Una movida bancaria, por Naky Soto



Twitter: @Naky

La Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) impuso al Banco Occidental de Descuento (BOD) medidas administrativas de intervención por 120 días, en protección y aseguramiento de los fondos de los usuarios. Según la circular se busca evitar que se utilicen fondos de clientes venezolanos para paliar los problemas de las entidades de Panamá y Curazao. La intervención es prorrogable. El presidente del BOD, Víctor Vargas, negó la tarde de este jueves que la institución esté sometida a una intervención y aseguró que se encuentra en pleno funcionamiento: “Esta es solo una medida administrativa que tiene por finalidad supervisar a la institución financiera”, dijo Vargas, quien afirmó que esperan que la liquidación del Banco del Orinoco (Curazao) se dé en 60 días, mientras que sobre AllBank en Panamá, dijo que apenas representa el 4 % de los activos del Grupo Financiero BOD y que su paralización no los afecta, asegurando que el impacto en Venezuela de lo ocurrido con las entidades en Curazao y Panamá es nulo.

Convocado el TIAR, por Naky Soto



Twitter: @Naky

La Asamblea Nacional aprobó en julio el regreso de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para fortalecer la cooperación con los países de la región y elevar la presión contra Nicolás. Este miércoles, doce países integrantes del TIAR votaron a favor de convocar a los cancilleres de las 19 naciones signatarias del tratado para que aborden la crisis venezolana. El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo que la convocatoria demuestra que el gobierno de Nicolás tiene una “influencia desestabilizadora” en la región. Costa Rica, Chile y Perú intentaron infructuosamente incluir una enmienda para eliminar de manera explícita la acción militar entre las opciones que el TIAR dispone para abordar las crisis; aunque EEUU ha declarado que la invocación del tratado no persigue una acción armada sino establecer un marco jurídico dentro para ejercer más presión para generar un cambio democrático en Venezuela. La oposición venezolana prepara un expediente dirigido a los cancilleres en el cual argumentarán por qué se justifica invocar al TIAR, por qué la crisis en Venezuela constituye una amenaza a la paz del continente.

Ejercitarse para la guerra, por Naky Soto



Twitter: @Naky

Luego de anunciarlos el pasado 3 de septiembre y de activar una inédita “alerta naranja”, el gobierno de Nicolás inició este martes ejercicios militares con el despliegue de tropa y armamento en la frontera con Colombia. Aunque, los efectivos no ejecutaron acciones de combate ni practicaron tiros. La Fuerza Armada venezolana desplegó, además de los mensajes más cursis posibles en redes: baterías antiaéreas, vehículos blindados, lanzacohetes y un helicóptero. Los ejercicios se realizarán hasta el 28 de septiembre, como respuesta a una presunta "agresión" que el presidente colombiano Iván Duque trataría de emprender contra Venezuela. "Deben sonar las trompetas de la paz, no las de la guerra", escribió Nicolás, pero luego el audaz Pedro Carreño advirtió que “En 11 segundos, un sukhoi está en Bogotá”, asegurando tener las coordenadas de varios puntos clave, solo para enfatizar que ante una agresión militar, el chavismo atacará primero. He ahí pues la trompeta de la paz.

La tercera revisión de la ONU, por Naky Soto

 
Twitter: @Naky

Este lunes la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, presentó su tercer informe de actualización sobre la situación en Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos. Obedece así el mandato recibido en septiembre de 2018 de investigar qué ocurría en Venezuela y apunta tener resultado en unas tres semanas cuando finalice este periodo de sesiones. Entre los señalamientos realizados, la ONU teme que el espacio democrático se reduzca aún más en Venezuela en caso de que se apruebe una ley que criminaliza las actividades de organizaciones de DDHH que reciben fondos del extranjero. La amenaza ataca directamente a las ONGs que se han encargado de levantar informes, acompañar víctimas y elevar sus casos ante estas instancias.