45 días de operaciones alcanzarán los dólares


Ecoanalítica prevé altos niveles de desabastecimiento y problemas operativos. El Gobierno conminó a los bancos a vender sus bonos en divisas a través del sistema y de acuerdo con el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, se trata de 2 mil millones de dólares que a un ritmo de 44 millones diarios cubrirían unos 45 días de operaciones.

Los bonos de la banca privada alimentan al Sitme
La alcabala
La demanda diaria de divisas a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda extranjera (Sitme) crece a paso firme y de un volumen de tan solo 4,9 millones el pasado 9 de junio se ha ubicado en 44,22 millones al cierre del 25 de junio. Empresas y particulares adquieren dólares a través del Sistema que administra el Banco Central comprando con bolívares bonos en divisas que luego revenden en el exterior, el problema es que la oferta de bonos es limitada. El Gobierno conminó a los bancos a vender sus bonos en divisas a través del sistema y de acuerdo con el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, se trata de 2 mil millones de dólares que a un ritmo de 44 millones diarios cubrirían unos 45 días de operaciones. Una vez agotados los bonos de la banca el Gobierno tendría que emitir nuevos bonos, incrementando la deuda en divisas de la República, permitir que Pdvsa venda dólares a través del Sistema o recurrir a las reservas internacionales. La deuda en dólares del país registra un salto de 119% desde 28 mil 138 millones en 2004 hasta 61 mil 626 millones en 2009, por lo tanto, el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, quiere disminuir las emisiones de papeles. La posibilidad de recurrir a las reservas internacionales no es clara. Por los traspasos al Fonden y los desembolsos para cubrir las autorizaciones de Cadivi, el tanque de divisas del Banco Central de Venezuela acumula un descenso de 29,7% en el año. Para que Pdvsa venda dólares a través del SITME se requiere, además de una reforma legal, que el Ejecutivo acepte recibir una cantidad inferior de divisas en una serie de fondos que maneja directamente como el Fonden. En un reporte sobre el SITME Ecoanalítica afirma que "el éxito del nuevo sistema está supeditado a la inclusión de Pdvsa en el esquema de reparto". Tres etapas Ecoanalítica considera que durante los próximos tres o seis meses el SITME "funcionará con retrasos y fuertes problemas operativos, dada su complejidad" y prevé "altísimos niveles de desabastecimiento e importantes problemas logísticos para el sector privado". Una vez superado este período comenzará una segunda etapa donde "mejora la operatividad, viene algo de flexibilidad para repatriación de ganancias de empresas nacionales, se incorporan al Sistema Pdvsa y Fonden". En la tercera etapa Ecoanalítica pronostica "cero barreras para que operen personas naturales y jurídicas, eliminación de las bandas, principalmente el mercado es abastecido por Pdvsa, Cadivi queda para sectores prioritarios". "Nuestra recomendación para las empresas es que participen en el nuevo sistema, independientemente de la evolución de su relación con Cadivi. Igual sugerencia hacemos a las personas naturales, dada la evolución de las tasas de interés, el endeudamiento en bolívares sigue siendo una opción válida", dice Ecoanalítica. El cerco El SITME solo permite que los particulares compren dólares para viajes, el envío de remesas y el pago de estudios en el exterior; es decir, si una persona vende su apartamento o el carro no podrá cambiar a divisas estos bolívares, obligatoriamente tendrá que dejar su capital en Venezuela. Esta opción no es nada atractiva. En los últimos doce meses los precios registran un salto promedio de 31% y lo máximo que paga la banca a los depositantes es una tasa anual de 15%, la Bolsa de Valores de Caracas no presenta opciones atractivas en una economía donde el sector privado se desdibuja e instrumentos de inversión como los mutuos han sido eliminados por las autoridades. Lo previsible es que aumente el consumo ante el poco incentivo para el ahorro.

El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario