Juan Manuel Santos condena que el régimen de Maduro acoja a desertores de las FARC

Santos presenta 'La batalla por la paz' / Foto: ALN
María Rodríguez (ALN).- “Colombia tiene mucho que ganar o que perder según lo que suceda en Venezuela”, dijo el expresidente colombiano Juan Manuel Santos este martes en Madrid. Subrayó que es “totalmente condenable” que los desertores de las FARC se refugien en Venezuela. Santos viajó a España para presentar la obra La batalla por la paz.
Santos presenta 'La batalla por la paz' / Foto: ALN


“Para nadie es un secreto que los desertores de las FARC usan la frontera con Venezuela [para refugiarse]. Les da cabida el gobierno de Nicolás Maduro. Eso es totalmente condenable”. Así respondió este martes en una rueda de prensa en Madrid el expresidente de Colombia y Premio Nobel de la Paz 2016 Juan Manuel Santos a una pregunta del diario ALnavío sobre que los disidentes de la exguerrilla se refugien en territorio colombiano.
Más si cabe cuando Hugo Chávez y el propio Maduro tuvieron “su aporte para la paz” en Colombia, tal como subraya -y agradece- Santos en la obra La batalla por la paz. Un relato que se vale de memorias personales del expresidente para explicar “el tortuoso devenir de una nación, durante mucho tiempo resignada a la guerra, que descubre el despertar de la paz”.
Santos presenta en Madrid La batalla por la paz
Santos viajó a Madrid para presentar en la Casa de América esta obra. El exmandatario dedica un capítulo a las relaciones diplomáticas con Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Hace hincapié en que, en época de Chávez, Venezuela ya era el santuario de los miembros de las guerrillas colombianas.
“Yo sabía -como todos sabían- que Chávez era más cercano a las guerrillas que a las instituciones democráticas colombianas. De hecho, las FARC y el ELN consideraban al suelo venezolano como una especie de santuario donde podían descansar, curar sus heridas, y planear ataques contra la fuerza pública colombiana y nuestra infraestructura energética y de transporte”, explica el mandatario en el libro.
“Pero también era consciente de que una confrontación abierta con Venezuela no sólo sería inútil sino extremadamente peligrosa y dañina para nuestros pueblos”, continúa el relato.

El día que Juan Manuel Santos le gritó por teléfono a Nicolás Maduro

Leer más
Así lo pensaba en su etapa como ministro de Defensa de Álvaro Uribe, y así lo piensa ahora. En Casa de América Santos dijo que espera que se encuentre “una solución rápida a la situación venezolana”. Y es que “Colombia tiene mucho que ganar o que perder según lo que suceda en Venezuela”, resaltó el expresidente.
Cuando Santos asumió la Presidencia de Colombia en 2010, apostó por ser pragmático. “Era preferible construir una relación constructiva con Chávez, en beneficio de la paz de Colombia, que tenerlo cada día atacando a nuestro Gobierno y nuestra nación en cada escenario posible”, subraya el expresidente en el libro.


Esto no quita ese agradecimiento a Chávez y a Maduro por sus “aportes” a la paz. “La presencia de Maduro en La Habana el 23 de junio de 2016, cuando se protocolizó el acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo, y en Cartagena el 26 de septiembre del mismo año, cuando se firmó el acuerdo final de terminación del conflicto con las FARC, fue bienvenida y respondió a un reconocimiento por su apoyo al proceso”, destaca Santos en el libro.
Ahora bien, “nunca estuve ni podré estar de acuerdo con la supresión de las libertades y la violación de los derechos ciudadanos en Venezuela, ni en ningún lugar del mundo”, zanjó el expresidente en el libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario