Pese al discurso político, el diálogo de Noruega parece continuar bajo la mesa



Participantes del proceso aseguran que, entre chavismo y oposición, aún hay áreas comunes que «valen la pena explorar»

Después de que Estados Unidos aplicara sanciones sobre el gobierno de Venezuela, que incluyen la congelación de cuentas bancarias y prohibición a empresas norteamericanas de establecer acuerdos comerciales con particulares relacionados con el chavismo, Nicolás Maduro decidió suspender el diálogo que se llevaba a cabo en Barbados, mediado por Noruega.
A pesar de que la reacción de Maduro fue contundente, al no enviar a su delegación a una jornada que ya estaba pautada para iniciar el día siguiente, todo parece indicar que la negociación no ha terminado. Por el contrario, bajo la mesa y lejos de la prédica que practican los voceros oficialistas en cada discurso, las conversaciones seguirían en pie.


De acuerdo con fuentes de Bloomberg cercanas al proceso, las delegaciones, tanto de chavismo como de oposición, mantendrían en pie la propuesta de realizar elecciones parlamentarias y persidenciales en un plazo de uno o dos años.
En este sentido, aseguran que los representantes designados por Guaidó se mantienen dispuestos a hablar, mientras que Estados Unidos no quiere provocar un colapso total de las negociaciones, a pesar de que el asesor de seguridad, John Bolton, dijese que «el tiempo del diálogo acabó».
En efecto, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, declaró posteriormente que no criticaría la participación de Guaidó en la negociación, ni la mediación de Noruega.
De hecho, las negociaciones serían, por los momentos, el único camino contemplado. Además, participantes del proceso aseguran que entre chavismo y oposición hay áreas comunes que «valen la pena explorar», según citó Bloomberg.
Por otra parte, Noruega también tiene fe en que se retome el diálogo. El diplomático Dag Nylander, jefe de los mediadores noruegos, sostiene que reprogramará la reunión cancelada de este jueves 8 de agosto según la disponibilidad de las partes.
«Tomo nota de que las reuniones programadas para esta semana en Barbados no tendrán lugar. Noruega está facilitando el proceso de negociación a solicitud de los principales actores políticos en Venezuela, y programa todas las reuniones en función de la disponibilidad de las partes», dijo.
Aclaró que sigue en contacto con ambas delegaciones para negociar la fecha de las próximas reuniones. Fue concluyente al decir que su trabajo de facilitación no ha concluido. En su lugar, «continúa bajo el principio de que a las partes les gustaría, y que hay perspectivas realistas de una solución negociada que pueda beneficiar al pueblo venezolano».
*Con información de Bloomberg / Voz de América

No hay comentarios:

Publicar un comentario