"Comunismo Burgués" de Francisco Alarcón

Hasta hace muy poco, los teóricos y académicos venezolanos se devanaban los sesos para buscarle los rasgos socialistas al llamado por Hugo Chávez “socialismo del siglo XXI”. Encontrándose que en Venezuela no hay lucha de clases ni nada que se parezca a una reivindicación social, paradójicamente el régimen se enrumbó hacia una autocracia personalista, copiando la parafernalia cubana. Y también paradójicamente de ese comunismo partió una nueva burguesía más grosera que la anterior, que despiadadamente y con el apoyo oficialista ha despojado a los antiguos dueños de sus bienes sin haberles pagado de manera justa, o de forma alguna sus propiedades. Utilizando prácticas comunistas como las expropiaciones o estatizaciones, donde se niega la propiedad privada y se crea una nueva propiedad “colectiva” trasladada a los afectos al régimen. Así, nació en Venezuela una autocracia que quieren venderle al mundo como socialista o comunista, o como quieran llamarla; ladrona, incapaz y ruinosa. En evidente contraste con la economía de puertos que, el gobierno pone en práctica para poder medio abastecer los rubros alimenticios y otras mercaderías, sino la población ya se hubiese muerto de hambre. Esa burla al pueblo venezolano, trató de justificarse con un declarado e imaginario llamado “socialismo del siglo XXI”. Aquí sucumbió cualquier postulado socialista y la pobreza y explotación es mayor en este momento sin ninguna atención a la clase obrera y campesinos. Se combate la pobreza con más pobreza, se confunde el trabajo productivo con la economía informal y la destrucción total del país es inminente.

La decadencia es asaz conocida como forma de “construir” del régimen, se derrumba la nación y vamos de mal en peor y esos son los cambios reales en la Venezuela contemporánea. Independientemente que los precios petroleros se recuperen, esos ingresos van a dar a muy pocas manos, las de quienes se apropiaron de todas las riquezas de este país en tiempo record, igual como la miseria y acracia crece en los sectores populares y medios.

Ese fue el paraíso soñado por alguien fuera de sus cabales, sin que parezca la gente percatarse de la gravedad del asunto. Todavía algunos abrigan esperanzas de una salida pasmosa para recuperar a Venezuela, y los aires son otros, y cada vez somos menos dueños de ella y somos más esclavos y subordinados a la “estrategia” de Fidel Castro, quien en sus adentros debe seguir pensado en un enfrentamiento de Latinoamérica contra el “Imperio.” y para ello, se reserva a Venezuela y la lanza en una serie de provocaciones en contra de Colombia en desmedro de ambos pueblos. El viejo no quiere marcharse de este mundo sin ver una confrontación seria, como estuvo a punto de ocurrir en el año 1962.

Pero las cosas han cambiado Cuba hoy es un basurero ideológico, amparado con el petróleo venezolano y nuestra nación va por el mismo camino con el “comunismo burgués,” chupador de dólares para crear inmensas fortunas personales. He allí, lo que quiso vendérsele al orbe como de esencia socialista y resultó lo antónimo. Un régimen iconoclasta lleno de arcaísmos y de fotos del Che Guevara que no sabe resolver sus propios problemas.

Quienes avizoraron esta incompatibilidad a tiempo fueron los hondureños, no permitiéndole a Manuel Zelaya que repitiera allá los vicios de aquí. La mayor derrota que ha recibido el “líder” del “socialismo de siglo XXI” se la infligió Micheletti, extensiva a Insulza y su maltrecha OEA, al adefesio del ALBA y a sus propios protagonistas, ¡Qué mal quedó ante el mundo!

El “comunismo burgués” destruirá a Venezuela y quizá se explaye a Bolivia, pero los demás países que lo acompañaron, comienzan a despertar como es el caso de Nicaragua que para repetir Daniel Ortega tendrá que recurrir a fullerías. El resto de los acólitos se encuentran en alerta, aprovechándose de los últimos dólares y artilugios a disposición de los zánganos. Fidel Castro seguirá intermitentemente mandando órdenes a nuestros vernáculos camaradas para ver si cristaliza su sueño “áureo”, un duelo contra el “Imperio” viéndole desde su trono burgués en el “paraíso comunista de Cuba”.

El almanaque de los días rojos de Teódulo López Meléndez

Lunes:

Annus terribilis ha designado la organización Foro “Siglo XXI” al presente y agonizante 2009. Su documento, presidido por la vieja frase latina, es prolijo en enumerar los azotes que hemos recibido en este espacio de tiempo. No queda nada más que agregar a ese texto, abundante en el desbordamiento de las crisis, de los atropellos, de las ignominias y de los fracasos.

El gobierno venezolano se ha hundido en su propia esencia. Ha cometido todas las tropelías, ha desencajado al lenguaje, ha hundido a la república en una pavorosa crisis. Advierte el documento que comentamos que en 2010 la presente situación de caos hará eclosión. De ello no hay duda, ya ni siquiera, por ejemplo, un repunte espectacular de los precios del petróleo podrá poner a flote la economía, diezmada PDVSA y vista la falta de probidad en el manejo de los dineros públicos. No hay tampoco recomposición política a la vista, más bien una descomposición interna del régimen y un agravar de los abusos de todo tipo que conducirán a la pérdida definitiva del escasísimo barniz de legitimidad que ha ido largando con el uso ilegítimo del poder.

Martes: El que se resbale

No, el padrino no va por la banca, es lo que pienso, contrariamente a la mayoría de los analistas. No puede comprar esos bancos, intervenirlos sin motivo, procurar alegatos falsos. Produciría una situación de quiebre definitivo, para lo cual no está en condiciones. Lo que ha hecho significa, si miramos bien, un fortalecimiento de la banca privada, pues hacia allí emigrarán los depósitos de los ahorristas. Lo que ha hecho –aparte de los alegatos de lucha interna- es dejar patente el fracaso del esfuerzo por crear una “burguesía revolucionaria”, una nueva clase emergente, tal como lo intentó Carlos Andrés Pérez en su momento. Esto es, la “revolución” pretendía crear sus propios “aliados ricos” y el castillo de naipes se le desplomó. Entre otras razones porque la intervención que acabamos de vivir es una advertencia frente a las conspiraciones internas, lo que significa, más que menos, “tal como se los permití se los puedo quitar”. Aquello de “el que se resbale” no era contra los banqueros, era contra sus aliados. Ahora bien, los “aliados” verán que hacen, se quedan quietos y disfrutan de lo obtenido o se ponen hipersensibles y deciden que es mejor prescindir del hasta ahora benefactor. En mi opinión optarán por lo primero y apenas asomarán algún antojo el congreso del partido procurando algunos escalones que los protejan. Por supuesto que no se puede dejar de lado la voracidad de la “burguesía revolucionaria” que puso en práctica aquello de “mientras más tengo más quiero”. ¿Los demás?, los demás parten del principio de “mientras no se meta conmigo”. Cosas del poder corrupto.

Miércoles: 2010: ¿Annus mirabilis possibilis?

El 2010 amenaza con ser el año de la hecatombe, pero los venezolanos podemos convertirlo en el año del reinicio, del recomienzo, en un año bueno, esto es, en un annus mirabilis. Un año bueno significa ponerle coto a la desesperanza, organizar al país unido en su esencia, ejercer la resistencia con coherencia y determinación, torcerle la mano al régimen. No se logrará con olvido de los males, sino resaltándolos en su verdad; no se logrará haciéndose falsas ilusiones de optimismo para ocultar lo que es obvio y patético; no se logrará con diversiones políticas falsas sino resaltando la evidencia de este caos disolutivo en que la república desfallece.

Jueves: Guerra

Contrariamente a lo que todos piensan creo que la guerra es posible. Las bravuconadas tienen la verdad en el fondo. Este alumno mal aplicado de la academia militar tiene en su memoria las viejas enseñanzas de Colombia como el enemigo, ahora acrecentada por la muralla que el país vecino encarna ante sus apetencias de expansión “revolucionaria”. Dará y dará vueltas, si hay otro presidente distinto a Uribe mantendrá con él una breve luna de miel y luego volverá a las andadas, tal como ha hecho con Obama. Si Uribe continúa la posibilidad estará más cercana. Mientras tanto espera pacientemente que arriben sus juguetes desde Rusia, se arma hasta los dientes, sueña con los mercenarios que le acompañarán en la aventura. La guerra es posible, aunque es probable que sea distinta, no abierta, como es factible que también se pelee en otras latitudes. Honduras, por ejemplo, es una “espina clavada en el corazón”, como dice el viejo bolero, y el “cantante” Zelaya aún aguanta otra interpretación.

Viernes:

Todos los Judas se lavan las manos, a la espera de que no vayan por ellos y alborozados aplauden las decisiones gubernamentales. Todos los “comeflor” alzan sus plegarias al cielo por el “diálogo”, por la concordia, por la armonía con el gobierno, por un comportamiento “civilizado” ante las bandas armadas que agreden. Todos los calculadores de oficio se muestran tan decentes, comedidos, comprensivos y fraternos. Celebran, como descerebrados, la falta de competencia, unos, y otros el monopolio de las postulaciones. La cobardía la identifican con democracia, su irritante falta de valor con armonía, su peculiar estilo de adaptación a la dictadura con moderación, su condición de adoradores del dios dinero con comprensión.


Sábado:

Los judíos descansan, es Shabat. Hay judíos que no descansan en Shabat.

Domingo: ¿De resurrección?

El país se enerva, el país se engrincha, el país se arrecha, el país se sacude, el país se pone en guardia, el país asume su destino, el país se sacude las cenizas del Ave Fénix y emprende vuelo. El país mira los resultados y se pregunta cómo pudo caer de nuevo en la misma trampa. El país suelta un manotazo, el país comienza por los más cercanos, por aquellos que dijeron estaban a su lado. El país decide, el país asume, el país arenga, el país dirige, el país hace caída y mesa limpia. En domingo se descansa, piensan los cristianos, a menos que haya que revivir. La construcción del mundo no terminó en domingo, volvió a la vida en domingo, se inició en domingo. El domingo, el último día que será el primero de la nueva historia. Al tercer día resucitó. El país resucitó al tercer día. Y comenzó la Pascua de Resurrección. El domingo es el tercer día. Este almanaque anda equivocado, el almanaque deja de ser rojo, el almanaque se destiñe para colocar sobre el tercer día la impronta del comienzo. Los días se llaman “padrino”, “cabrones” y resurrección.

teódulolopezm@yahoo.com

¡Cuidado, la fiera está herida! de Argelia Ríos

La nacionalización de la banca traería consecuencias gravísimas en todos los terrenos
Su reacción lo delata. Chávez no soporta que su gobierno sea percibido como el más corrupto de la historia del país. En su cadena del miércoles quedó bien clara su indignación. El elenco socialista está siendo percibido, cada vez más, como una banda de pillos, cuyos delitos ya resultan inocultables& Es evidente, sin embargo, que sus acciones defensivas siempre poseen un componente ofensivo: ese arte lo domina con destreza, aunque es temprano para saber si, en esta oportunidad, logrará salir ileso reeditando la fórmula del "pito", empleada durante el paro petrolero.

De cualquier forma, la verdad terca y tangible es que la revolución ha perdido su cacareada superioridad moral: sin ella "el proceso" no tiene destino, salvo el que Chávez le fabrique a punta de violencia y arbitrariedad. La fiera está herida y dispuesta a atacar salvajemente. Las palabras de Henry Ramos Allup aceraron la cólera del comandante: nada le duele más que haber quedado expuesto como el jefe de una pandilla de asaltantes. Por eso, con su "estilo personal", trata de controlar los daños ocasionados por sus omisiones cómplices. El Presidente procura rendirle cuentas a su público cautivo, caminando sobre las ramas y eludiendo, como siempre, su responsabilidad.

La amenaza de la nacionalización de la banca es real, pero no quiere pagar el inmenso costo que eso le significaría: prefiere que los ciudadanos -temerosos ante su amenaza- le faciliten el trabajo de debilitar a las instituciones financieras serias de Venezuela, para que su idea prospere como una "necesidad"... Estamos ante una puja ideológica: si Chávez logra que los depositantes y ahorristas le hagan el trabajo, todo le será fácil. El hiperlíder es un comunista confeso enfrentado a una sociedad que se niega a transitar ese camino. Es hora de resistirle con firmeza porque una nacionalización de la banca terminaría de arruinar la economía nacional. Los venezolanos se convertirían en esclavos de un régimen moralmente insolvente. Sólo los tontos pueden creer que un gobierno corrompido custodiaría correctamente los ahorros de los ciudadanos. Es imprescindible la serenidad de los ahorristas. Por su propio bien y por el de miles de trabajadores.

Nadie en su sano juicio debe contribuir a que el presidente se salga con la suya. Chávez se quiere quitar la raya de los bancos rojos-rojitos estimulando la quiebra de los bancos serios. Quiere emparejar el juego y abonar el terreno para una nacionalización que traería consecuencias gravísimas en todos los terrenos: incluso, la postergación indefinida (o la eliminación) de las elecciones parlamentarias y presidenciales, a las que busca sacarle el cuerpo porque sus condiciones se han desmejorado seriamente: mucho más ahora que los venezolanos saben a dónde fueron a parar los dineros de la renta petrolera& Podemos estar en el camino de un palo a la lámpara. Pero hay que resistir obstaculizando sus planes.

argelia.rios@gmail.com
El Universal

Runrunes de Nelson Bocaranda Sardi

ALTO
Cuatro bancos: El apoyo incondicional de ayer por parte del presidente Chávez al presidente de Bandes, teniente Alejandro Andrade, al mismo tiempo que al presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, indica que lo que está pasando puertas adentro de la robolución es peor que lo que afuera se ha sabido. Cargados de pruebas como están de las irregularidades cometidas, las comisiones, chantajes, extorsión y demás ilícitos ya comprobados por parte de altísimos funcionarios del régimen, no se entiende cómo se da un respaldo de esa naturaleza.

Alguien comentó que la única razón sería demostrarles la confianza para seguir adelante las investigaciones y luego darle la sorpresa al país con destituciones, prisión, señalamientos, y defenestraciones tal y como el propio Fidel Castro se lo recomendó en La Habana en último y fugaz encuentro.

Se habla de rojos banqueros de nuevo cuño apoyados en otros con experiencia; colocaciones astronómicas de Banfoandes a través de un grupo larense en las instituciones recién adquiridas; un general gobernador socio en colocaciones en otro banquito a revisar; un miembro de un pequeño equipo de abogados rojitos; un par de ministros importantes que ayudaban a palanquear a los nuevos banqueros y un militar de muy baja graduación que extorsionaba a banqueros para luego jugarse todo en la ruleta. En fin, hay demasiada tela que cortar.

¿Se atreverá a meter preso a algún otro banquero, funcionario, ministro o boliburgués? El costo político y económico es enorme. Si nacionaliza la banca se descalabra toda su cacareada política económica aunque le eche la culpa al capitalismo. Si toma la vía de la intervención revela que son unos incapaces para ejercer controles y regulaciones; además, habría que preguntarse: ¿acaso esos funcionarios que permitieron este desbarajuste nos son puestos por Chávez y sólo le reportan a él como es el caso de Hernández Behrens, Alejandro Andrade y todo el combo de “alquimistas” financieros de la revolución a los que Rodríguez no podía tocar? Laberinto peligroso…

¿Y QUE NO LO SABÍAN?

El Departamento de Experticias Contables de la Disip encargó desde el mes de febrero de 2009 a los licenciados Miguel Salas y Luis Arturo Ramos a presentar un informe pericial contable sobre el Confederado, Banpro y Bolívar sobre la experticia practicada a la causa 0116-08, solicitada por la Fiscalía Nacional de Salvaguarda con competencia especial en Bancos, Seguros y Mercado de Capitales, a cargo del abogado Daniel Medina Sarmiento, citando como “víctimas” a “la colectividad y los ahorristas”. Ya desde entonces tenían indicaciones de ilícitos por parte de accionistas y socios.

A pesar de todo esto, en el alto gobierno se hicieron la vista gorda y engavetaron el informe. ¿Sería que alguien del grupo de Fernández Barruecos pisó los callos de un alto funcionario o familiar? Hay demasiadas preguntas sin contestar. Tienen que tratar de que no cunda el pánico, pues una debacle bancaria no la pueden sortear. Todo parece indicar que a esta investigación habrá que llamarla “Operación Gato”. Entre todos están echándole tierra al excremento encontrado…

MEDIO
Preguntas incómodas:

¿Maduro para organizar la V Internacional y Arias Cárdenas como canciller?..

La revolución trata a sus lacayos a las patadas. El ex rector del CNE Germán Yépez, totalmente incondicional al régimen, no recibió ni siquiera una llamada para alertarlo de que no tenía respaldo. Confirmaron lo que adelantamos

Sacaron de Cadafe a un ingeniero socialista Rosario por serle incómodo a quienes aprovechan la situación energética para hacer negocios. ¿Quién lo botó?

Los 600 kilos de oro que en barras con el sello de Minerven fueron vendidos a razón de $32 mil el kilo ($19.200.000) ¿de dónde salieron? ¿Qué dice el ministro “quiebraGuayana”?

¿Será verdad, como circuló por Twitter, que hace dos días retiraron sus fondos de la caja de ahorros y fideicomisos de Pdvsa su presidente, su esposa y el director Carruyo? ¿Cuáles razones alegaron?

¿Quién es el funcionario que desde la presidencia de Pdvsa, destituido hace años de otra empresa del Estado, coordinó las contrataciones, con empresas españolas, de plantas en Cumaná y los Valles del Tuy que rompieron récord de Guinness en cuanto a sobreprecio? Se pagaron 1.400 euros por Kw mientras que en América Latina, según AIE, debería ser máximo 540 euros. En Qatar, el más caro era de 815 euros por Kw (www.exdiablo.com). ¿Sería lo que el canciller Moratinos vino a promocionar para luego hacerse la vista gorda con los DDHH? Con revisar en Internet las compañías Iberdrola y Duro-Felguera, asociadas a empresas nacionales, sus obras saltan a la vista…

¿Buscará Chávez con su discurso subir el dólar permuta para hacer rendir los dólares del petróleo que se le hacen escasos?

¿Cómo es que el Seniat está cobrando por adelantado el IVA de diciembre a empresas y comercios? ¿Será lo que alegan sus funcionarios, que no hay billete para pagar aguinaldos y prestaciones?

¿Por qué no han resollado por la herida en el PSUV ante la contundente evidencia presentada por Eduardo Semtei de que sólo acudieron 612.115 miembros al último evento obligatorio? ¿Un exacto 8,74% de los siete millones de inscritos?

Otro enredo rojito: ¿Sabrá el caudillo que por las acciones antipatentes de laboratorios “imperialistas” del ministro Samán se incumplen 27 tratados bilaterales y esos países se preparan para reaccionar en conjunto? ¿O que el propio Fidel Castro aboga desde 1996 por las patentes y que con Cuba no se cumple con sus patentes desde 2004? ¿O que el propio Samán cuando estuvo al frente del SAPI firmó muchas de las patentes que ahora pretende desconocer? ¿O que a dos laboratorios “nacionales” a los que les quiere dar permisos ilegales están registrados en Colombia y en Delaware?

¿Quien colocó el himno del sha de Persia en vez del revolucionario y ayatólico de Irán en el recibimiento de Ahmadinejad? ¿Qué es una raya más para la rayada cancillería rojita?..

BAJO
Disculpa: Sostuve una reunión el pasado 14 de octubre con el diputado del PSUV Reinaldo García, su abogado y el mío, con el fin de aclarar en detalle la nota que en esta columna del pasado 5 de febrero lo mencionaba con referencia al asalto a la Sinagoga de Maripérez: “un informante, que ya cobró, acusó al diputado Reinaldo García de presuntamente haber comandado el grupo en el que habrían participado miembros de la PM”. Con solo haberme pedido una aclaratoria en su momento lo habría complacido sin necesidad de querellarse en mi contra. El diputado me reitera que nada tuvo que ver con el caso y que fueron sus enemigos políticos quienes trataron de involucrarlo. Que más bien ha sido él quien ha iniciado investigaciones sobre varios cuerpos policiales desde la AN. Aclarado…
El Universal

URUGUAY Y HONDURAS de Juan Páez Ávila

En el mundo occidental todas las manifestaciones de cambio político, social y económico parece encontrar como la vía fundamental y exclusiva de solución, la pacífica y electoral, con todo y las manipulaciones ventajistas y fraudulentas que algunos aspirantes a dictadores introducen y practican en los procesos electorales. De cada elección se extrae una experiencia y la alternativa democrática emerge con más fuerza y convicción entre los electores y la ciudadanía en general.
Los resultados electorales conocidos extraoficialmente de los comicios del domingo realizados en Uruguay y Honduras, apuntan hacia la consolidación de la democracia representativa en Latinoamérica, porque tanto José Pepe Mujica, como Porfirio Pepe Lobo, proclamados presidentes electos de ambos países, han llamado a la unidad de uruguayos y hondureños, a la formación de gobiernos que representen a toda la sociedad de dichos países, como mecanismo o fórmula política para superar las dificultades económicas y sociales del primero, y políticas, económicas y sociales del segundo.
Y aunque la situación más difícil es, sin duda alguna, la de Honduras, no sólo por el desconocimiento de las elecciones y sus resultados por parte del ex –Presidente Zelaya, refugiado en la Embajada de Brasil, sino también porque Zelaya todavía recibe apoyo de algunos presidentes como Hugo Chávez, Lula Da Silva y Tabaré Vásquez, y sobre todo por la inmensa pobreza que agobia a ese pequeño país, que depende de la ayuda internacional. El Presidente electo de Honduras tiene que superar la crisis que hereda después de ser derrocado de la Presidencia de República, Manuel Zelaya, quien en principio recibió respaldo de la OEA y de la ONU, pero que ante el hecho cumplido de las elecciones ha quedado profundamente debilitado y sometido a un juicio por el Tribunal Supremo de su país, acusado de diversos actos de corrupción e incluso de traición a la Patria.
El camino más expedito hacia la consolidación de la democracia en su país lo tiene el Presidente electo de Uruguay, quien además de llamar a su contendor a formar gobierno, ha manifestado que se inspirará o guiará por el ejemplo de Lula para alcanzar el progreso y bienestar de su pueblo, y no por el socialismo del siglo XXI de Chávez, a quien lo señala como creador de una gran burocracia y de ningún socialismo.
Si el Presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, logra superar la crisis política que debe enfrentar en los próximos días, con el apoyo ya expresado de los Estados Unidos, Costa Rica, Panamá y Perú, y el muy posible respaldo de países como México, Colombia y la Unión Europea, avanzará la democracia en América Latina, y el gran derrotado será Hugo Chávez y su Proyecto Político de la Asociación Bolivariana de las Américas ALBA. El freno al proyecto chavista de ganar las elecciones para desde el poder aplicar la política de un pensamiento único, mediante la represión y la utilización de los dineros públicos para comprar adhesiones y conciencias, surgió en un pequeño país, como Honduras, donde el Poder Judicial y el Legislativo impidieron que Manuel Zelaya, desde la Presidencia de la República violara la Constitución Nacional para imponer su reelección.
Una vez descubierto los objetivos del proyecto de Socialismo del siglo XXI, de utilizar el sistema democrático para ascender al poder por elecciones, y luego destruir las instituciones de esa democracia, Hugo Chávez camina hacia la derrota, tanto en lo interno en Venezuela, como en la América Latina, porque donde pudo avanzar, además de imponer la violación de los Derechos Humanos, ha resultado un rotundo fracaso al aumentar la inseguridad, el desempleo y la destrucción del aparato productivo de la economía nacional de esos cada día países más pobres, cuyos gobernantes parece que no se han enterado de la caída del Muro de Berlín y del desplome del socialismo estatista en la Unión Soviética y en Europa del Este..

HAMPA POLÍTICA de Luis Marín

EL ÍNDICE DE DELITOS SUPERA EL DE INFLACIÓN

La Cátedra Pío Tamayo pregunta si con la situación bancario financiera ¿comenzó el hundimiento final de la revolución bolivariana socialista? Y la respuesta es que sí, con la salvedad de que no se trata del comienzo sino de la continuación de una decadencia que tiene múltiples manifestaciones, internas e internacionales.

Pero esta pregunta enlaza con otra: ¿Es la inseguridad una política de Estado? Aquí se dividen las opiniones, desde un padre Palmar que dice “obviamente”, hasta otros corifeos de la alternativa democrática que dicen “no, de ninguna manera”, pasando por los que sostienen que no debe politizarse el tema de la seguridad, como si no fuera de políticas públicas de lo que se está hablando.

El hecho indiscutible es que el índice de delitos (homicidios, robos, secuestros, extorsión, narcotráfico, fraudes) ha experimentado un ascenso en la última década de tal magnitud que es el único que supera los índices de inflación en el mismo período, de manera que algo está haciendo o dejando de hacer el Estado para que se produzca este resultado.

MÀS DEL 20% DE LOS DELITOS SON COMETIDOS
POR AGENTES POLICIALES

Otro hecho indiscutible es la creciente participación de los cuerpos policiales y militares en la comisión de estos delitos, al punto que el ministerio de interior y justicia se ha visto obligado a reconocer, para moderar las cifras, que más del 20% de los delitos son cometidos por agentes oficiales.

Para no volver sobre el crimen de Danilo Anderson, ni el de Antonio López Castillo y otros asociados al caso perpetrados por la DISIP y el CICPC, basta recordar el de los tres hermanos Faddoul y su chofer, secuestrados en una alcabala de policías metropolitanos y luego asesinados en circunstancias nunca esclarecidas.

DE LOS ESTUDIANTES DEL BARRIO KENNEDY AL ASALTO
A LA SINAGOGA

La masacre de estudiantes en Barrio Kennedy, perpetrada por agentes de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y el CICPC, en que no sólo sorprendió el sadismo de los asesinos, sino el montaje que hicieron para ocultar el crimen.

El asesinato de la psicóloga en San Agustín del Sur, perseguida, acorralada y acribillada a balazos por cuatro policías de la Alcaldía de Caracas (Municipio Libertador), en que lo más desconcertante es que no creyeran estar realizando un operativo policial, sino que el móvil fuera el robo o el secuestro, porque casos anteriores habían ocurrido según el mismo modus operandi del grupo.

Asimismo, el asalto y profanación de la Sinagoga de Caracas ejecutado por un comando combinado de agentes de la Policía Metropolitana, el CICPC y la policía de Caracas (Tarek El Aisami y Jorge Rodríguez), en una operación en que usaron vehículos, equipos de comunicaciones, armas y procedimientos propios de esos cuerpos policiales.

Aquí lo que más llama la atención es que permanecieran toda la noche en el recinto forzando con taladros las cajas fuertes para llevarse, no el dinero, que dejaron allí íntegramente, ni los objetos de valor, sino la base de datos contentiva del registro de miembros de la comunidad judía de Venezuela.

A LOS POCOS JUZGADOS NUNCA SE LES HA
VISTO EL ROSTRO

Lo más abrumador es que luego el gobierno osciló entre decir que no tenía nada que ver con el asunto (aunque todos los autores fueran policías), echarle la culpa a la oposición, hasta acusar a los medios de comunicación de estar montando una matriz de opinión para acusar al régimen; pasando por alto que el hecho coincidía con el cierre de la embajada de Israel en Caracas, la expulsión del embajador y la condena del Estado judío como “genocida”, todo hecho por el mismo gobierno.

El denominador común de estos casos es que han sido reconocidos por el régimen, algunos de los autores han sido detenidos, juzgados e incluso condenados; pero sus rostros no han sido mostrados al público, que por lo visto no tiene derecho a conocer quiénes son los que lo martirizan, nunca han sido careados con la prensa, no han sido preguntados ni repreguntados, no se conocen sus móviles, ni a qué o a quienes responden.

MUY DISTINTO PROCEDER A LA HORA
DE DETENER AL ESTUDIANTE JULIO RIVAS

Pero cuando una comisión del CICPC fue de Caracas a Valencia para capturar al dirigente estudiantil Julio Rivas, para luego pretender presentarlo como si fuera un criminal y a su organización Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU) como una organización delictiva, los burócratas de Venezolana de Televisión le acercaron las cámaras al rostro y le hicieron preguntas capciosas, para exponerlo al escarnio público; lo que nunca ocurre con ningún criminal convicto y confeso, tanto menos cuando se trata de “agentes del orden público”.

A estas alturas, resulta indispensable replantearse la pregunta de si el auge delictivo corresponde o no a una “política de Estado”.

EN LOS CASOS DE SIMONOVIS, VIVAS Y FORERO
SE TRATA DE DESTRUIR EL ASCENDIENTE MORAL

VÍCTIMAS. Otro aspecto notorio es el encarcelamiento de policías honestos, como los comisarios Iván Simonovis, Henry Vivas, Lázaro Forero y los seis policías metropolitanos, acusados y condenados a la pena máxima de 30 años de prisión por los sucesos del 11 de abril de 2002.

Este castigo desmesurado sólo se explica por el afán de destruir el ascendiente moral, la autoridad que puedan tener sobre sus hombres, a fin de contrarrestar su influencia, de hacerlos perder todo el respeto que han conquistado en largos años de servicio impecable, para imponer una referencia opuesta.

En el caso de Henry Vivas se le cobra el hecho de ser el primer civil, policía de carrera, designado como jefe del cuerpo contra la añeja costumbre de designar a egresados de la Escuela de Formación de Oficiales de las Fuerzas Armadas de Cooperación; pero sobre todo contra “el dedo”, que ya había hecho ese nombramiento, contra el que se reveló la PM con “esprit de corps”, algo intolerable y una afrenta al dictador, que lo hizo blanco de una previsible venganza.

El problema es que cuando se trata de destruir el ascendiente moral de un comandante legítimo sobre sus hombres, se corre el riesgo de destruir la moral misma del cuerpo. Esto ocurrió en la PM, porque nadie se ha puesto a calcular cuál puede ser el efecto desmoralizador de la persecución de gente respetable, mientras se encumbra a individuos despreciables, con el único expediente del servilismo y la corrupción.

Esto vale tanto para el Cuerpo de Bomberos de Caracas como para PDVSA y cualquier organización jerárquica, cuyos mandos se apoyan en la auctoritas de sus jefes.

CUNDE LA DESMORALIZACIÓN Y EL DESCONCIERTO EN LOS
APARATOS DE SEGURIDAD

Cunde en los cuerpos de seguridad la desmoralización y el desconcierto, falta de dirección, objetivos claros y recursos: esto juega a favor de sus enemigos naturales, la delincuencia.

Por otro lado, se desarma a policías municipales no controladas por el ejecutivo, empresas de vigilancia privada e incluso militares retirados, en resumen, a toda la población civil; mientras se crea una “policía nacional”, que no está al servicio de los ciudadanos sino del poder central. Es decir, otra herramienta de control e intimidación.

En este contexto, la crisis financiera aparece como la guinda del coctel. Las andanzas del que aparece como chivo expiatorio no puede separarse del tema de la economía de puerto, del auge importador, que es otra política de Estado.

Del narcotráfico y otros tráficos, como el de personas y bienes, que van desde los hidrocarburos y sus derivados, oro, diamantes, uranio, hasta armas de todo calibre y de capitales, blanqueados o sacados del presupuesto paralelo.

Casualmente, estos fueron los cargos por los que Castro fusiló en 1989 al general Arnaldo Ochoa, héroe de la revolución cubana, encargado de triangular este mercado en el Panamá de Manuel Antonio Noriega.

Pero el mecanismo quedó allí intacto y operando, casi con los mismos actores.

EL BINOMIO REVOLUCIÓN / DELITO

VICTIMARIOS. Teóricamente este tema debería abordarse como la relación entre política y delito, que resulta tanto más complicado en la medida en que se constata que entre estas dimensiones hay más vasos comunicantes de lo que tanto políticos como delincuentes están dispuestos a reconocer o confesar.

Harto más enrevesado cuando se trata de la relación entre revolución y delito, porque según se sabe, los vínculos entre revolucionarios y delincuentes son más que de familiaridad y camaradería, como de compartir ciertos objetivos comunes: el enfrentamiento franco y directo con el orden legal.

Ciertamente, las revoluciones auténticas, tanto más que las parodias de revolución, implican una ruptura con un orden establecido con el objetivo de sustituirlo por otro, considerado más justo o apropiado a los tiempos por venir.

REVOLUCIONARIOS Y DELINCUENTES COINCIDEN
AL MARGEN DE LA LEY

Así que revolucionarios y delincuentes coinciden al margen de la ley, temporalmente al menos, tejiendo lazos de complicidad tanto en la cárcel como en la clandestinidad, perseguidos por un enemigo común, las fuerzas policiales.

Tampoco difieren en sus métodos, porque los revolucionarios echan mano de los procedimientos del hampa para proveerse de recursos, realizar actos de terrorismo y propaganda. Esto va desde la máscara, el disfraz, el cambio de nombres, el uso de armas de fuego y explosivos, ejecución de robos, atracos, secuestros, extorsión, chantaje, que califican como expropiaciones o impuestos revolucionarios, según sea el caso.

EL DESPRECIO ‘REVOLUCIONARIO’ A LOS ESCRÚPULOS
MORALES

Es proverbial en desprecio que profesaba Lenin contra los escrúpulos morales de los socialdemócratas que consideraban fatal para el prestigio del partido la asociación con elementos delictivos, lo que él calificaba de “prejuicios pequeño burgueses”. En cambio, mostraba una exultante satisfacción ante el descaro de los bandidos, que no pretendían vínculo alguno con la “buena sociedad”.

Absolutamente todos los partidos leninistas han conservado esta actitud como una cuestión de principios. Adoptan no sólo los métodos sino también la mentalidad del hampa, en particular, el repudio de la delación como la peor transgresión al código profesional, unido a la devoción por la mentira, sobre todo para negar los propios crímenes (negacionismo).

Por su parte, la sociedad decente no ha invertido ningún esfuerzo para evaluar el significado y las consecuencias de que un estado haya caído en manos de sujetos que se identifican con un alias, según los usos de los bajos fondos.

Esto sucedió en la URSS de Lenin y Stalin, por ejemplo, que significaba una ruptura con toda forma de respetabilidad, del buen nombre. No se crea que estos eran sobrenombres familiares. El de Vladimir Ilich sería “Volodia”, pero en verdad lo obtuvo en la clandestinidad; Stalin obtuvo el suyo en la cárcel.

Por el contrario, los demócratas de todo el mundo consideraron esto como una forma de acercarse a los modos populares, considerando de lo más apropiado encontrar un sobrenombre que los comunique con “el pueblo”, como “Lula”.

UNA VEZ EN EL PODER LOS REVOLUCIONARIOS SUCUMBEN A LA PARADOJA DEL LADRÓN

Una vez alcanzado el poder, los revolucionarios sucumben a la paradoja del ladrón, que ahora exige respeto por la propiedad privada sobre lo que se ha robado. Deben establecer un orden nuevo, una nueva legalidad y ésta impone al delincuente la disyuntiva de asimilarse o volver a sus habituales andanzas, para ser perseguido por sus antiguos camaradas.

En Venezuela no se encuentra rasgo alguno que permita definir al proceso como “revolución”; en cambio, si hay muchos para identificarlo como una cleptocracia, un simple gobierno de ladrones.

LO GRAVE DE LA LUCHA POR EL BOTÍN ES QUE PUEDE SERVIR
PARA CONSOLIDAR EL RÈGIMEN NO PARA DEPONERLO

Es previsible que la lucha por el botín produzca alguna convulsión. Lo grave es que no sea para deponer al régimen, sino para consolidarlo.

Luis Marín
01-12-09

Trabajo presentado en la Cátedra Pío Tamayo, en el foro del lunes 30 de noviembre del 2009, realizado en la Sala "E" de la Biblioteca Central de la UCV.

LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA de Juan Páez Ávila

Desde hace más de una década el gobierno de Hugo Chávez ha venido implementando diferentas políticas sociales, económicas y represivas que le han impedido a la oposición instrumentar una alternativa democrática que agrupe a todos los sectores de la población que han sido víctimas de esas políticas, y abrirle al país una posibilidad real de cambio, hasta que después de esa larga y negativa experiencia comienza a dar pasos hacia una posible victoria en las próximas elecciones.
Las últimas resoluciones de la Mesa de la Unidad con la participación de los partidos políticos de la oposición y representantes de diferentes agrupaciones de la sociedad civil, relacionadas con la metodología para escoger los candidatos a la Asamblea Nacional y la garantía de que habrá candidatos unitarios, revelan que después de una prolongada discusión en la que seguramente predominó la experiencia de diferentes elecciones realizadas en nuestro país y en otros del continente americano e incluso de Europa, la dirección política, que busca un cambio de rumbo fundamental, puede convertirse en una verdadera alternativa democrática.
Esta primera decisión unánime de quienes tienen la máxima responsabilidad en la conducción de la sociedad democrática., comienza a despejar algunas dudas acerca de la capacidad de los venezolanos para comprender el momento difícil, por el cual atraviesa el país después de más de 10 años de destrucción de las instituciones de la democracia representativa, sin poder crear otras de carácter participativo y protagónico, como se le ofreció y estampó en la Constitución Nacional de 1999.
Las violaciones a la Constitución vigente, por parte del Presidente de la República con anuencia de otros Poderes Públicos que se le subordinan, demuestra la tendencia autoritaria del Jefe del Estado y los peligros que corremos los venezolanos de que se instaure un régimen militarista, que imponga verticalmente un pensamiento único, una voluntad única desde Miraflores, si la misma sociedad venezolana no es capaz de oponerle una alternativa democrática. Por eso la trascendencia de la resolución de la Mesa de Unidad de abrirle a Venezuela una real oportunidad de cambio, presentando candidatos unitarios en las próximas elecciones.
Y aunque el mandado no está hecho, no sólo porque se requiere ejecutar esa política en cada Estado del país, donde algunas aspiraciones individuales, legítimas en muchos casos, no vean con claridad y madurez el problema nacional, que si bien la mayoría de los encuestados manifiesta inconformidad con las políticas del gobierno, Chávez y el chavismo son derrotables, todavía no están derrotados, hasta que se cuenten los votos. Los dirigentes regionales requieren visión de país, unidad y amplitud para el triunfo.
Las planchas y los candidatos a los circuitos electorales, además de ser plurales, deben reflejar una imagen de unidad, de políticos, empresarios, estudiantes, sindicalistas y académicos, hombres y mujeres de prestigio y reconocida probidad y coraje para enfrentar las amenazas y la represión policial y judicial oficialista.