Un país que no deja de protestar, por Naky Soto


Durante el primer semestre de 2019, en Venezuela se registraron un total de 10.477 protestas de calle. El dato es del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs) y supone un promedio de 58 manifestaciones diarias, siendo las reivindicaciones políticas y sociales los temas que convocaron a más personas. El número de protestas tuvo un incremento de 97% en comparación con el mismo período del año 2018 y para el Observatorio, la cifra “pone en evidencia la gravedad de la emergencia humanitaria compleja” y muestra cómo los derechos humanos “son cada vez más vulnerados sin que existan mecanismos efectivos para su reivindicación”. 4.777 protestas correspondieron a exigencias por el derecho a la participación política, 4.169 por el derecho a la vivienda y a los servicios públicos, 1.587 por los derechos laborales y 697 por el derecho a la alimentación. El informe resalta que aumentaron las protestas en sectores populares como consecuencia del colapso de los servicios públicos, amén de las limitaciones para acceder a medicinas y alimentos. Una vez más, la ONG registra el aumento de la represión y el “uso de grupos de exterminio para reprimir” conformados por las FAES, Guardia Nacional y colectivos paramilitares.


Hablemos de otros DDHH

Este lunes la gente de Cecodap presentó su informe “Vulneración del derecho a la identidad de los niños, niñas y adolescentes en Venezuela”, que resume las dificultades para obtener certificados de nacimiento, cédulas de identidad, y por supuesto, pasaportes, el documento de más compleja y costosa emisión. En palabras de su coordinador, Carlos Trapani: “El Estado en Venezuela no solo mata a los niños recién nacidos por la carencia de medicamentos, además, mata a los niños civilmente al no garantizar su identificación al nacer”. Hoy además la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) divulgó un informe que prueba cómo el número de personas subalimentadas creció en América Latina en los últimos años, debido al deterioro de la seguridad alimentaria en Venezuela “donde la prevalencia de la subalimentación aumentó casi cuatro veces, de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018”, eso supone que 6,8 millones de venezolanos no pueden proveerse de suficientes alimentos. Por otra parte, frente a la sede del PNUD en Caracas, diversas ONG defensoras de DDHH realizaron una protesta para denunciar la tortura en Venezuela y presentaron una solicitud a los delegados de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, para que verifiquen las condiciones físicas y psicológicas de los presos políticos.

Presos políticos

Mientras Nicolás anunciaba los nuevos jefes de regiones estratégicas para “fortalecer todo el apresto operacional” de la Fuerza Armada, los familiares de diversos presos políticos y víctimas de la represión del Estado narraban sus casos: Yudith Pérez, madre de la clarinetista Karen Palacios (presa en el Inof por tuitear), denunció el cuadro psicológico y físico de su hija, quien tiene su boleta de excarcelación desde el 28 de junio, pero el Estado no ha respetado este mandato. Por su parte, el abogado Abraham Cantillo denunció el deterioro de salud de Aidismar Quintero (20 años), quien lleva más de 170 días detenida por participar en una protesta para exigir mejoras en los servicios públicos. La madre de Rufo Chacón, Adriana Parada, aseguró hoy que su hijo no se adapta a la pérdida de la visión, demandando al Gobierno de Nicolás pasaportes para salir del país y asegurando que, a pesar del hostigamiento que ha sufrido hasta ahora, no permitirá que el caso de su hijo, al que la policía le disparó perdigones a la cara, quede en el olvido.

Entonces, el diálogo en Barbados

A pesar de la detención de dos personas del equipo de seguridad del presidente encargado, Juan Guaidó, presuntamente por intentar vender cinco fusiles, evento que Guaidó calificó como un secuestro, la delegación opositora volvió a Barbados a continuar con la negociación auspiciada por Noruega. El ministro de Comunicación de Nicolás, Jorge Rodríguez, dijo que llevaría a la isla las “pruebas” sobre la acción del equipo de Guaidó, y este lunes colgó un video para asegurar que su norte es “un diálogo permanente para la paz, para la convivencia pacífica y la resolución constitucional y democrática de las controversias políticas y sociales”, salpimentando su manido cinismo con la afirmación de que el chavismo sigue la palabra del Papa, quien pidió a las partes implicadas alcanzar cuanto antes un acuerdo que termine con el sufrimiento de los venezolanos. Una vez más, las redes se plagan de rumores y demandas, de protestas por considerar esta nueva oportunidad como un ejercicio estéril. El chavismo hace todo lo posible para confirmar que no harán concesiones, que su voluntad no es hallar una solución y que la oposición “engaña” a los ciudadanos al continuar con este trámite. Mientras tanto, algo tan grave como la venta de otra tonelada de oro el pasado 12 de julio (alrededor de $40 millones), pasa por debajo de la mesa aunque esté reduciendo aún más las reservas del país,

Movimientos en el tablero

– Juan Guaidó afirmó que trabajará de manera cooperativa junto a Grecia, tras sostener una conversación telefónica con el primer ministro Kyriakos Mitsotakis.
– Los ministros de Exteriores de los países que integran el Grupo de Lima se reunirán en Buenos Aires el próximo 23 de julio, adelantándose a la que se celebrará en Perú el próximo 6 de agosto para tratar la crisis en Venezuela.
– El canciller español, Josep Borrell, instó a la Unión Europea a imponer sanciones selectivas contra los responsables de la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, defendiendo medidas restrictivas “para las personas que se han visto involucradas en lo que podemos llamar torturas seguidas de muerte de una persona (…)Si están identificadas, hay que establecer sanciones contra ellas”, dijo Borrell, aclarando que las sanciones no pueden ser un instrumento que perturbe la esperanza que ha levantado el proceso de Oslo, considerando prioritario que este proceso continúe.
– Borrell también afirmó que respalda el informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; afirmó que la legitimidad del Gobierno de Nicolás está cuestionada, enfatizando que, les guste o no, Nicolás mantiene el control de la Administración y del Ejército.
– Por unanimidad, el Parlamento del Mercosur (Parlasur) aprobó invitar a la alta comisionada Michelle Bachelet para conversar sobre varios temas, incluyendo el informe sobre Venezuela.
-El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, inició una visita a Estados Unidos para tratar asuntos relacionados con el acuerdo de paz y con la crisis venezolana en reuniones con altos funcionarios, incluyendo al secretario de Estado Mike Pompeo, al asesor de seguridad nacional, John Bolton, y al representante especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams.

Con todo, en esta versión de país, hoy lunes comenzó el Caracas Startup Week, donde muchas personas compartirán en más de 160 actividades sus conocimientos a favor del emprendimiento y la empresarialidad en Venezuela. Siempre hay gente con prospectiva, hay gente que sigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario