El chavismo se paró de la mesa, por Naky Soto



Twitter: @Naky

Como represalia a la orden ejecutiva que el lunes pasado emitió el presidente norteamericano Donald Trump, Nicolás decidió la noche de este miércoles no enviar a su delegación a la siguiente ronda del diálogo que se celebraría este jueves y viernes en Barbados. El comunicado divulgado por el ministro Jorge Rodríguez argumenta que han “notado con profunda indignación que el jefe de la delegación de la oposición, Juan Guaidó, celebra, promueve y apoya” las sanciones. Concluye el comunicado advirtiendo que el chavismo se dispone a revisar los mecanismos del proceso con Noruega “a fin de que su continuación sea realmente efectiva y armónica con los intereses” del pueblo. El martes, el canciller Jorge Arreaza afirmó que Nicolás le dijo que “ni mil Trumps, ni cuatrocientos Boltons, ni trescientos Pompeos, ni trescientos Guaidós, van a lograr que nos levantemos de la mesa de diálogo», pero, el chavismo se paró de la mesa, decidieron darle la razón a Bolton.


En la calle, ¿con el pueblo?

La marcha chavista para repudiar la orden ejecutiva de Trump que congela en EEUU los activos del gobierno venezolano y prohíbe las transacciones con él, fue, como ya es costumbre, una marcha de empleados públicos y autoridades bien escoltadas, pero sin pueblo. Hubo declaraciones memorables como la de Pedro Carreño: “Nunca se había visto un saqueo tan grande, ni siquiera en la época de los piratas”, que resultó autodescriptiva antes que acusadora, pero amén de eso y la cobertura de medios oficiales, el acto pasó sin pena ni gloria. Cerraron en el Panteón Nacional conmemorando el Bicentenario de la Batalla de Boyacá, con las intervenciones del presidente de la Asociación de Colombianos en Venezuela, Juan Carlos Tanus, denostando del gobierno de su país de origen; del rector de la Universidad Militar Bolivariana, Félix Osorio, con una revisión histórica de los años de guerra que hicieron falta “para expulsar al imperio español” y finalmente, con el testimonio de Nicolás.

La Boyacá de Nicolás

En cadena de radio y televisión, Nicolás dividió su intervención entre la necesidad de agredir al presidente de Colombia, Iván Duque, y la obligación de exaltar la procura de Bolívar, solo para compararla con la suya. Definió al gobierno de Duque como “pro imperialista, oligárquico y entreguista” e informó este par de datos: según él, hay casi 6 millones de colombianos viviendo en Venezuela, y en 2019 “más de 250.000 colombianos se están viniendo”, en pleno éxodo venezolano. Con esa idea, sostuvo que el país debe otra vez “ir a la vanguardia de la liberación y la independencia del continente”, y le pidió a su audiencia sentirse orgullosa del “ataque de un imperio que pretende colonizar con la doctrina Monroe”. Habló de desprecio, racismo, odio, patios traseros; habló de bayonetas y fusiles, solo para volver una y otra vez a su idea de dignidad y soberanía. Nicolás anunció que el próximo sábado celebrarán una “jornada mundial de protesta”, pero nada dijo de su decisión de pararse de la mesa, ¿por qué?

Un canal independiente

Este miércoles la vicepresidente de Nicolás, Delcy Rodríguez, mintió al denunciar que un barco cargado de soya con destino a Venezuela estaba retenido en el Canal de Panamá, “en atención al criminal bloqueo impuesto por Donald Trump”, escribió en Twitter. Poco después, la Autoridad del Canal de Panamá negó la retención: “El Canal de Panamá informa que todos los tránsitos programados se realizan con absoluta normalidad y sin contratiempos. Ningún buque se encuentra retenido como ha circulado en redes sociales durante el día de hoy”. Delcy salpimentó la denuncia afirmando que el dueño del barco “fue informado por la empresa aseguradora” de que no podía traer la carga, culpando a EEUU de “impedir el derecho a la alimentación” de los venezolanos y exigiendo a las Naciones Unidas “detener esta grave agresión”. Desmentida, Delcy comprueba el alcance de un canal independiente, uno que no puede censurar. Eso sí, queda por resolver la solicitud de castigo del ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

El no país

– Esta tarde, Diosdado Cabello informó que “Venezuela no enviará ni una gota más de petróleo a EEUU”, y que el chavismo se defenderá de las nuevas sanciones “con lo que tengamos y con lo que sea”.
– Bloomberg afirma que un contratista chino (Wison Engineering Services Co.) acordó reparar las principales refinerías de Venezuela a cambio de productos derivados del petróleo, incluido el diesel: “La compañía china no ha completado un contrato que ganó en 2012 para revisar la refinería de Puerto la Cruz. Los ingresos de Wison en Venezuela cayeron un 72% el año pasado”, dice el artículo.
– El ministro para Hábitat y Vivienda de Nicolás, Ildemaro Villarroel, anunció que llegaron al “hito histórico de 2.738.474 viviendas entregadas”, aunque el sector construcción reporte una contracción del 95%. Prometió que próximamente arribarán al país materiales de construcción para llegar a 3 millones. Ojalá no vengan por el Canal de Panamá.
– Organizaciones universitarias y de derechos humanos manifestaron su profundo rechazo ante la solicitud del Consejo Nacional de Universidades (adscrito al Ministerio para la Educación Universitaria), de iniciar una investigación penal en contra de los rectores de las Universidades Nacionales, como represalia a su reconocimiento a la presidencia encargada de Juan Guaidó, y por haberse rehusado a reconocer a Nicolás como condición para liberar los fondos públicos de las universidades.

¿Más represión?

Nicolás confirmó a través de una llamada telefónica al programa Con El Mazo Dando que abandonaron las conversaciones de Barbados: “Creo que no hay caso de que un presidente dialoga con quienes le ponen una bomba, quienes le sacan armas. No hay caso”, dijo, añadiendo que “en esas condiciones” no van a dialogar. “Vamos a activar una contraofensiva con la ANC, ¿quieren batalla? Bueno, vamos a la batalla”, dijo Nicolás, asegurando que ya Jorge Rodríguez habló con las autoridades de Noruega. Cabello afirmó que la ANC se “reserva todas las acciones que tenga que ejecutar” para responder a las sanciones: “Decimos que si la pelea es peleando, nosotros vamos a pelear”, alertó. Por su parte, el diputado Stalin González, miembro de la delegación opositora, tuiteó: “Llevan días diciendo que creen en la paz y en el mecanismo de Oslo y a las primeras de cambio le temen a la posibilidad de un verdadero cambio político en el país”, afirmando que seguirán trabajando para buscar el fin de la crisis. “Los venezolanos merecemos una solución urgente y expedita a la crisis. Nuestro compromiso está demostrado”, sentenció González.

Otros movimientos en el tablero

– El secretario de estado norteamericano, Mike Pompeo, emitió un comunicado en el que reitera que la orden ejecutiva “está dirigida específicamente al régimen de Maduro y aquellos que lo apoyan”, reforzando las excepciones para transacciones relacionadas con actividades humanitarias.
– Suiza actualizó la lista de funcionarios venezolanos sancionados por atentar contra la democracia y socavar el Estado de derecho. Además, ratificó la prohibición de provisión de armamento y bienes represivos y de equipos con fines de vigilancia. A los funcionarios sancionados se les prohíbe el ingreso y la residencia a ese país y realizar transacciones financieras.
– La Unión Europea recordó que está en contra de la aplicación extraterritorial de medidas restrictivas. El vocero comunitario recordó también que la UE está dispuesta a “expandir más sus medidas selectivas” contra personalidades si no hay resultados concluyentes en las negociaciones de Barbados.

La Sociedad Interamericana de Prensa dio a conocer la lista de ganadores de su premiación anual a los mejores trabajos de comunicación. Nuestra crisis migratoria narrada por La Nación de Argentina, “Memorias del exilio: qué se llevan de recuerdo los que huyen a pie de Venezuela», ganó el premio a la Cobertura Noticiosa en Móviles. En la categoría Crónica ganó Luisa Salomón (Prodavinci) con su trabajo «Mi secuestro»; en Derechos Humanos ganó «Voces del Desamparo», un trabajo de El Pitazo, con Runrunes y Tal Cual; mientras que el portal La Vida de Nos obtuvo mención en la categoría Periodismo Universitario por «Cuando los 25 del 350 fuimos uno solo».

No hay comentarios:

Publicar un comentario