Venezuela pide prestado de Francisco Alarcón

A Venezuela antes le sobraba el dinero, actualmente pide prestado para tratar de seguir gastando como durante la bonanza petrolera. Esta diferencia es muy importante para quienes aspiren volver a ver los dólares rodando por las calles del país. Tales “ilusiones monetarias” son eso, ilusiones. Estamos en bancarrota y las reservas para enfrentar la crisis económica no existían como dijo nuestro Presidente. Ahora, nos financiamos pidiendo prestado y rematando los activos de la nación. Seguramente incrementarán el gasto público a como de lugar, estando en ello la vida de la “revolución,” pero el grave problema seguirá siendo la destrucción de la nación, cayéndose por todas partes su infraestructura física, como las carreteras, represas, puentes y con la electricidad cada vez más inestable. Tendrán que inventar un gasto más eficiente porque los diez años de desidia han hecho mella a lo largo y ancho de Venezuela. Si antes las comisiones eran de noventa o cien por ciento, en este momento tendrán que invertir algo y no apropiárselo todo, o se terminará de venir abajo el país a causa de ese padecimiento llamada popularmente “la Robolución”.

Andar señalando que el gobierno tenía reservas para aguantar la crisis es una farsa, no soportó ni un round cuando los precios del petróleo bajaron y se vieron inmediatamente las carencias reflejadas en el PIB. Comenzaron a fallar los billetes verdes y vino la debacle, y continuamos en ella, aún con los precios actuales del crudo, no siendo “suficiente” para financiar los programas sociales de la “revolución”. El país nacional exige eficiencia, quiere buenos servicios, quiere su luz como antes, su agua y carreteras en buen estado. Amen de que este régimen no ha cumplido en la construcción de viviendas ni de otros “proyectos” que fueron banderas del “proceso”. Será difícil volver a la Venezuela saudita como pretenden algunos “camaradas” u opositores negociantes. Pasaron los tiempos de bonanzas, e igual se disipan los tiempos de gloria de Hugo Chávez.

Será espinoso cambiar a los venezolanos a las creencias comunistas, cuando los nuevos dirigentes sindicales de la industria petrolera dicen, que “el salario es secundario”. Aquí el salario, sueldo, y negocios son primarios con el billete adelante. Lo que ocurre es que con la quiebra del país quieren acelerar los pasos hacia el comunismo. Persiguen que nos acostumbremos a vivir de ilusiones y que se haga rutina la baja calidad de vida con la inseguridad, y otros incordios que nunca antes se vieron en esta tierra de controversial historia.

Estamos en períodos de soluciones que hasta el presente no se han sabido asumir, porque el gobierno no sabe hacer las cosas ni la “oposición” sabe conducirse como tal. Vivimos en un inmortal remate de los bienes públicos, los políticos soñando con una diputación o alcaldía, independientemente que Venezuela esté quebrada. Es un sentimiento común de “opositores” y oficialistas mientras la sociedad civil en abierta disidencia, anda abriéndose caminos para organizarse y no seguir delegando su representación en manos irresponsables, aunque lleven el ropaje de políticos de “oposición”. Hay quienes aquí hablan pestes del régimen, sosteniéndose y comiendo de él, y cuando salen al extranjero se deshacen en reconocimientos y aclaratorias sobre la “revolución”. Esa realidad ha llevado junto a Chávez a que el país sea lo que es hoy, una tragedia sin una disidencia tangible, acaso con pequeños adelantos que siempre comienzan con los estudiantes, mientras no se metan a políticos.

El llamado es a organizarnos para poder avanzar, quizás no con la rapidez que pretenden algunos dilapidadores de las palabras, que en la práctica poco hacen por devolver la libertad a esta Patria. Se encierran en un cuarto a cambiar el mundo con sus misiles irreales. Da tristeza ver derrochados diez años de “bonanza”, haber perdido lo poco que teníamos por seguir pensando como en tiempos de la “gloriosa” cuarta republica. Las cosas cambiaron no sólo por obra y arte de Chávez, las culpas son compartidas, y seguimos pidiendo prestado o empeñando hasta el nombre en vez de trabajar.

A los pies de la izquierda caviar de Teódulo López Meléndez


Si algo no me gusta es discutir sobre los premiados con el Nobel. Como escritor deberían interesarme más los concedidos a la literatura, pero hacerlo equivaldría a hablar de literatura europea, pues los últimos 15 han sido concedidos a ciudadanos de ese continente, incluido un chino que escribe en francés.

No me opongo a que se le entregue el galardón a autores desconocidos, pues hay que admitir que muchos desconocidos lo son por el desprecio de la industria cultural hacia todo lo que se salga de la rutina, del aburrimiento y supuestamente, de aquello que se vende. Resulta innecesario hacer la lista de escritores sin méritos que lo han recibido, como contrapartida al principio justo de sacar desconocidos a la luz de la fama.

Menos me atrevo a discutir sobre los Nobel en el campo científico, aunque es claro que en este campo se entregan con no menos de una década de retardo sobre el hallazgo que lo produjo.

Pero en el punto donde la polémica es grande es en el campo de la paz. Lo es, entre otras razones, porque la vigencia misma de los Premios Nobel entra en discusión y comienza a recordarse como la Academia Sueca parece envuelta en una especie de izquierdismo caviar que condiciona todo lo que toca. Y porque el paso de los años va corroyendo todo, incluido los premios.

En pocas palabras, la academia sueca ha dado suficientes muestras de óxido político en su toma de decisiones.

Ahora tenemos a Barak Obama como Premio Nobel de la Paz. La discusión va a ser intensa. Admitamos a favor del presidente de los Estados Unidos sus discursos de apertura hacia el mundo islámico, sus esfuerzos por reducir el armamento nuclear, sus empujes a la reducción de la contaminación planetaria. Y algo más, la formulación conceptual de cese de una acción norteamericana como potencia unipolar. Esto es, el reconocimiento del fin de una época y el llamado a una acción colectiva para enfrentar los problemas del mundo.

Estos son los méritos, no pocos, pero la concesión de un premio a un jefe de estado norteamericano que apenas inicia su período es altamente riesgoso. Ahora mismo ese presidente tiene sobre su escritorio en la oficina oval de la Casa Blanca una solicitud de aumento de tropas en Afganistán, a la cual seguramente accederá, entre otras razones porque esa guerra contra los talibanes se está perdiendo y podría empantanarse como una especie de nuevo Viet-Nam y tiene pendiente el retiro de una guerra que no inició, la de Irak.

Para Obama mismo el premio es un peso. No podrá dejarse condicionar por él a la hora de tomar decisiones, pero siempre estará rondándole la disyuntiva de merecerlo.

Una cosa es cierta. En cada decisión la Academia Sueca mide con precisión de esteta las consecuencias políticas de tal otorgamiento. En este caso hay que reconocerle que ha privilegiado el sentido de una posición conceptual por encima de los inmensos riesgos que implica las decisiones que el premiado deberá tomar en el futuro.

El caricaturista de “El País” de Madrid ha dado su opinión al respecto pintando la paloma de la paz de color negro y sosteniendo, como es debido, su ramito de oliva en el pico. En América Latina ya sabemos que ese ramito de entrega es delegativo a Brasil, el imperio emergente que deberá ocuparse de mantener el orden en este continente por delegación gringa, ya que quienes han entregado la concesión andan muy ocupados en otras regiones del planeta. ¿Un sub-premio Nobel de la paz para Lula el alcahueta estará entre los planes de la Casa Negra? A juzgar por los idiotas comentarios que casi todos los días hacen voceros del Departamento de Estado sobre Venezuela uno diría que la señora Clinton ve a los halcones del pentágono, del senado y de la derecha republicana a los pies de la Academia Sueca.

teodulolopezm@yahoo.com

EL FRAUDE del 52 de Julio César Arreaza


Gobierna la Junta que tumbó a Gallegos, presidida por Carlos Delgado Chalbaud. El 28 de noviembre de 1949 se instala la comisión designada para redactar un proyecto de Estatuto Electoral, a fin de convocar a elecciones generales para la Asamblea Nacional Constituyente. Dicha comisión está integrada por Luis Gerónimo Pietri, presidente, y Rafael Caldera y Jóvito Villalba como vicepresidentes.

Asesinado Delgado, cambian las cosas, gobierna ahora la Junta encabezada por el Dr. Suárez Flamerich, pero dominada por Pérez Jiménez. En abril de 1951 se promulga el Estatuto Electoral, pero con cambios fundamentales al proyecto presentado, sólo pueden participar en los comicios los partidos que funcionaban legalmente, quedan proscritos Acción Democrática y el Partido Comunista.

El Consejo Supremo Electoral, encargado de organizar y dirigir el proceso electoral, está integrado por el doctor Vicente Grisanti, presidente, y Carlos Miguel Lollet, Juan Satumo Canelón, Ricardo González, Edecio La Riva Araujo, Patrocinio Peñuela Ruiz, Juan Manuel Domínguez Chacín, Luis Hemández Solís y Roberto Sosa Fernández.

Copei y URD participan con entusiasmo en la campaña electoral para elegir la Constituyente. Acción Democrática y el Partido Comunista de Venezuela, proscritos de la lucha política, se mueven con dinamismo político desde la clandestinidad.

El FEI, el partido de los partidarios del gobierno, realiza las postulaciones a diputados a la Asamblea Constituyente. Uno de los candidatos, Laureano Vallenilla Lanz, lanza inauditamente la candidatura presidencial de Pérez Jiménez. Tal actitud, incongruente con la convocatoria de la Constituyente, causa sorpresa en el agitado ambiente político nacional.

Los partidos de oposición denuncian la brutal represión en Guasina y los calabozos de la Seguridad Nacional.

Villalba luce apasionado, elocuente y convincente, las masas se entusiasman con las posibilidades reales de triunfo de URD.

Rómulo Betancourt expresa respecto a las elecciones pautadas para el 30 de noviembre de 1952:

“ El clima político venezolano podría sintetizarse así: decisión de la ciudadanía de convertir ese acto en un plebiscito contra Pérez Jiménez y su gobierno; el frío de la derrota calando hasta los huesos a los escasos partidarios sinceros de las fórmulas totalitarias de Gobierno y a la camarilla de negociantes inescrupulosos arrimada al poder”.

Los votantes concurren masivamente a las mesas electorales.

Después de cerrado el acto de votación, comienza a recibir Pérez Jiménez noticias desalentadoras sobre los resultados electorales. El comandante Oscar Tamayo Suárez le revela que son adversos los cómputos conocidos de los comicios. Carlos Pulido Barreto sostiene ante un grupo de oficiales que las cosas pueden arreglarse, porque ellos tienen el poder y las armas. Califica la derrota como una traición de la gente vendida a los comunistas.

Vallenilla, el comandante Tamayo Suárez y Pulido Barreto, concuerdan en que el resultado de las elecciones no importa. Lo que interesa es conservar el mando y estiman que es fácil fabricar la solución jurídica, cuando se cuenta con el respaldo de los machetes.

Expresan a Pérez Jiménez, lo que éste sugiere y quiere escuchar: “Usted debe conservar el poder. Nosotros lo apoyamos. Liquide la Junta y gobierne solo, porque los problemas han surgido por la división del Ejecutivo. Pérez Jiménez manifiesta que se queda en el poder.

Entre tanto, El Nacional en su edición del 2 de diciembre de 1952, destaca los primeros resultados oficiales del Consejo Supremo Electoral: FEI 147.528 votos; URD 294.593 votos; Copei 89.095 votos.

Era un hecho casi imposible de revertir un cambio en la tendencia. Sin embargo, la trampa la llevan a cabo Ricardo González y Pablo Salas Castillo, quienes han pasado a dirigir de manera ilegal el Consejo Supremo Electoral, al no contarse ya con el doctor Vicente Grisanti, quien se refugia en la Embajada de Brasil, ni con los otros miembros que se han negado a alterar los resultados electorales.

La suerte está echada. Pérez Jiménez está contento con el favorable desenlace de la situación. Ahora será él y nadie más que él, el dueño de todo el poder.

¡AQUÍ MANDA EL HIJO DE COLÓN! de Agustín Blanco Muñoz


Cuando las ‘huestes revolucionarias’ derrumbaron la estatua de Colón por considerarlo como el comandante de una acción invasora y jefe del primer genocidio de la humanidad, muchos creyeron que se había iniciado un período en el cual se extinguiría el modelo de la “historia vertical” que tiene como base y fundamento el deísmo-autoritarismo representado en la imagen de un hombre al cual se le venera y reconoce dotes superiores. Pero esa resultó una falsa creencia.


Es cierto que la estatua rodó. Sin embargo, lo que queda en pie y muy firme, y sigue en su mismo punto es la idea-pensamiento y concepción del invadido-inferior, carente de toda autonomía, siempre dispuesto a aceptar y padecer cuanto se le ordene.La llamada revolución bolivariana hacía creer que era portadora de una nueva concepción de la historia. Que repudiaba y dejaría a un lado al modelo del vejamen y padecimiento-dolor que se practica desde la invasión iniciada el 12 de octubre de 1492 y que se produciría la tantas veces mencionada ‘ruptura histórica’.Pero nada de eso ha ocurrido.


Por el contrario, aquí simplemente se ha asumido la condición-conciencia de descubiertos, frente a quienes se imponen los nuevos ‘descubridores’, dispuestos a poner a un lado a quienes desafíen el cumplimiento de su designio.Desde entonces somos un continente sin continente. Sin fuerza, voluntad ni pensamiento propios. El mando-poder de los dueños son las únicas fuentes válidas en 517 años de la misma historia. El advenimiento de la tal ‘revolución bolivariana y zamorana’ ofrecía romper con ese pasado. Pero en la práctica no ha hecho sino sustituir un ‘hombre superior’ por otro, para una historia en la cual lo prevaleciente sigue siendo la acción unilateral, autoritaria y unipersonal de un ‘mesías’ que en el fondo sólo sirve a intereses económicos y sociales de otras formas del mismo imperio.


Pero este 12 de octubre, a 517 años de la invasión y 10 de la llamada revolución, ¿puede alguien mantener con algún rigor que aquí se ha iniciado un movimiento auténticamente liberador capaz de romper con los viejos lastres descubricionistas?¿Tiene la historia de hoy un contenido y un sentido que se aparte del hacer que tiene en el “descubridor”, trastocado en jefe-héroe-caudillo, su actor fundamental?Hoy se mantienen incólumes los valores impuestos por el invasor a los invadidos. Todo lo demás es ficción de una libertad inexistente. Cambia la nomenclatura pero no el contenido de una historia para el disfrute y beneficios de los boliburguerianos y el sufrimiento y padecimiento de los sometidos. República sin república, estado sin estado, dictadura con dictadura, democracia sin democracia y revolución sin revolución. ¿Alguien puede concebir que de estos polvos vendrá algo distinto al lodo arrojado por los llamados descubridores por más de 5 siglos? Hoy se cumple aquí la misma historia delineada y determinada por los invasores. Ayer se nos vendió la invasión dictatorial, luego la republicana y democrática y ahora la tal ‘revolucionaria’.


Y el actual Cristóbal Colón dice que es a él a quien le corresponde la misión de terminar la independencia. Eso no fue logrado por ninguno de los dueños-caudillos del pasado. Es algo que la historia le tenía reservado a quien se tuvo, en principio, como legítimo hijo de BolívarUn hijo que llega incluso a elaborar su propia tesis para adaptar el caudillismo a nuevos tiempos. Por ello dice: “Yo creo que se trata de vencer la barrera de esos hombres que la situación coloca en posición de líderes, que surgen en un momento determinado y que los pueblos aceptan y elevan a la condición de salvadores.” Estamos en presencia del ‘nuevo salvador’.Y continúa: “Si toman conciencia real [los caudillos], se abstraen de su misma persona y ven el proceso desde lejos, mirándose ellos mismos y lo interpretan, ahí es donde yo creo que pudiera reinterpretarse el caudillismo, para que pudiera seguir estando en el juego”. Y así el salvador maneja a su conveniencia su condición mítica y le sirve para formar líderes, proyectos e ideas y justificar la presencia del caudillo providencial. (ABM, Habla el comandante. Caracas, 1998, p.172)Queda claro, en consecuencia, que nuestro proceso social, político, educacional y nuestro propio proyecto de vida como colectivo ha estado regido por el proyecto-Colón-invasor y sus muchos descendientes. Todo lo ha ocupado y ocupa la invasión. ¿Quién puede negar entonces que es Colón la máxima autoridad en la ‘revolución bolivariana’ y que es el verdadero padre del golpista-presidente, descubridor a su vez del fracasado socialismo del siglo XXI?


abm333@gmail.com


El Universal, 09 de octubre del 2009.

Runrunes de Nelson Bocaranda Sardi


Alto

¿EN HONDURAS? A pesar de que al presidente Manuel Zelaya se le entregaron -dentro de la embajada de Brasil en Tegucigalpa- equipos que codifican sus conversaciones telefónicas con "algunos asesores externos" se le ha podido hacer seguimiento, con otros dispositivos tecnológicos, a muchos de esos diálogos privados. El énfasis ha sido puesto en sus conversaciones, breves pero muy seguidas, con el presidente venezolano a quien las autoridades del gobierno de Micheletti consideran responsable de los repentinos cambios de parecer que muestra el "asilado" o "invitado" del presidente Lula cuando a planteamientos y soluciones a la crisis se refiere. Ayer, que comenzaron los diálogos, se supo que Mel estaría dispuesto a aceptar la llamada propuesta empresarial que vendría a ser casi la misma que los representantes de Micheletti llevan a esa mesa. El canciller brasileño Celso Amorín estaría a favor de esa iniciativa y ha logrado que el presidente Lula controle a su inquieto "asesor rojito" Marco Aurelio García. A regañadientes el caudillo venezolano estaría aceptándola a pesar de que en privado sigue insistiendo en que "en un mes y medio es mucho lo que puede pasar en Honduras". Con el cierre del canal 36 que alentaba a los seguidores de Zelaya a movilizarse y crear el caos en las calles, aparecieron cheques dados por el gobierno de Mel a ese medio por casi $200 mil, desde el propio Banco Central hondureño, apenas en abril&



¿AHORRO O DESLINDE? El comandante tomó la decisión, a implementarse en los próximos días, en torno a la obligación que tendrán todos los que hayan ocupado altos cargos en el Gobierno -desde ministros y presidentes de empresas u organismos del Estado hasta los miembros de los poderes públicos- que tengan más de dos años separados del puesto de devolver tanto los vehículos como las escoltas que siguen protegiéndolos de la delincuencia o de los opositores. Al considerar el asunto pusieron como ejemplo al ex ministro de la Defensa, el almirante Orlando Maniglia "quien anda solo con su chofer sin miedo alguno lo que prueba que aquí sí hay seguridad". Nadie les dijo que la camioneta está muy bien blindada a nivel 3 como muchos vehículos de la dirigencia roja rojita&



¿ENGAÑADO? El Presidente en su última cadena acusó de asesinos a los comisarios presos. Sin embargo la juez Marjorie Calderón no pudo demostrar que eran asesinos ni que dispararon ni que siquiera entregaron las armas. Los familiares señalan que el caudillo debía pedir el fallo para que se informe de la verdad&

medio

¿CUENTAS NADA MÁS? Entre las múltiples investigaciones que en silencio se vienen llevando a cabo en diferentes países en torno a cuentas y colocaciones bancarias por parte de la boliburguesía se ha puesto la mira en una firma registrada en Suiza, dirigida por un brasileño de apellido Barreto, quien sería el coordinador de los desvíos y colocaciones de grandes sumas de dinero de algunos miembros de la petrolera gubernamental venezolana y sus socios. Hasta cubanos -¿parte de la triangulación admitida por Fidel Castro en compra de equipos médicos que también estaría pasando con el manejo petrolero?- han aparecido en la pesquisa. Este individuo supuestamente utilizaría las cuentas establecidas de uno de los más destacados e importantes bufetes de Ginebra para colocar el dinero de la corrupción petrolera y luego pasarlo a cuentas personalizadas -bajo el nombre de compañías o LLC- en las Islas Vírgenes Británicas. El dato se lo han pasado entre ellos y los nombres sorprenderían hasta al más incrédulo funcionario. Áreas de finanzas, laborales, administrativas, entre otras, estarían en los ojos de los investigadores de varios países. Por cierto que hablando de Pdvsa la guerra entre Rafael Ramírez y Diosdado Cabello va in crescendo y mortifica al caudillo. Y al hablar de peleas no se puede dejar de lado la que mantienen actualmente la virreina Jacqueline Farías, jefa del gobierno capital, con el ministro Jesse Chacón. Solo dos ejemplos de las rencillas intestinas de la robolución...

CADIVI. Entre las medidas que podría anunciar "el monje" Giordani está la posible desaparición de Cadivi al pasarle sus funciones al Banco Central, el que a fin de cuentas ya está decidiendo a quien darle o no los dólares solicitados. Estos días abrieron un poco la represa de divisas para dar la sensación de que con los bonos vendidos el dólar paralelo se mantendría por debajo de los picos acostumbrados y que han llevado la inflación -ante la exagerada y necesaria importación de alimentos, bienes y servicios- a un acumulado en el gobierno de Chávez de 690% desde que asumió el poder...



CONSEJO ELECTORAL. Los rectores Janeth Hernández y Germán Yépez tienen sus períodos vencidos y esto ha desatado varias tormentas en el mundo rojo. La rectora Hernández no se postulará mientras que el rector Yépez sí quiere seguir. Esto lo ha enfrentado a la segunda suplente de la presidenta, la profesora Esther Gauthier, quien aspira a la postulación del poder ciudadano. Ésta cuenta con el apoyo del diputado José Khan, mientras que Yépez dice contar con el de Cilia Flores y Nicolás Maduro. Uno de los enlaces del PUSV con el CNE, el diputado a la asamblea Luis Camargo, dice contar con el apoyo del superministro Diosdado Cabello. En medio de esta diatriba ha surgido por parte de un sector el nombre del rector suplente Levy Alter como una forma de acercamiento a la comunidad judía internacional. A todas estas la oposición no ha movido ni un dedo...

bajo

RADIOS. Hasta ahora la decisión al más alto nivel es no seguir cerrando estaciones de radio, pero sí reasignar algunas frecuencias. El caso Globovisión sigue avanzando, pues el objetivo es estrangularlos con demandas, juicios, procedimientos y multas para que no sea un "cierre gubernamental". Artilugios para el mundo, no para los locales&



ENCUESTAS. Tal y como lo ha venido revelando Teodoro Petkoff en Tal Cual, las encuestas del IVAD de Félix Seijas han afectado mucho al presidente Chávez pues por primera vez el "no chavismo" aventaja al "chavismo". Sin embargo, un funcionario importante al que me encuentro en el aeropuerto me hace la siguiente observación: "Todavía no ha comenzado la campaña electoral. Chávez es un monstruo en esa etapa. Tiene dinero para gastar y si no le alcanza se endeuda". Me reconoce que ya no es el portaviones que una vez fue, pero me apunta que la oposición está hoy más dividida y "pescuezante que nunca", y me adelanta que por allí viene una nueva fuerza que podría incluir los llamados de "adentro y de afuera", una especie de Doble A que buscaría el punto intermedio para ¿"conciliar"? en un gran bloque...

elchacaldelainformacion@gmail.com

twitter.com/nelsonbocaranda
El Universal

Traseros al aire de Marianella Salazar

Resulta incomprensible el rubor y la indignación sufridos por el presidente Chávez, por un puñado de jóvenes que en la marcha estudiantil del pasado sábado decidieron bajarse los pantalones y mostrar el trasero a la vista de la “respetable” Cancillería Bolivariana. Exhibir el nalgatorio no tiene valor político alguno, es una transgresión juvenil ruidosa que ya no impresiona a nadie.

Es un método de protesta universal, que preferimos mil veces ­porque es pacífico­ al de la capucha y el pasamontaña utilizados en épocas estudiantiles por algunos ministros y dirigentes del actual régimen, que escudaban su identidad para continuar impunemente aterrorizando a los ciudadanos, quemando cauchos y autobuses y lo que es peor: derramando sangre inocente. Prefiero a estos dirigentes estudiantiles aportando un nuevo estilo a la protesta tradicional, destapándose colectivamente y no con las caras tapadas de los eternos cobardes representantes de una engañosa ideología, que sólo han traído odio, desgracias y más pobreza.

Hay otras iniciativas como la de los trabajadores petroleros que se cosieron los labios, que sí tienen un alto valor y contenido político, además de un simbolismo desgarrador, que golpea en el alma hasta en los seres más inconmovibles. Es un hecho que no tiene precedentes en el país y que no ha arrancado un solo comentario del presidente Chávez, escandalizado ahora por unos simples glúteos al aire. A nadie engaña con una mojigatería y timidez ridícula que definitivamente no le quedan.

Lo verdaderamente impúdico es el modelo autoritario y excluyente que nos aplica, el intervencionismo hacia países hermanos, la entrega de nuestra soberanía a Cuba, la corrupción, la represión, el cierre de medios de comunicación, el adoctrinamiento a través de la educación, la naturaleza criminal del régimen que lo han dejado completamente al desnudo. Debería cubrir todas sus vergüenzas como lo hace con esta dictadura encubierta.

TIC TAC
¿Hampa común?: hace aproximadamente un mes, a la altura de La Encrucijada se robaron un camión cava 350 con 141 maletas que contenían laptop, impresoras y máquinas captahuellas. El costoso material del CNE se dirigía desde los galpones en Fila de Mariches hacia los estados Cojedes, Barinas y Táchira para las jornadas de Actualización del Registro Electoral. Lo insólito es que el conductor haya sido enviado en esa misión sin custodia alguna.

Secreto a voces: fuentes del Ministerio Público insisten en señalar que el control de la Fiscalía General de la República se ha desplazado hacia la vicefiscal, Iraida Alfonzo, que la dirección general se le escapa de las manos a la fiscal Luisa Ortega Díaz.

La segunda en el escalafón (viene del Instituto Nacional del Menor; en la Universidad de Carabobo recuerdan su participación en los disturbios estudiantiles), ha venido asumiendo diversas funciones por el despido de altos funcionarios en la Dirección General Administrativa y en la Dirección de Seguridad, maneja el personal con mano férrea y sus colaboradores estarían ejerciendo terror. Habría sido en el despacho de la vicefiscal donde se cocinó la Ley de Delitos Mediáticos, que en su primera versión no perdonaba ni siquiera el Aló, Presidente.

Inmuebles revolucionarios: según fuentes de inteligencia, un coronel del ejército bolivariano, muy cercano al presidente de la República, relacionado con su seguridad y los anillos de seguridad, acaba de adquirir una casa en Colinas de Santa Mónica por 5 millones fuertes. Tendrá como vecina a una importante dama barinesa, que desde hace unos años no se moviliza ni a la esquina sin escolta presidencial o de los cuerpos de seguridad del Estado

…tic tac
El Nacional

Foro Siglo XXI-Bolívar: Ante la problemática del servicio eléctrico y ELEBOL


El Foro Siglo XXI Bolívar, atento a las necesidades de la región y en sintonía con el clamor del pueblo y “los ruidos de la calle”, considera pertinente emitir un pronunciamiento público sobre las severas deficiencias y anomalías que se vienen presentando en el suministro del servicio eléctrico de la ciudad y que pone en el tapete la responsabilidad de la empresa del Estado ELEBOL.

Como es de conocimiento público y comunicacional, en Ciudad Bolívar han crecido en frecuencia los apagones desde el mes de Julio y ello ha sido causa de severas molestias, perjuicios y daños a los usuarios que se traducen desde la disminución o extinción por días del servicio de agua potable en algunos lugares, hasta daños materiales en artefactos y equipos eléctricos que afectan tanto a los sectores populares como también a establecimientos comerciales, empujados a cerrar por veinticuatro horas o más y acusando pérdidas irrecuperables mientras dura el trámite de restablecimiento.

El Foro Siglo XXI toma distancia neta de trivializaciones como caravanas en contra de Chávez o penosamente a favor de ELEBOL, tomando como pretexto el “affair” del servicio eléctrico. Pero Foro Siglo XXI no pasa por alto que ELEBOL es una empresa pública, destinada a prestar un servicio público vital y que si sustituyó a una empresa privada en este renglón era para mejorarlo sustancialmente y no para empobrecerlo. ELEBOL ha demostrado tener agudos problemas de gerencia, administración y competencia técnica que se hacen palmarios y patentes en la deficiencia crónica del servicio eléctrico en la ciudad. Pero además ELEBOL no es receptiva frente a los reclamos de los usuarios que son ciudadanos de este pueblo, cuando éstos hacen peticiones acerca de la reposición o indemnización económica contra los equipos dañados, con exigencias desproporcionadas para el reconocimiento de tales, como la instalación de reguladores de voltaje en la entrada del fluido eléctrico a sus casas ò locales comerciales, oficinas ò depósitos como medida de protección, visto que ese fluido eléctrico es proporcionado por el ente estatal con muchas interrupciones y de manera deficitaria.

Foro Siglo XXI sostiene sin ambigüedades que ELEBOL está obligada a dar respuestas francas y objetivas a la ciudadanía, debe responder por qué la inversión y el pago de los impuestos no se revierte en el flujo y la mejora cualitativa del servicio, por qué hacen mutis o apelan a excusas inverosímiles cuando los ciudadanos de manera legítima le reclaman reposiciones o indemnizaciones para los equipos dañados o inutilizados. ELEBOL está en mora con la ciudad, está en mora con los usuarios, en mora con sus trabajadores y su sindicato, está en mora con los ciudadanos, su servicio es deficitario, pésimo para ser esta la capital del estado en donde se genera el mayor porcentaje de la energía que consume el país, la inversión no ha podido trastocar una plataforma tecnológica obsoleta, no han podido mostrar en la práctica para qué se estatizó la vieja Electricidad de Ciudad Bolívar, sólo hemos visto la justificación política espuria que omite un elemental hecho, a saber : que sin un adecuado y eficiente servicio eléctrico, las inversiones para lograr el desarrollo regional jamás llegaran. En fin, no han podido demostrar que una empresa pública socialista, tiene acaso por algún inmanente, alguna bondad extraordinaria que le otorgue ventajas sobre la empresa privada.

Foro “Siglo XXI” Bolívar

Ángel Américo Fernández
Demóstenes Pérez
Teresa Coraspe
Nalúa Silva
Arturo Briceño
Régulo Cerezo
Amaloa Guerra
Víctor Medina
María Viviana Latorraca
José Luís Cestari

FORO SIGLO XXI, artículo de Luis Marin


Se trataría de dar una respuesta nueva a un problema viejo, el del papel de los intelectuales en la política. Tan lejos desde que Platón presentó la imagen del filósofo gobernante, a su concreción práctica en el despotismo ilustrado, pasando por la conclusión de Kant de que no solo no es posible que los filósofos gobiernen sino que ni siquiera es deseable, por el poder corruptor de la política, que destruiría la necesaria honestidad del conocimiento.

Lo que sí queda claro es que se debe dejar hablar a los pensadores, porque no debe privarse al pueblo, ni a los gobernantes, de las posibilidades del saber, del efecto purificador de la crítica.

A fines del siglo XIX y principios del XX hubo una súbita irrupción de intelectuales en la política, con la popularización de los llamados “manifiestos”, que más tarde se hicieron tanto más impactantes, no por su contenido, sino por la calidad de las firmas que los acompañaban, para terminar siendo directamente proporcionales la notoriedad de los firmantes con la esterilidad del contenido.

Los revolucionarios creyeron dar una respuesta satisfactoria al problema con el llamado “compromiso” de los intelectuales, que ellos entendieron como una suerte de entrega a la causa de la revolución social. Es comprensible que en el siglo XX no pocos intelectuales abrasaran la causa del comunismo, considerando que lo que tenían enfrente como competidor era el fascismo, incluyendo su variante nacional socialista o nazi.

No es para nada inútil recordar que todos estos movimientos eran igualmente revolucionarios, movilizadores, inspirados en una larga hilera de “anti” democráticos, liberales, parlamentarios, capitalistas, burgueses, pero sobre todo anticonformistas. Todos ellos prometían el paraíso en la tierra, la liberación de los trabajadores, igualdad y justicia social.

Puede decirse con toda propiedad que el siglo XX fue el siglo de las revoluciones promovidas consciente y deliberadamente por intelectuales. Por un lado, los que Gramsci hubiera llamado “intelectuales orgánicos”, afiliados al Partido Comunista, que era en sí mismo una suerte de intelectual dirigente de la “clase obrera”, aunque no hubiera ningún obrero entre ellos. Por el otro, la potencia disolvente del nihilismo y el irracionalismo, representado por los filósofos más emblemáticos del siglo XX y que sería largo mencionar sin dejar afuera algún nombre prominente.

Después del derrumbe del socialismo real, no queda para nada claro qué será lo que entienden los intelectuales revolucionarios por “compromiso” y menos cómo es posible que guarden silencio ante las manifiestas atrocidades de la revolución.

Es en este contexto que vuelve a plantearse la cuestión de si los intelectuales en el siglo XXI tienen algo que decir y si vale la pena que lo digan, cuál es su papel en el drama social, cuál su responsabilidad ante la comunidad que para algo los ha creado y de algún modo, mal que bien, los mantiene.

CRÍTICA. La respuesta más fácil que salta a la vista, es que los intelectuales deben cumplir una función de “crítica”, esto es, desmenuzar los hechos y las palabras que se les manifiestan, como a cualquier ciudadano, pero con ciertas herramientas especiales, que les permiten revelar ante el público sus significados, mejor que lo haría cualquier transeúnte que no tenga este oficio.

Aquí parece inevitable entrar en el terreno de las definiciones, que siempre son incómodas e insatisfactorias. El oficio del intelectual consiste en leer, escribir y articular discursos, cualquiera que sea la significación que quiera darse a estos términos. Sin caer en la hoy denostada división del trabajo en intelectual y manual, digamos que intelectuales son los que tienen esto por oficio o actividad de vida.

De allí que la primera crítica de los intelectuales sea a sí mismos. No estamos hablando de intelectuales como si fueran una clase o una casta particular, sino de gentes de oficio, profesores, investigadores, escritores, columnistas, divulgadores, creadores de conocimiento y de opinión.

Ni tampoco del universo, de todos, en absoluto. Nos limitamos a cierto tipo de intelectuales, no artistas y soñadores, sino a los que crean que deben cumplir una función política, de crítica frente al poder, aquellos cuya tarea tenga por finalidad desmontar el discurso oficial, revelar sus trucos, decir lo que no se considera políticamente conveniente y a veces lo que nadie quiere escuchar, en pocas palabras, se trata de “decir la verdad”, con sonoridad e inocencia, como en el cuento del rey que va desnudo.

La sociedad debería esperar de sus intelectuales claridad, que la ayude a entender la realidad, cosa que rara vez se cumple. No pocos intelectuales creen que su función es la evasión, ayudar al público a librarse de la dureza de la vida mediante la imaginación y la fantasía. Mucho peor son los que se ponen al servicio del poder para hacer digerible el lenguaje de la opresión y el control, a cambio de un cargo, un brillo siempre efímero, cuando no por los emolumentos asociados.

La función clarificadora es tanto más urgente en tiempos de oscuridad, cuando el discurso se transforma en propaganda, cuando la intimidación, la persecución y el amordazamiento están en el orden del día. Entonces el esfuerzo por comprender debe acompañarse con no poco valor para decir lo que es indispensable decir.

El Foro Siglo XXI parte de lo más básico, el individuo. Luego, será el mundo.

BOLIVARIANOS. Valga como ejemplo de uso vicioso del lenguaje la manía que se ha hecho general de bautizar instituciones y cosas como “bolivarianas”. Incluso estudiantes aguerridos incurren en la falacia de mentar la República como “bolivariana”, sin que aparezca un alma pedagógica que les explique que las repúblicas no tienen ideología, santos, aversiones, ni veneración por nadie.

Es una cruel ironía que sean precisamente los comunistas, que pretendían tener una concepción científica del mundo, quienes hayan incurrido más frecuentemente en la falacia de bautizar a las repúblicas como socialistas, soviéticas, populares, democráticas e incluso se llegó a hablar de una república negra del Congo u otras naciones africanas. Pero, ¿cómo puede ser “negra” una república?

Todos estos son atributos humanos y su traslación a la república es un vulgar antropomorfismo que se explica perfectamente por el tipo de lenguaje que se está utilizando, que implica salir del ámbito racional y lógico para entrar en otro de tipo mítico o mágico. Es el que permite decir que una espada está “viva” y peor, que “camina” por América Latina. Pero, ¿cómo puede caminar una espada?

Incluye fórmulas como llamar a un hombre “Padre de la Patria”, en el entendido de que la “Madre Patria” sería un reino, como España. Así denuncia un distinguido historiador un panfleto en que se afirma que Bolívar habría tenido una relación sexual con Venezuela en el campo de Carabobo y que de esa cópula se habría engendrado el ejército nacional. Esto parecería cosa de locos y en efecto, lo es.

En Venezuela la palabra “República” se ha utilizado para designar a una entidad político territorial, con el objeto de diferenciarla de las otras, que son los Estados y los Municipios; sin entrar en la peliaguda discusión de si el concepto incluye o no al sistema representativo, porque incluso bajo las peores tiranías militares nunca dejó de llamarse así, desde su fundación.

En días pasados unos ilustres concejales hicieron la propuesta de bautizar al Municipio Libertador como “bolivariano”, incluyendo el reto de vamos a ver quién se opone al nombre sagrado. No sabemos si alguien se opuso, pero el hecho es que ahora el municipio se llama Municipio Bolivariano Libertador. Con idéntico criterio la Asamblea Legislativa del Estado Bolívar podría decidir lo mismo, con lo que el Estado pasaría a llamarse Estado Bolivariano Bolívar.

El Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía podría bautizarse como Aeropuerto Internacional Bolivariano Simón Bolívar, con la ventaja de que los turistas que arribaran a esta tierra de gracia podrían tener, desde el momento del anuncio, la excitante sensación de estar entrando en un insólito país mágico.

Y no se crea que nada de esto es exageración: si una República y un Municipio pueden ser “bolivarianos”, ¿por qué no podrían serlo un Estado y un Instituto Autónomo, que son todos personas jurídicas de derecho público?

En consecuencia, nos encontramos con mercados bolivarianos de buhoneros, con fábricas bolivarianas y hasta hemos visto carritos de perros calientes con su emblema bolivariano. El sarcasmo de la historia es que de la magna veneración se cae en la burda ridiculización.

Al fin y al cabo, quien da en el blanco es el más humilde vendedor ambulante, porque sin elucubraciones jurídicas ni políticas, usa ese nombre como lo que es, un emblema, un signo que permite conjurar oscuras amenazas. De hecho, actúa convencido de que si pone ese nombre en su kiosko estará protegido por igual de la policía y del hampa, que no se atreverán a molestarlo. Es un símbolo mágico, como un crucifijo, una estampita o ciertas palabras rituales.

La labor del intelectual no es negar que exista una dimensión mítica en el ser humano y en el lenguaje, sino poner cada cosa en su sitio. Sería extraño ir a una clínica, que le dieran allí un escapulario y le mandaran a repetir algunos rezos.

El gran avance del siglo XX, si tuvo alguno, fue reducir la administración pública a criterios racional-legales. Las empresas, sean públicas o privadas, se rigen por una racionalidad económica. La medicina se ha hecho científica, como casi todo lo que se enseña en las universidades. Las iglesias se han confinado a un ámbito propio, separadas del Estado.

Traer el lenguaje mítico a la política, invocar las pasiones más que la razón, volver al simbolismo desechando las ideas, es tanto como volver a la barbarie sobre las conquistas de la civilización. Es harto conocido que en el pasado, esta conducta ha tenido resultados desastrosos y sangrientos.

La labor urgente de los intelectuales es depurar el lenguaje, denunciar toda forma de superstición, donde quiera que se vea u oiga, corriendo los riesgos de desatar la ira de los aprendices de brujo.

El lenguaje es la materia prima y su producto más acabado. Hagamos uno que sea digno de ese nombre, que sirva para comunicar no aislar y segregar, para la libertad no la opresión, para poner los pies en la tierra no la cabeza en las nubes.

Al principio fue el verbo y el verbo es Dios.