Pdvsa el pasado 30 de junio solicitándole le reconozca una operación por 15 mil bolívares fuertes en el mismo hospital privado pues: "Esta situación me parece de lo más incómoda por lo salvaje del mercantilismo en el ámbito privado de la atención médica, es espantoso pero te aseguro que de no ser por la situación del sistema público no dudaría en acudir a él". ¿Sabrán además el Presidente, los miembros del gabinete y los integrantes del directorio del PSUV del gobernador rojo rojito que prefirió internarse en el Florida Hospital, en Orlando, ciudad emblemática del imperialismo mismo, para hacerse una operación con un médico estadounidense de ascendencia india y para la que se llevó hasta su propia enfermera? ¿Le dio Cadivi los dólares necesarios, los sacó de sus "ahorros" o fue de la partida de la Gobernación a la que aún no se le ven resultados? ¿De dónde los sacó? ¿Qué opinan los médicos de Barrio Adentro o los supuestos 30 mil profesionales de la Medicina que según Chávez hay en Venezuela? En el estado a su cargo hay obras emblemáticas de la salud cubana. La operación, hospitalización y gastos conexos está estimada en $50 mil. Lo vieron y lo fotografiaron. Desde aquí los mejores votos por su salud. ¿Qué dirá el líder?..



VARIOPINTOS. Después de tantos funcionarios negar la relación iraní en materia de uranio y otros minerales, al ministro del área, Rodolfo Sanz, se le salió reconocerlo. En medio de las angustias que Irán ha provocado sacaron a otro ministro a negarlo y a desviar la atención hacia un acuerdo con Rusia. ¿Cuánto durará en el cargo?.. Tras los rumores desatados sobre las supuestas intenciones de unos empresarios boliburgueses de comprar una operadora telefónica, el Gobierno, al más alto nivel, ha puesto la mira en la misma empresa para así asegurarse de la más alta tecnología que aún no encuentra cómo montar en la deteriorada Cantv rojita& El descaro rojo en las elecciones de hoy en el Futpv es tal que están mandando a votar hasta a la nómina mayor, que no tiene participación en los comicios. Desde una oficina llaman a los trabajadores a que voten por las planchas 7 y 9 que "son las planchas de Chávez y del PSUV" en Jose. Todo Anzoátegui lleno de propaganda que les paga Pdvsa& Con un pago que oscila entre 4 y 8 mil bolívares fuertes sacan de la lista de Tascón a quien quiera trabajar o contratar con el Gobierno. Funciona desde hace dos años& Cuando el Caracazo hicimos varios programas por Venevisión pidiendo al público nos informara de sus familiares desaparecidos pues se hablaba de miles. Los testimonios no llegaron al centenar. Ahora hablan de lo mismo y no cuadran las cifras. Ojalá se sepa todo&

BAJO

HOY EN ONDA. A las 6:00 p.m. seré el invitado de Leonardo Padrón en la nueva temporada de Los Imposibles. Un diálogo sencillo entre amigos que permitirá escuchar parte de la entrevista que le hice a Fidel Castro en Caracas en 1989 cuando la segunda toma de posesión de CAP. Allí el cubano alaba y se enorgullece de la amistad con Pérez. Sorprende. Hace sólo 20 años. Nos olvidamos muy rápido&

elchacaldelainformacion@gmail.com, twitter.com/nelsonbocaranda
El Universal